Querella de los pilotos y copilotos por el seguro profesional

Cierran la causa contra Ferran Soriano y el Consejo de Spanair por apropiación indebida

La Audiencia de Barcelona confirma que ha sido archivada la causa abierta a los miembros del antiguo consejo de administración de la desaparecida aerolínea Spanair, encabezado por Ferran Soriano y Joan Gaspart, ante la querella planteada por cerca de 300 pilotos y copilotos de la compañía por presunta apropiación indebida del seguro profesional.

En abril del año pasado, la titular del Juzgado de Instrucción número 18 de Barcelona, Carmen García, sobreseyó la causa al considerar que no se había producido un “apoderamiento” de dinero que no hubiese sido destinado a su fin y que la aseguradora aceptó los retrasos en el pago de las primas después de producirse la quiebra de la compañía, no viéndose afectada la cobertura de las pólizas. Un criterio que ha sido ratificado por la Audiencia de Barcelona, desestimando el recurso introducido por el letrado de los pilotos y copilotos.

Según los jueces, Spanair previamente abonaba a las aseguradoras el montante de las primas de los seguros y luego les cobraba a los pilotos deduciéndoselo de la nómina o abonando el resultado de restar el valor de la póliza de cada beneficiario de la cifra pactada en el convenio de 2007.

Cierran la causa contra Ferran Soriano y el Consejo de Spanair por apropiación indebidaCierran la causa contra Ferran Soriano y el Consejo de Spanair por apropiación indebida

Los magistrados subrayan que, por lo tanto, “no concurre circunstancias que permita afirmar que Spanair recibió de sus trabajadores cantidades de dinero a las que no dio el destino a que viniera obligado”, según recoge El Periódico. Muy al contrario, según la resolución de la Audiencia, lo que se desprende de la instrucción de la causa es que el dinero que tenía que hacerse llegar a las aseguradoras era de la aerolínea y que, consecuencia de los convenios y acuerdos pactados, eran recibidos de “una u otra manera” por los trabajadores. De este modo, los retrasos en los pagos, según los jueces, carecen de relevancia penal.

La querella fue presentada en el 2012, centrándose la investigación en el acuerdo entre Spanair y este colectivo para beneficiarse de un seguro profesional. Los querellantes alegaron que Spanair dejó de pagar el seguro entre julio y diciembre de 2011, continuando la retención a los pilotos del 30% de la prima que les correspondía y que era descontado de su nómina; en total, 258.837 euros. La jueza instructora llegó a imputar a la cúpula de la aerolínea en octubre del 2012, pero después suspendió la declaración

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.