Aprovechar sinergias

Fortalezas y debilidades del turismo de salud

El estudio de la EOI propone una serie de pautas para impulsar esta actividad

El turismo de salud tiene un gran potencial de crecimiento, como lo demuestra la rápida expansión que está registrando en otro países. Sin embargo, en España, su escasa comercialización como producto turístico, la ausencia de promoción o la carencia de una cultura sanitaria en los agentes turísticos son algunos de los factores que frenan su desarrollo.

El estudio Turismo de Salud en España realizado por la Escuela de Organización Industrial (EOI) con el apoyo de la Secretaría de Estado de Turismo asegura que nuestro país reúne las mejores condiciones para convertirse en una potencia internacional del turismo de salud. Es decir, un sistema sanitario de reconocido prestigio y una reconocida tradición turística. Sin embargo, España no ha conseguido despuntar como receptor de viajeros que se desplazan por una motivación relacionada con la salud.

El informe entiende que este producto turístico puede ser clave para la economía española en los próximos años y, con el  fin de fijar un futuro plan de acción, identifica las fortalezas y las debilidades de esta industria en España.

La oftalmología es una de las especialidades más prestigiosas de la sanidad española. #shu#La oftalmología es una de las especialidades más prestigiosas de la sanidad española. Imagen Shutterstock

Fortalezas

  • Sanidad excelente y reconocida a nivel mundial y un sector turístico fuerte.
  • Especialidades y técnicas de reconocido prestigio: reproducción asistida, estética, oftalmología, cirugías cardiovasculares, oncología.
  • Precios competitivos con respecto a Europa en odontología y en estética.
  • Importante destino de turismo de congresos, una ventaja que puede favorecer  la celebración de reuniones médicas en nuestro país.
  • Tradición de demanda de turismo de países europeos de alto poder adquisitivo: Reino Unido, Alemania, Italia, Francia y Países Bajos.

Debilidades

  • Falta de estructuración de este producto. Requiere comercializarse como un paquete turístico que incluya toda la gama de servicios requerida por el usuario, incluida la oferta complementaria. Para conseguirlo, en otros países son frecuentes las alianzas con el sector turístico con el fin de aportar valor añadido.
  • Falta de promoción del turismo de salud. En otros mercados es frecuente encontrar web de difusión y comercialización de estos servicioss integrados en los portales turísticos de las entidades públicas de promoción.
  • Falta de acreditaciones sanitarias reconocidas internacionalmente.
  • Carencia de cultura turística en los agentes sanitarios. Es necesario adaptar la oferta a idiomas y culturas extranjeras.
  • Ausencia de datos fiables del volumen de negocio actual del turismo de salud.
  • Los facilitadores médicos constituyen una de las vías de comercialización más importantes, sin embargo la presencia de los prestadores de salud españoles en esta y otras plataformas de venta es muy escasa. Los facilitadores que presentan España como turismo de salud son en su mayoría europeos, con poca presencia en las grandes organizaciones americanas
  • Dificultad de acceso al principal mercado emisor, Estados Unidos, que ya dispone de destinos consolidados en Asia y Latinoamérica.

Oportunidades y amenazas

El informe de la EOI está convencido de que con una adecuada política se puede posicionar el turismo de salud como una referencia en España. Distingue por ello una serie de oportunidades como:

  • Accesibilidad y precio de vuelos a los principales destinos turísticos del país.
  • Canales consolidados de promoción y comercialización del turismo.
  • Posibilidad de complementar las estaciones de baja actividad en turismo. Factor importante para desestacionalizar.
  • Posibilidad de sinergias con los tratamientos complementarios de salud (rehabilitación, balnearios, medicina alternativa).
  • Efectos positivos del clima y la alimentación mediterránea en el bienestar físico y mental
  • Libre circulación de ciudadanos en la Unión Europea y la entrada en vigor el 25 de octubre de la directiva de salud transfronteriza.
  • Nuevo segmento de turistas vacacionales: rusos y árabes. Estos últimos, además,  han dejado de viajar a EE UU después del 11S. Además, el gasto promedio de este tipo de turista es superior al del vacacional.

Advertencias

  • En España no hay un interlocutor único, hay numerosas iniciativas. Escasa participación de los intermediarios: touroperadores y aseguradoras médicas.
  • Concepto tradicional negativo del turismo médico
  • Dificultades en la expedición de visados a ciudadanos del Magreb y países árabes
  • Países emergentes en el turismo de salud, en Europa del Este (Polonia, República Checa, Hungría), con políticas de apoyo público
  • Precios superiores a los ofertados por países emergentes (Hungría, República Checa, Polonia) y consolidados (Turquía, India, Tailandia, Latinoamérica).
 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.