Diario 5329 23.07.2018 | 02:03
Hosteltur: Noticias de turismo
Pide también ajustes fiscales adicionales

El FMI mejora sus previsiones para España pero exige más reformas

El organismo internacional destaca que persisten problemas estructurales 8 junio, 2015

El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que la economía española crecerá un 3,1% este año y un 2,5%, el próximo. Eleva así sus estimaciones de abril que vaticinaban un avance del 2,5% a finales del actual ejercicio y un 2% en 2016. Pero advierte que mantener el crecimiento exige nuevas reformas y más ajustes fiscales.

La economía española "ha rebotado con fuerza", lo que ha permitido un aumento del número de puestos de trabajo, impulsada por anteriores reformas, según el FMI. No obstante, reclama reformas estructurales y ajustes fiscales adicionales para sostener una recuperación capaz de generar empleo.

Entre otras medidas, insiste en que se apueste por una mayor flexibilidad tanto salarial como en los horarios de trabajo, o abaratar el despido indefinido para equipararlo al temporal, como medidas para mejorar el empleo. Propone también incrementar los impuestos especiales y medioambientales y dejar de aplicar el IVA reducido o superreducido a ciertos productos.

"El crecimiento ha sorprendido al alza", señala el organismo internacional en las conclusiones preliminares de su evaluación anual de la situación de nuestra economía. Destaca que un crecimiento del PIB del 3,1% en 2015 y del 2,5% en 2016 sitúa a España "muy por encima de la media de la eurozona".

En lo que va de año la institución dirigida por Christine Lagarde ha llevado a cabo una profunda revisión al alza de sus pronósticos de crecimiento para nuestro país, puesto que el pasado mes de enero sus perspectivas apuntaban a un crecimiento del PIB del 2% en 2015 y del 1,8% en 2016.

Christine Lagarde, directora gerente del FMI. #shu#Christine Lagarde, directora gerente del FMI. Imagen Shutterstock

En este sentido, el FMI destaca el impacto positivo de la firme implementación de medidas, que ha permitido el retorno de la confianza y de la inversión, así como el inicio de la recuperación del consumo.

Destaca también los factores externos que han actuado en favor de la recuperación, incluyendo la bajada de precios del petróleo, la depreciación del euro y la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE).

"Todo esto ha contribuido a rebajar los costes de financiación del Gobierno y a mejorar las condiciones financieras", destaca dicha institución. Sin embargo, advierte que, aunque se han creado más de medio millón de puestos de trabajo desde mediados de 2014, "más de cinco millones de españoles, muchos de ellos jóvenes, siguen sin empleo".

A pesar del ritmo actual de un crecimiento, el FMI advierte de que persisten vulnerabilidades y "profundos problemas estructurales", por lo que subraya la necesidad de adoptar esfuerzos adicionales con el fin de mantener un crecimiento robusto a medio plazo.

Recomienda a España aprovechar el actual momento de crecimiento para acometer reformas adicionales, puesto que tienden a ser más eficaces cuando se aplican en un entorno favorable.

Las conclusiones preliminares del informe señalan que "revertir las reformas anteriores crearía incertidumbre y podría paralizar la recuperación, especialmente si hay un deterioro del entorno exterior".

El FMI cree necesario que España continúe con el crecimiento a largo plazo y la reducción del endeudamiento privado, al tiempo que debe reforzar la confianza a través de un proceso de consolidación fiscal gradual y favorable.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.