Diario 5329 21.07.2018 | 23:39
Hosteltur: Noticias de turismo
Entrevista con Lilián Kechichián, ministra de Turismo de Uruguay

Uruguay confía en que sus nuevos centros de convenciones impulsarán el sector Mice

Las firmas de economía colaborativa también les preocupan: "Tenemos que lograr incorporarlas, que tributen" afirma la ministra 28 noviembre, 2015

Entrevista/ El turismo constituye un sector importante para la economía de Uruguay. Supone el 7,7% de su Producto Interior Bruto (PIB) y emplea a unas 100.000 personas. En 2011, el país batió su récord de visitantes extranjeros, cuando se alcanzaron por primera vez los tres millones. Cifra que se podría alcanzar e incluso superar este año, teniendo en cuenta que en los diez primeros meses se han recibido 2,2 millones, un 7% más que un año antes. Este destino ha incorporado nuevos productos a su oferta, como el turismo idiomático y el LGBT, que están funcionando muy bien, según explica la ministra de Turismo, Lilián Kichichián. Además, está realizando una fuerte apuesta por el sector de los congresos convenciones e incentivos, con dos grandes centros en construcción. La ministra ha viajado recientemente España para participar en salón IBTM World de Barcelona, una de las ferias especializada en el segmento Mice más importantes del mundo.

¿A qué se debe este gran incremento del turismo hasta octubre?

El aumento tiene que ver con la recuperación de los turistas argentinos, nuestro principial mercado, que el año pasado se vio un poco retraído, pero en 2015 tenemos unos 180.000 argentinos más que en el mismo periodo del año pasado. Si proyectamos lo que sucedió en los dos últimos meses del año, con respecto al año pasado, sólo con esas cifras estaríamos llegando nuevamente a los tres millones que es la cifra máxima alcanzada en Uruguay y que se registró en 2011.

¿Cuáles son los principales mercados?

Argentina es el primer mercado internacional, con 1,6 millones de argentinos, seguida de los brasileños, con cerca de medio millón. Los europeos suponen algo más de 100.000, más o menos lo mismo que los norteamericanos, con una presencia fuerte de españoles, italianos, alemanes e ingleses.

¿Qué supone el mercado el español?

Los españoles son cerca de 60.000. Además, hay un tráfico étnico, tenemos 150.000 españoles que viven en Uruguay, lo que provoca una frecuente ida y vuelta de familiares y amigos. Hace dos años Iberia se retiró del mercado uruguayo y fue un golpe grande porque nos quedamos sin ninguna conexión transatlántica. Por suerte volvió, y ahora tenemos tres líneas aéreas que nos conectan con Europa, porque tenemos también a Air Europa y Air France.

¿Cuáles son los productos más demandados por el turista español?

Como para casi todo el mercado europeo, Punta del Este tiene una fuerza muy grande como marca. Creo que es el principal balneario de América Latina. También el turismo de naturaleza, el turismo rural y el avistamiento de aves están entre los más solicitados.

Otro segmento en el que están trabajando mucho es el MICE. ¿Qué expectativas tienen?

Uruguay viene trabajando muy bien este producto. Estamos muy bien ubicados en el ranking ICCA, en el lugar 43, y ahora estamos en un momento óptimo porque se está terminando de construir el primer centro de convenciones, en Punta del Este, que estará operativo en mayo del año que viene. Va a significar un antes y un después en el turismo de congresos porque vamos a tener una infraestructura que nos va a permitir captar por primera vez congresos de más de 2.000 personas. En Montevideo, la telefónica pública de Uruguay, Antel, está construyendo el Arena Deportiva, que va a ser un centro de espectáculos con una altísima tecnología que permitirá utilizarlo también como centro de convenciones. Acabamos de participar en la IBTM, de Barcelona, y hemos visto gran interés por parte de Estados Unidos, no tanto de Europa, por celebrar encuentros en Uruguay.

Liliam Kechichián, durante su estancia en España en noviembre.Liliam Kechichián, durante su estancia en España en noviembre.

¿En qué otros nuevos productos trabaja su departamento?

Hay dos productos que han venido registrando un gran crecimiento, el turismo idiomático, ya que hay muchos europeos que nos visitan para estudiar español, y el turismo gay. Uruguay ha hecho un avance muy importante en el reconocimiento de derechos, el Parlamento votó el matrimonio igualitario y hoy somos uno de los países más amigables de América Latina para la comunidad LGBT. En el conglomerado de Montevideo tenemos incluso una mesa gayfriendly que viene trabajando muy bien. Este es uno de los productos que más ha crecido en los últimos tiempos.

Uno de los fenómenos que más preocupa en estos momentos al sector turístico en España son los nuevos modelos de negocio derivados de la llamada economía colaborativa. ¿Cómo afronta su país este fenómeno?

El sector está también muy preocupado porque lo ven como una plataforma de competencia desleal. Tanto Airbnb como Uber están aterrizando en Uruguay. De hecho, Airbnb tiene más de 3.000 casas en Punta del Este y 1.500 en Montevideo. Y crean las mismas preocupaciones al sector regulado, que está registrado en el Ministerio de Turismo y, por tanto, se le exigen unas garantías.

Obviamente preocupa, es un mundo inexplorado por los Estados. Es decir, dónde tributan, cómo contribuyen, también hay que defender al consumidor… Pero tenemos la sensación de que es algo que va a seguir, que no lo para nadie y no se pueden cerrar los ojos a esta realidad. Tenemos que lograr incorporarlos, que tributen y que tengan una cierta reglamentación. Hemos recibido a un representante de Airbnb y se lo planteamos, ellos quedaron en hacernos una propuesta y la estamos esperando.

¿Qué se plantean hacer?

Se están produciendo cambios muy rápidos que obligan a los gobiernos y a las ciudades a repensar el modelo turístico. Nosotros modificamos la Ley de Turismo no hace mucho tiempo, creíamos que habíamos hecho un avance extraordinario y, de repente, aparece este fenómeno, que sacude al mercado y creo que le está pasando a todas partes del mundo. En algunos lugares los prohíben, en otros, por ejemplo, en Inglaterra y en Holanda, nos dijeron que han logrado acuerdos de tributación. Es decir, se están moviendo con diferentes propuestas, según el país del que se trate.

Es un enorme desafío, pero no queremos desregular el mercado, ya vivimos eso en América Latina y fue una tragedia para los trabajadores, para el Estado y para los consumidores, que no tenían a quien reclamar. Por eso muchas veces no nos entienden mucho a los latinoamericanos. Venimos haciendo un esfuerzo muy grande por la formalización de la economía y Uruguay ha dado un paso de gigante. Hoy en la Seguridad Social tenemos el triple de aportantes de lo que teníamos hace 10 años cuando empezamos a gobernar.

Teniendo en cuenta la cercanía de Brasil, ¿esperan beneficiarse de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro?

Sí, los turistas que llegan al sur de América tienen el multidestino como norma, nadie viene solo a un país. En el Mundial de Fútbol desarrollamos una estrategia para captar viajeros que iban al mismo, aunque no fue todo lo exitosa que pretendíamos, pero aprendimos algunas cosas, por ejemplo, cómo segmentar nuestra propuesta. Y ahora tenemos buenas expectativas, vamos a hacer una campaña dirigida a los viajeros que van a llegar a Río de Janeiro.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.