Diario 5349 14.08.2018 | 23:22
Hosteltur: Noticias de turismo
Entrevista con el Director de operaciones de Carlson Rezidor para las Américas

Carlson Rezidor desvela su estrategia de crecimiento en Latinoamérica

20 octubre, 2015

Entrevista/ En las últimas semanas Carlson Rezidor anunció la introducción de una nueva marca en Latinoamérica: Radisson Red, con la que apuntan al mercado millennial. Javier Rosenberg, director de operaciones del grupo hotelero para las Américas dialogó con HOSTELTUR noticias de turismo sobre la importancia de crear nuevas marcas para atender las demandas del viajero, de los proyectos del grupo en la región y de las expectativas que genera el cambio de gobierno en Argentina, país en el que aún no tienen presencia.

¿Qué diferencia a la marca Radisson Red del resto?

La marca es nueva para el grupo Carlson Rezidor, la anunciamos hace aproximadamente 12 meses, es una marca que apunta a un producto mucho más contemporáneo. Es un segmento que se denomina upscale lifestyle select y combina un producto apetecible para el viajero con un modelo de desarrollo bastante más económico que un hotel tradicional, ofreciendo muchísima tecnología y el componente lifestyle que en el caso nuestro tiene que ver con el arte, la música, y el poder llevar a que la estancia sea una experiencia en lugar que solo el cumplir con la necesidad de proveer una habitación y alimentación.

¿Está creada para atender al viajero joven?

En el mundo entero se habla mucho del cliente millennials (Generación Y), nosotros no queremos segmentar al cliente desde un punto de vista demográfico, sino que preferimos desde el punto de vista del comportamiento y entendemos que la gente que utiliza tecnología, que al viajar prefiere tener una experiencia más que una estancia básica, es la gente que va a estar interesada en este tipo de producto.

¿A qué responde la elección de las ciudades donde estarán los primeros Radisson Red?

Veníamos de anunciar proyectos en China, Sudáfrica y Europa y este anuncio habla de las primeras cuatro propiedades en las Américas, de las cuales tres estarán en Latinoamérica y que son las primeras de muchas más que van a seguir porque el objetivo es tener 60 hoteles operando para 2020. Buscamos tener una ubicación en un centro urbano, no tiene porqué ser una capital, pero tiene que ser un lugar donde haya vida social que le permita al huésped la interacción, sentirse parte de una ciudad, de un destino. Desde ese punto de vista las tres ciudades elegidas en Latinoamérica son bien interesantes: Bogotá, Cali y Campinas, y los hoteles estarán en zonas de restaurantes, discotecas, museos. Y en Estados Unidos se eligió Minneapolis, frente a un estadio nuevo que va a ser uno de los más importantes de Norteamérica porque ahí se va a jugar el Super Bowl en 2018.

¿Por qué esta marca no se abre en Buenos Aires, siendo que es un destino con mucha vida cultural y social?

Nos encantaría estar en Buenos Aires, en Rio de Janeiro, en tantas ciudades... pero no hemos encontrado el proyecto que encaje perfectamente. Estos proyectos llevan tiempo en armarse, porque tienen que tener el destino, la ubicación, el producto y el socio correcto, son muchas variables. En el caso de Buenos Aires no solo para Radisson Red, sino que es un destino que seguimos buscando para cualquiera de nuestras marcas, porque entendemos la importancia de la ciudad en la región. En Latinoamérica tenemos 50 hoteles y lamentablemente no estamos presentes en Argentina. Buenos Aires es un destino pendiente en el que nos encantaría estar, ahora estamos con unos proyectos a desarrollarse pero todavía no se concretaron.



Javier Rosenberg, director de operaciones de Carlson Rezidor para las Américas. Javier Rosenberg, director de operaciones de Carlson Rezidor para las Américas.

¿Qué diferencia hay entre Radisson Red y Radisson Blue?

Radisson Blu tiene un diseño más lujoso, mayor terminación y más servicios. Es una marca que hoy tiene casi 300 hoteles en todo el mundo, muy importante en Europa y Medio Oriente, creciendo mucho en África y Asia; recién nos lanzamos a las Américas hace dos o tres años, primero en Norteamérica y hace un mes y medio anunciamos hoteles en Latinoamérica: Santiago de Chile, San Andrés y Santa Marta. Es una marca upper upscale, es la marca premium, con servicios completos, hoteles que cuentan salones de reuniones, spa, área de fitness, varios restaurantes. Es hotelería de alto nivel, una marca que recién trajimos a Latinoamérica y que creemos que es ideal para Buenos Aires, tanto Red como Blue, aunque son diferentes son ideales para la ciudad.

¿Qué lugar ocupa Latinoamérica para Carlson Rezidor?

Es una región importantísima para nosotros y tenemos casi 50 hoteles. Este año tuvimos un gran crecimiento con anuncios de propiedades de todas las marcas y la introducción de Radisson Blu y Red justamente habla de la importancia de estos mercados. Es una región en la que hemos hecho muchísimas apuestas, somos uno de los operadores internacionales más importantes de Brasil en el segmento de lujo; en Chile tenemos una excelente presencial, lo mismo que en Colombia y Perú.

Este año comenzaron a desarrollar la marca Radisson en Latinoamérica

Hemos hecho cambios estructurales importantes que nos han permitido afianzar la estructura para seguir creciendo y parte de esos cambios pasaron por la adquisición de los derechos de Radisson en Latinoamérica, tenemos control absoluto de las marcas y junto con eso establecimos una oficina muy importante en Miami para dar servicio a la región, que antes no teníamos. Con esto aumentamos el staff tanto en desarrollo como en operaciones. Latinoamérica es una región a la cual apostamos, tanto en recursos humanos, como apoyo y soporte.

