Ahora que su presencia es mayor en los GDS

Sabre cree que las agencias desaprovechan el potencial del tren

Sabre considera que las agencias de viajes en general, y las online en particular, no están sacando suficiente partido a las ventajas del tren como medio de transporte sobre el avión. El GDS explica en el Sabre Rail White Paper las razones que podrían empujar a los intermediarios a tratar de obtener una mayor cuota de mercado.

Tradicionalmente las agencias de viajes online (OTA) y las empresas de gestión de viajes (TMC) se han centrado en el transporte aéreo para satisfacer las necesidades de los viajeros. Ahora están surgiendo nuevas oportunidades en los viajes en tren.

La fragmentada naturaleza de la red europea de ferrocarriles está cambiando, y las actitudes de la industria y los canales digitales de distribución se están transformando a la misma vez. La inversión en infraestructura ferroviaria de alta velocidad ha registrado un crecimiento exponencial, y esto podría ser uno de los principales motivos por los que las empresas de viajes están comenzando apuntar al creciente mercado de reservas de trenes.

Sabre cree que las agencias desaprovechan el potencial del tren

Sabre considera que el tren ofrece a los viajeros una atractiva alternativa a los vuelos; es viable para la mayoría de los viajeros de negocios, es eficiente en coste y, a menudo, es el método preferido para viajes de hasta cuatro horas.

El informe destaca un reciente estudio de Phocuswright que indica que el 20% de los consumidores utiliza las OTA para reservar vuelos; pero solo el 8% para el tren. Esto sugiere que el tren ofrece un gran potencial y una enorme oportunidad.

Según la consultora, el mercado de viajes en tren de Europa supone 31.000 millones de euros (dos veces el tamaño de las aerolíneas de bajo coste). Actualmente, una clara mayoría de las reservas de viajes en tren se hace directamente con el operador, pero los crecientes canales online podrían capturar hasta la mitad de esas reservas para 2020.

El GDS asegura que el impulso competitivo del tren deriva de la demanda de de los consumidores –está desafiando a los viajes aéreos en cuanto a preferencia y a precios–. Muchos viajeros aprecian lo directo de los viajes en tren. Para muchas rutas entre ciudades el tren de alta velocidad puede ser más rápido que volar. Y es más conveniente cuando se tienen en cuenta el tiempo total de viaje y las conexiones.

Presencia en los GDS y desregulación

Ahora que el contenido de trenes en los sistemas de distribución global es mucho mayor, los trenes tienen un alcance mayor. Sabre considera que las OTA y las TMC tienen la oportunidad de adoptar al tren como un medio de transporte atractivo.

El precio es otro punto en el que se está reduciendo la brecha entre el tren y los viajes aéreos. A medida que la desregulación de la mayoría de los operadores ferroviarios nacionales iguale las reglas del juego, y a medida que la distribución se desarrolle más, los precios caerán, señala el informe. En particular, los viajes transfronterizos en tren en horas pico se han vuelto una alternativa mucho más accesible que los vuelos.

A pesar de esto, afirma, la mayoría de los operadores ferroviarios nacionales aún se muestran reacios a aceptar el nuevo entorno de competencia. La desregulación a nivel de la UE entró en vigor el 10 de enero de 2010, pero es ahora cuando el mercado está evolucionando para adaptarse al nuevo escenario. Muchos han abierto ahora los ojos ante las oportunidades de los mercados abiertos y están explorando nuevos canales para incrementar la cantidad de pasajeros.

Tecnología móvil

Sabre remarca que hay señales de que la distribución se está volviendo el agente de cambio dominante, y muy pronto los trenes podrían igualar el “cielo abierto” que el transporte aéreo ofrece. La tecnología móvil es otro factor que incide en el incremento de las reservas on line –ejecutivos de Deutsche Bahn estiman que el 50% de su tráfico web corresponde a dispositivos móviles–.

Phocuswright estima que para 2020 el 44% de las compras de viajes en tren se harán online, si los operadores aprovechan al máximo los canales de distribución como las OTA.

De hecho, esto está sucediendo ya en ciertas rutas deEuropa –lo que prueba que las agencias pueden tener un gran impacto en las ventas de los operadores–, como en el caso de Renfe, en España, en el que las OTA aportan un 20% del total de las reservas.

Todo esto debería ser una llamada de atención a las empresas de viajes que han descuidado al tren: llegó la hora de apuntar a las áreas en crecimiento del mercado turístico. Si dudan, podrían tener dificultades para compensar más tarde la caída que verán en los viajes aéreos, advierte Sabre.

Y remarca que hay muchas ventajas para las agencias que elijan expandir su oferta de viajes en tren. En primer lugar, estarán cumpliendo las expectativas de los clientes que buscan una experiencia de viajes más integral. Las principales razones del crecimiento de la popularidad de los viajes en tren es que son más cómodos –más espacio para las piernas, lugar para trabajar, y se puede ver por dónde se está yendo–. Además, normalmente no hay que esperar tanto (no hay largos trámites de check in y embarque), ni hay problemas a causa del equipaje ni tantas demoras a causa del mal tiempo.

No obstante, muchas de esas mismas preferencias explican por qué los coches compartidos y los autobuses son cada vez más populares y el tren necesita reaccionar ante los crecientes desafíos de otros medios de transporte.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.