Diario 5328 20.07.2018 | 14:59
Hosteltur: Noticias de turismo
Asamblea general de la OMT

Medellín: “Tenemos que prevenir desde ya que no nos pase como a Barcelona

El rechazo social al turismo, visto desde un destino emergente de Latinoamérica 15 septiembre, 2015

Medellín, convertida en el nuevo icono turístico de Colombia, recibió 549.000 turistas el año pasado. Está lejos, muy lejos, de los 7,5 millones de viajeros que pernoctan en hoteles de Barcelona. Ambas ciudades han colaborado e intercambiado experiencias en proyectos de transformación urbanística y social. De ahí que el alcalde de la ciudad donde se celebra esta semana la asamblea general de la OMT, Aníbal Gaviria, siga de cerca el debate sobre el modelo turístico de la capital catalana.

Durante un encuentro con periodistas, Gaviria explicó que uno de los seis clusters económicos de Medellín es el turismo de congresos y convenciones.

En los últimos cuatro años, la ciudad ha acogido 250 eventos nacionales e internacionales, lo que significó un aumento del 260% respecto a la legislatura anterior. Además, Medellín será la sede del Foro Económico Mundial, en junio de 2016.

“Queremos seguir consolidando Medellín como una ciudad donde se crea conocimiento y donde buena parte de Latinoamérica y del mundo se reúnen. Hotelería, comercio y restaurantes son el sector que más empleo genera y el que más crece en Medellín”, explica el alcalde de la ciudad.

Pero al mismo tiempo, Aníbal Gaviria ha seguido de cerca el debate sobre el modelo turístico de Barcelona.

“De forma unánime, los visitantes que vienen a Medellín reconocen que uno de los mayores activos, en términos de turismo, que tiene nuestra ciudad es la amabilidad, la apertura de nuestra gente con la que reciben al turista”.

“Esto parte de la base de cómo estuvimos encerrados 20 años atrás, cuando nadie venía por la violencia”, añade el alcalde de Medellín.

Por tanto, indica Gaviria, la situación no se puede comparar con Barcelona “y otras ciudades europeas que desde hace años reciben enormes afluencias de turistas” y donde comienza a surgir un rechazo social al turismo. Un rechazo debido a los efectos no deseados o externalidades negativas de la actividad turística.

“Aquí estamos viviendo distintas épocas respecto a Europa, donde el reto es cómo evitar que ese cansancio de los ciudadanos se convierta en un límite para el crecimiento y los ingresos por turismo”, indica el alcalde de Medellín.

El alcalde de Medellín,Ángel Gaviria, en el centro, durante una rueda de prensa ofrecida en el marco de la asamblea general de la OMT.El alcalde de Medellín,Ángel Gaviria, en el centro, durante una rueda de prensa ofrecida en el marco de la asamblea general de la OMT.

¿Y cuál es el desafío para Medellín? “Para nosotros, el reto es cómo prevenir desde ya, teniendo en cuenta la experiencia de esas ciudades europeas, esos vicios que puedan ir generando un cansancio entre los ciudadanos y que nos puedan hacer perder ese activo que tenemos, esa amabilidad, esa voracidad positiva con que los ciudadanos de Medellín reciben al visitante extranjero”.

Según añade Aníbal Gaviria, “creo que uno de los aspectos que va a contribuir a que los ciudadanos quieran mantener ese espíritu de atención a los turistas es que en primer lugar captan que el visitante agradece ese gesto de amabilidad y lo va a multiplicar en el mundo. Y en segundo lugar, ese turista viene a fortalecer nuestra economía, con un gasto de 200 a 300 dólares por día y visitante en el caso del turismo de eventos”.

Y en cualquier caso, concluye el alcalde de Medellín, “nuestra principal atracción es nuestra transformación social y desarrollo urbano. Somos visualizados como un laboratorio urbano viviente”.

Ver también El turismo crecerá dos dígitos en Colombia cuando se firme la paz así como los posts de Xavier Canalis:

Viaje a Medellín: primer contacto

Viaje a Medellín: del centro urbano a la selva

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.