Decía que Carlson Rezidor es uno de los operadores internacionales más importantes de Brasil ¿cómo están sintiendo la crisis?

Hay una crisis económica en Brasil actualmente, eso es verdad, que sin lugar a dudas está impactando la ocupación y el turismo en la región, pero los hoteles nuestros están establecidos, tienen un mercado tanto nacional como internacional. Seguramente se sentirá un impacto en la ocupación, el RevPar, pero nosotros lo vemos como una oportunidad: es en estos momentos donde proyectos que no tenían marca ven la necesidad de tener una, porque lo que explotamos como grupo con más de 1300 hoteles en todo el mundo, con un sistema de reservas muy fuerte y un acceso a una clientela corporativa muy importante. Son estos momentos donde vemos la oportunidad de crecer, de hecho de ahí surge el hotel en Campinas (Radisson Red) y en los próximos meses estamos por anunciar cuatro hoteles nuevos en Brasil.

El grupo hotelero abrirá tres Radisson Red en Sudamérica y uno en Estados Unidos.El grupo hotelero abrirá tres Radisson Red en Sudamérica y uno en Estados Unidos.

¿Cómo manejan la comercialización, se prioriza un canal por sobre otro?

Todos los modelos están abiertos, es parte de la evolución del mundo de la distribución. Nosotros vemos cómo está cambiado y está claro que podemos trabajar directamente con clientes, pero hay muchos corporativos que hoy trabajan con agencias, así que tenemos relaciones con ellas, además una de las grandes agencias corporativas es Carlson Wagonlit Travel, empresa hermana porque nuestros accionistas son dueños. Así que tenemos acceso directo a los clientes, cuentas corporativas directas y también otros modelos de distribución como las OTA.

Un grupo con más de 1300 hoteles ¿Cómo enfrenta el cambio de conducta de los viajeros?

Las marcas van evolucionando permanentemente y esa evolución va de la mano de las tendencias. Para darte un ejemplo, en el caso de Radisson que es la más presente en Latinoamérica hace un año y medio presentamos una app que le permite al cliente tener acceso a los servicios en el hotel (room service, servicios adicionales). Eso es un ejemplo de cómo las marcas van evolucionando a medida que las tendencias y el comportamiento de los clientes van cambiando. En el caso del Radisson Red lo que estamos haciendo va más allá, creamos una marca que sin lugar a dudas está apuntándole a un cliente que muy avanzado en el uso de tecnología. En este caso eliminamos completamente la recepción, porque entendemos que ese cliente no solo tiene acceso a tecnología y a apps, sino que busca hacer check in online, busca acceder al servicio online, está dispuesto a romper con las barreras tradicionales y no necesita de una recepción porque puede interactuar a través de tecnología móvil.

El nuevo viajero, el que dependiente de la tecnología también es el que consume plataformas como Airbnb ¿qué opinión le merece el auge de la economía colaborativa?

Desde mi punto de vista la hotelería toda la vida ha sido abierta a nuevas tendencias, tecnología y cambios. En general vemos con buenos ojos que se aporten buenas ideas, cualquiera sea el modelo porque eso nos obliga a mirar hacia afuera. El share economy para nosotros está perfecto y la industria está abierta a ese modelo, pero lo que pretendemos es que existan reglas claras y transparentes en la competencia. Si un dueño de hotel tiene que construir siguiendo una legislación de construcción, seguridad…creemos que ellos tienen que cumplir con las mismas reglas. Lo mismo para los impuestos, si nosotros tenemos que pagar, está claro que una entidad comercial que alquila un departamento o vivienda tiene que cumplir con lo mismo. Como industria lo que buscamos es tener una equidad a la hora de competir, ahí si tenemos discrepancias.

¿Cuál es su mirada sobre el turismo en Latinoamérica?

Desde el punto de vista turístico hemos visto a lo largo de los últimos años cambios importantes por parte de los gobiernos, que se interesaron en el turismo y su rol en las economías locales. Han sido cambios positivos porque no solo han llevado a fomentar la inversión de la hotelería, sino que han diseñado planes estratégicos a largo plazo para desarrollar infraestructura que apoye a la hotelería. Colombia es un ejemplo, porque a través de un programa impositivo ha fomentado la construcción e inversión y claramente han hecho una apuesta enorme para que el turismo siga creciendo y se convierta en un motor de la economía. Eso lo destacamos a nivel estructural y de inversión.

Pero hay países que no están pasando su mejor momento

Entendemos que algunos países de la región están atravesando momentos difíciles económicamente, Brasil es un ejemplo claro, Argentina es otro donde la economía está impactando en el desarrollo de nuevas inversiones, se ha visto una desaceleración en Chile. Pero más allá de esto hay mucho futuro al crecimiento de la hotelería en Latinoamérica, en la medida que vemos una clase media que sigue creciendo, que hay destinos secundarios que están desarrollándose, que hay una infraestructura aeroportuaria en crecimiento y que permite ir conectando a diferentes ciudades. Hay un aumento en el turismo corporativo y vacacional en todos los países de la región y eso va acompañado de mayor infraestructura hotelera y ahí es donde nosotros vemos potencial para los próximos años.

La cadena no tiene presencia en Argentina ¿el cambio de gobierno y de políticas económicas puede facilitar su ingreso?

Nosotros no somos una empresa inversora en bienes raíces, nuestro modelo tiende a ser de operación y franquicia. No invertiríamos en Argentina porque no lo hacemos en ningún otro país, pero sí creo que en general esperamos que el proceso de elecciones le de cierta claridad y tranquilidad para que mayores inversiones lleguen a la Argentina y empiece a haber nuevos productos hoteleros en Buenos Aires y otros destinos del interior.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.