Procedente del Aeropuerto de Glasgow

Escoceses borrachos obligan a desviar un vuelo de Ryanair a Ibiza

Un avión de Ryanair se vio obligado este martes a desviarse de su ruta entre la ciudad escocesa de Glasgow y la isla española de Ibiza para aterrizar en Francia, en el Aeropuerto de Beauvais, a unos 80 kilómetros de París; para dejar en tierra a 14 pasajeros escoceses en evidente estado de embriaguez, ante la imposibilidad de controlar a este grupo de borrachos que estaba poniendo en riesgo la seguridad del vuelo.

Así lo recoge una información del Noudiari de Ibiza, citando al diario francés Le Figaro.

Esta vez, la decisión del piloto fue firme sobre todo porque ya en el mes de agosto otro avión de la misma compañía aérea vivió una situación similar, cuando cubría otra ruta entre Escocia e Ibiza y, a pesar de que el personal amenazó con hacer escala en París para dejarlos, los 30 pasajeros totalmente borrachos se pelearon, simularon que violaban a las azafatas, golpearon a algún tripulante de cabina, causaron destrozos al mobiliario y casi lo conviertieron en un vuelo suicida. No obstante, el vuelo llegó a su destino, donde la Guardia Civil española subió a bordo del avión y se llevó esposados a los cabecillas del grupo y varias botellas que habían comprado en la tiendas de dutyfree en Escocia, antes de su salida a España.

Agentes de la Guardia Civil sacan del avión de Ryanair a un grupo de escoceses borrachos a su llegada a Ibiza, en un vuelo el pasado mes de agosto.Agentes de la Guardia Civil sacan del avión de Ryanair a un grupo de escoceses borrachos a su llegada a Ibiza, en un vuelo el pasado mes de agosto.

Ahora, en los sucesos de este martes, el piloto de Ryanair cumplió su amenaza y el avión se desvió a Francia, donde la policía francesa les hizo una recepción especial, escoltándolos en su salida del aparato que retomó su vuelo con el resto de los pasajeros.

Al parecer, estas travesías con el componente alcohólico, ya desde el aeropureto de salida, parecen repetirse muy a menudo entre grupos de pasajeros procedentes fundamentalmente del Reino Unido e Irlanda con destino a Ibiza.

Lo extraño es que el personal de Ryanair sea tan avezado para detectar cualquier exceso de peso en el único bulto de 10 kilogramos que permite la low cost irlandesa, o tan estricto con una niña de dos años, registrada en el libro de familia como establece la lesgislación española, a la que, por no portar pasaporte, no permite viajar y deja en tierra a toda su familia y, en cambio, le permita embarcar a un grupo de pasajeros en evidente estado de embriaguez y cargado de botellas (ver: Condenan a Ryanair por denegar el embarque a una niña de dos años y Ryanair incentiva al personal por captar pasajeros con exceso de equipaje).

Por el contrario, la aerolínea irlandesa Aer Lingus ha declarado ley seca exclusivamente en los vuelos de su ruta entre Dublín e Ibiza y realiza un registro extra a sus pasajeros para evitar que accedan al avión con alcohol adquirido en la duty free del aeropuerto de la capital irlandesa, según refiere eldiario.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.