Diario 5515 23.02.2019 | 15:56
Hosteltur: Noticias de turismo
A las 3 serán las 2

Comienza la temporada de invierno: esta noche hay que retrasar los relojes

La Comisión Europea quiere eliminar el cambio horario en 2019, pero los Estados podrían pedir que la medida se aplace hasta 2021 27 octubre, 2018
  • La Comisión Europea se ha propuesto que la eliminación del cambio de hora sea una realidad en octubre de 2019
  • Los Estados miembros de la UE tendrán que decidir en abril si se quedan de forma permanente con el horario de verano o el de invierno
  • Una encuesta impulsada por la Unión Europea concluye que el 80% de los ciudadanos quiere mantener el horario de verano todo el año

En la madrugada del sábado al domingo habrá que retrasar los relojes una hora. Es decir, a las 3.00 serán las 2.00. El cambio horario viene impuesto por una directiva europea que establece que se lleve a cabo el último domingo de octubre para la temporada de invierno. Sin embargo, este año podría ser la última vez que sea necesario hacer esta modificación, ya que la Comisión Europea ha propuesto eliminar el cambio de hora.

Hasta ahora, la directiva europea obliga a aplicar un régimen horario de verano y otro de invierno y un calendario común para las fechas y horas a las que debe comenzar y finalizar dicho horario en todos los Estados miembros.

Pero la Comisión Europea quiere que la eliminación del cambio de hora sea una realidad a partir de octubre de 2019 y ha dado un plazo de seis meses a los Estados miembros para que se pronuncien sobre el huso horario que adaptarán. Tendrán que decidir en abril si se quedan de forma permanente en el horario de verano o en el de invierno.

No obstante, los gobiernos de los Estados europeos se están planteado pedir el retraso hasta 2021, con el fin de disponer de más tiempo de adaptación. Esta cuestión se podría tratar el lunes en la reunión informal prevista en Graz (Austria) entre los ministros de Transporte de la UE.

El objetivo de la medida es aprovechar al máximo las horas de luz. Según las conclusiones de un estudio realizado por la Comisión Europea, esta iniciativa tiene impactos positivos no sólo sobre el ahorro energético sino sobre otros sectores como el transporte, las comunicaciones, la seguridad vial, las condiciones de trabajo y los modos de vida, la salud, el turismo o el ocio.

Sin embargo, otros estudios científicos señalan que puede tener efectos negativos en la salud, por lo que el Parlamento Europeo decidió llevar a cabo una encuesta entre los ciudadanos europeos y concluyó que el 80% se muestra partidario de suprimir este cambio.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.