Diario 5942 09.07.2020 | 17:26
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España.

Estados Unidos reduce el nivel de alerta para los viajes a Cuba

Para del 3 al 2 recomendando solo precauciones 24 agosto, 2018
  • EEUU ha rebajado el nivel de alerta para los viajes a Cuba del 3 al 2, pasando de aconsejar "reconsidera viajes" a "tomar precauciones"
  • El Departamento de Estado de EEUU ha reducido el nivel de alerta sin haber realizado ningún aviso previo
  • En enero el país norteamericano endureció la alerta debido a la denuncia de supuestos ataques 'sónicos' a sus diplomáticos en Cuba

El Departamento de Estado de los Estados Unidos ha reducido sin previo aviso el nivel de la alerta que pesaba desde enero pasado sobre los viajes de sus ciudadanos a Cuba y ahora incluye a la isla en el nivel dos de una escala prevista para determinar la peligrosidad de los destinos a los que pueden viajar los estadounidenses.

El sistema establece cuatro niveles, donde el uno es el de menor riesgo y el cuarto el de mayor peligrosidad. Hasta esta mañana, la Mayor de las Antillas se encontraba en el nivel tres con la orientación expresa de “reconsiderar los viajes”. El nivel dos, entretanto, orienta solo “ejercitar mayores precauciones”.

La decisión, puesta en práctica sin mediar cualquier explicación previa, ha sorprendido por la aun reciente aplicación de nuevas medidas diplomáticas contra Cuba que reducen a un año las misiones de los diplomáticos norteamericanos en la isla, una variante solo aplicada a zonas de conflicto y de alta peligrosidad y que fueron justificadas con la misma supuesta amenaza de “ataques” que aun se esgrime contra los viajes a la isla.

Washington cambió en enero pasado su antiguo sistema de alerta a un nivel tres, justificado en unos supuestos “ataques” contra el personal diplomático estadounidense en La Habana, spbre el que año y medio de investigaciones, tanto cubanas como estadounidenses, no han arrojado evidencia de los hechos alegados.

Imagen Estados Unidos reduce el nivel de alerta de viajes a Cuba
El nivel de alerta se ha reducido del 3 al 2. Foto: Hosteltur.

La alerta de este jueves no ofrece detalles del por qué se decidió mejorar la categoría cubana, pero sí mantiene referencias a los “ataques contra el personal de la Embajada de Estados Unidos en La Habana”. Las autoridades cubanas critican la permanencia de la palabra “ataque” en la posición oficial estadounidense, pues carece de evidencias que la respalden. La nueva alerta reconoce, sin embargo, que Estados Unidos “no ha podido identificar la fuente” de los supuestos incidentes.

Varios medios digitales cubanos destacan hoy que a pesar de las medidas unilaterales tomadas por la administración de Donald Trump para fortalecer el bloqueo y limitar los viajes entre ambos países, en el 2017 se registró un aumento de las visitas de estadounidenses. Según cifras oficiales del Ministerio de Relaciones Exteriores, entre enero y noviembre del año pasado viajaron 579 288 personas desde Estados Unidos, para un aumento del 248,7 % en relación con el 2016.

También un comunicado del grupo de acción contra el bloqueo Engage Cuba, tras celebrar la decisión de bajar la alerta de viaje señaló que “tenemos la esperanza de que el Departamento de Estado revertirá pronto la reducción de su Embajada en La Habana para proteger mejor los intereses de los ciudadanos estadounidenses y cubanos”.

Por su parte Collin Laverty, presidente de Cuba Educational Travel, una agencia especializada en los viajes de intercambio entre los dos países dijo que la decisión es “una bocanada de aire fresco en un proceso altamente politizado de confusión, ansiedad y especulación que ha conducido a medidas excesivas por parte del Departamento de Estado”.

Esta tarde el diario cubano Granma, en su versión digital, vincula la reciente decisión del Departamento de Estado a los resultados de un estudio del Servicio de Investigaciones del Congreso de los Estados Unidos a propósito de los vínculos diplomáticos entre ambos países.

Entre los inconvenientes provocados por tales medidas, el memorando del Servicio de Investigaciones del Congreso refiere que la mayoría de los cubanos solicitantes de visa deben recurrir a una embajada o consulado norteamericano en otra nación y, como resultado, les resulta más complejo visitar a sus familiares en Estados Unidos. Al mismo tiempo, se dificultan los viajes de personas del sector privado y algunos grupos culturales han tenido que cancelar sus presentaciones.

A pesar del acuerdo migratorio de 1994 entre ambas naciones, que establece la entrega de no menos de 20 000 visas anuales por parte de Washington, en los primeros nueve meses del 2018 se han concedido menos de 4 000 visas de inmigrantes.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.