Un post de Eduardo Serrano

Uso turístico y social del patrimonio en España, ¿por qué no?

¿Quiere usted casarse en el Palau de las Arts?

España dispone de un patrimonio histórico y cultural destacable. Sin embargo, gran parte de toda esa riqueza queda al margen de las actividades sociales del ciudadano e incluso, de los turistas. En este post Eduardo Serrano propone que de una vez esas infraestructuras y patrimonio entren en el circuito social y turístico como fuente de financiación y creación de riqueza. "¿Quiere usted casarse en el Palau de las Arts?"

Uso turístico y social del patrimonio en España, ¿por qué no?Uso turístico y social del patrimonio en España, ¿por qué no?

Al hilo de la reflexión hecha por Jaime López Chicheri en relación a la posibilidad de practicar una política de Revenue Management, con todos los tangibles (¿y porqué no con los intangibles) de un hotel http://comunidad.hosteltur.com/post/2011-05-27-transformaras-tu-hotel-en-un-escaparate-en-tu-poltica-de-revenue-mangement, recojo aquí otra de mis inquietudes, que llevaba varios días almacenando en forma de Foto Titular, tras uno de mis muchos viajes y que quería compartir con vosotros.

Mientras disfrutaba de ese barato placer enogastronómico que es desayunar en España y especialmente en Andalucía http://es.wikipedia.org/wiki/Desayuno_andaluz (donde por menos de 2,50 € obtienes una acogedora bienvenida, un excelente servicio, varios periódicos del día, un buen aire acondicionado, un profundo análisis sociológico sobre las principales noticias del día, a través de la tertulia mañanera del barman de turno y su fiel clientela, así como de una bebida y una tostada con sus avíos), devoraba también el titular de este mismo post y que veis en la foto.

Como profesional del Turismo y especialmente, del área de “Gestión de la Restauración” o como también se la conoce, Gestión – Dirección de Alimentos y Bebidas o de Food & Beverage, y con todo lo que este área conlleva de “Gestión y Organización de Eventos”, así como organizador de algunos congreos a título propio, me he encontrado muchas veces con una situación paradójica, donde siendo o teniendo clientes dispuestos a pagar por valores añadidos de calidad, los famosos hechos diferenciales de los que tanto hablamos, no he podido satisfacer dicha necesidad ni en mi nombre, ni en el de este País, por lo que por ponerlo bonito los americanos denominan “Miopía de Marketing” y yo simplemente entiendo como desidia e inmovilismo.

Teniendo como tiene España prácticamente debajo (y encima) de cada piedra,  patrimonio de excelentes atributos históricos, culturales, etc. (todos ellos maridables con la gastronomía y los eventos), estos se encuentran en la mayoría de las ocasiones en estado de abandono, en un clamoroso y agudo grito de agonía, que en casi todas las ocasiones, los lleva a ser pasto de un derrumbe o en el mejor de los casos, a convertirse en una sede medio fantasma y oficial de algo, que a duras penas puede sufragar los gastos de mantenerlos una vez hechas las pertinentes reformas, y que rara vez tiene sus puertas abiertas a los ciudadanos, más allá de las ventanillas del registro.

Puedo poner ejemplos a lo largo de España, pero baste con mencionar algunos aquí en Sevilla, como pueden ser los antiguos pabellones de la Expo del 29, que patrimonio de la ciudad y cedidos a distintas organizaciones, en especial, a distintos consulados vinculados a los países que les dan nombre, sólo pueden ser utilizados par eventos que no impliquen un uso comercial o con ánimo de lucro.

Por otro lado, se encuentra uno, que incluso cundo se cumple esta premisa, y se pretende organizar un evento no comercial, surgen problemas como que si los horarios tal o cual de los conserjes de este o aquel edificio, no coinciden con los del evento, o no lo hace el día de apertura del mismo, etc.   

Curiosamente ni los consulados ni el ayuntamiento, disponen de fondos para mantenerlos en el estado que se debiera y curiosamente, siendo de gran relevancia cultural y atractivo en general, se mantienen fuera del alcance de los ciudadanos y de los circuitos turísticos en todos los sentidos, desaprovechando un excelente oportunidad de preservar, de educar y de aprovechar un USP o hecho diferencial turístico, como pocos otros países tienen.   

Como quiera que la iniciativa Paradores de España me sigue pareciendo una de las mejores que conozco, no sólo por su posicionamiento (ganado), sino por el hecho mismo de recuperar patrimonio histórico y llevar el turismo de forma sostenible, allí donde otros no lo hubieran hecho, me pregunto si no sería menester hacer lo propio con un producto más modesto en cuanto a inversiones y generación de puestos de trabajo, pero igualmente útil, sostenible y diferencial, como podría ser poner en valor todos este patrimonio existente en España, bajo una única marca y con una clara estrategia comercial, que combine visitas turísticas + actividades turísticas tematizadas al patrimonio en cuestión y su historia + alquileres para eventos combinados con cualquiera de las anteriores.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.