Entrevista al secretario general de CLIA Europa

Robert Ashdown: “Europa es un mercado estratégico para la industria de los cruceros”

Los cruceros son un producto en expansión en Europa, pero que precisa de un buen conocimiento por parte de los agentes y apoyo para potenciar la entrada de cruceristas procedentes de los países emergentes.  La contribución económica de la industria en el continente es de 15.500 millones de euros anuales y se espera que siga creciendo en los próximos años.

¿A quiénes representa actualmente CLIA?

A la práctica totalidad de las navieras que operan a nivel mundial. Desde finales de 2012 hasta ahora, 11 asociaciones de la industria de cruceros  han pasado a integrar CLIA, la Asociación Internacional de Líneas y Cruceros. Estas fueron el Consejo Europeo del Crucero (ECC), Asociación de Cruceros de Asia (ACA), la Asociación de Pasajeros de Barcos (PSA / ACE), AFCC de Francia, ABREMAR de Brasil, la Asociación de Cruceros del Noroeste y Canadá (NWCCA), Asociación de Cruceros de Alaska (ACA) y el Consejo Internacional de Cruceros Australasia (ICCA) y Dutch Cruise Council, a los que también se unieron posteriormente CLIA Alemania y CLIA Bélgica y Luxemburgo. El objetivo de esta integración era operar bajo una organización común con una estructura unificada y una única voz que actuase como soporte de la industria. Tras la fusión, todas las asociaciones pasaron a formar parte de CLIA y a comienzos de 2013, con el objetivo de reforzar su presencia en un mercado tan importante como Europa se formó CLIA Europa.

¿Cuáles son los principales objetivos que se ha marcado la asociación para Europa?

Europa es un mercado estratégico para la industria de los cruceros.  En este sentido, tenemos muy claro que queremos continuar creciendo, aumentando nuestra presencia no sólo como lugar de destino, sino también como lugar de origen y para ello es fundamental incrementar el conocimiento que tanto los agentes de viajes como los consumidores tienen sobre los cruceros. El sector es complejo y resulta determinante darlo a conocer, especialmente en algunos mercados como es el caso de España.

Robert Ashdown.Robert Ashdown.

¿Qué resultados esperan para los próximos años?

Actualmente el entorno económico no es muy favorable. No obstante, la industria de cruceros es sólida y los datos lo demuestran ya que en 2012 hemos logrado cifras récord como en el caso de la contribución económica de la industria, que alcanzó los 15.500 millones de euros, lo que significa un 3,4% más que en 2011. Por ello, esperamos continuar ofreciendo datos positivos durante los próximos años. En este sentido, los astilleros europeos están actualmente trabajando en la construcción de 20 nuevos barcos, con una capacidad combinada de 60.000 pasajeros  y un coste total que supera los 10.500 millones de euros, que serán inaugurados entre 2013 y 2016. Esperamos que la demanda crezca en la medida que ofrezcamos un mayor número de alternativas. Así, la presentación de conceptos innovadores en el diseño de los barcos, la inclusión de nuevos destinos cada vez más exóticos así como las nuevas actividades a bordo y las actividades en tierra son algunos ejemplos de cómo la industria trata de satisfacer las necesidades de la demanda ofreciendo productos diferenciados.

¿Qué potencial de crecimiento hay en Europa?

Como hemos visto en estos últimos años, la tendencia es ascendente aunque, como es lógico, Europa cada vez es un mercado más maduro pero con un gran potencial de crecimiento. Nuestra cuota de mercado es muy baja. Al mismo tiempo esto requiere de un esfuerzo por parte de todos.  El sector de los cruceros trae a Europa cerca de un millón de pasajeros de fuera del continente que, sin duda, realizan una importante contribución económica en algunos países que están atravesando dificultades.  Todavía existe margen para incrementar el número de europeos que disfrutan de un crucero, existe un foco creciente de riqueza en las economías emergentes. Esta oportunidad de atraer más cruceristas de los países en desarrollo tiene un valor incalculable gracias a la riqueza de la cultura europea. Del mismo modo, también contribuye el hecho de que los viajes en crucero resultan una opción sostenible y única de visitar varios países europeos. Sólo es preciso imaginar el potencial de crecimiento dado que los países desarrollados únicamente representan el 15% de la población mundial. Nosotros, por tanto, continuamos  haciendo llamamientos a los responsables de las políticas y del desarrollo legislativo para que nos ayuden a liberar este potencial. Para ello les pedimos que simplifiquen el proceso de expedición de visados ​​turísticos para aquellos cruceristas de las economías emergentes que desean venir a Europa a disfrutar de un crucero.

¿Cómo será para España en concreto?

España afrontó en 2012 una segunda recesión pero, pese a esto, la contribución económica de la industria fue de 1.255 millones de euros. Lo que sitúa al país como cuarto mercado que más se beneficia económicamente en Europa. Esto muestra que España es una de las regiones estratégicas más importantes para la industria. Hay varios factores que hacen que estén cambiando las tendencias como, por ejemplo, la desestacionalización que está experimentando el sector. Si hacemos balance de los últimos cinco años vemos que España ha experimentado un crecimiento considerable. Desde 2008 la industria generado cada vez más empleos, pasando de 22.397 en 2008 hasta los 26.389 generados en 2012, lo que ha significado un incremento del 18%. Lo mismo ocurre con el desembolso de la industria, que ha aumentado un 16% en este mismo periodo. 

Puede leer completa la Entrevista a Robert Ashdown, secretario general de CLIA Europa en la edición de septiembre de la revista Hosteltur o descargar el pdf que aparece a continuación.

 

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.