Destinos competidores

Grecia teme una subida del IVA turístico a las puertas del verano

La temporada 2015 se complica por la crisis de la deuda

La industria turística de Grecia teme cada vez más la posibilidad de que se suba el IVA aplicado a la hotelería y la restauración o que el país entre en una situación de corralito. En la actualidad, el IVA que Grecia aplica a los viajeros que pernoctan en hoteles es del 6,5%, mientras que los clientes de restaurantes pagan un impuesto del 13%.

En las negociaciones para el pago de la deuda griega, el IVA es uno de los aspectos cruciales que el gobierno de Atenas está negociando con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europea.

Teóricamente, una subida del IVA que se cobra en el sector turístico permitiría a Atenas recaudar más dinero, lo que a su vez le permitiría ir pagando las deudas pendientes.

Sin embargo, la patronal turística griega representada por la Greek Tourism Confederation (SETE) advierte que el incremento del IVA sería contraproducente, ya que haría perder competitividad al destino y desviaría turistas hacia otros destinos más baratos.

"Italia, España y Francia tienen un IVA turístico del 10%. Turquía y Chipre incluso menos. Las Canarias ni tan solo tienen IVA. Si incrementamos este impuesto hasta el 13% o el 14%, prácticamente quedaríamos fuera del negocio", advierte el presidente de SETE, Andreas Andreadis.

Una playa en la isla griega de Mykonos. #shu#Una playa en la isla griega de Mykonos. Imagen Shutterstock

A perro flaco todo son pulgas. El consumidor europeo comienza a percibir que unas vacaciones en Grecia podrían complicarse si por ejemplo el país se declara en quiebra o se instaurase un corralito, con la conflictividad social que ello conllevaría. Ver también Grecia está cerca de un corralito, advierte Moody's.

De hecho, y según admite el presidente de la patronal turística de Grecia, "estamos recibiendo informes que apuntan a una caída de las reservas, especialmente desde Alemania".

Incluso algunos turoperadores exigen ahora incluir en los contratos una cláusula que les permita su rescisión en caso de que el Gobierno griego se declare en bancarrota. La medida afecta especialmente a los hoteles griegos.

Mientras, la salida de depósitos privados sufrida por los bancos griegos en los cuatro primeros meses de 2015 alcanzó los 28.162 millones de euros, según los datos del Banco Central Europeo (BCE), una cifra equivalente al 15% del PIB nacional.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.