Diario 5327 20.07.2018 | 07:16
Hosteltur: Noticias de turismo
Faltan hoteles de alta gama y servicios en la isla

Los TTOO de EEUU examinan la nueva Cuba

Miembros de USTOA tienen amplia experiencia con el destino 11 agosto, 2016
  • Los mayoristas estadounidenses advierten a sus clientes de que lo que van a encontrar en Cuba puede a veces no adaptarse a lo que esperaban
  • Según USTOA, un 34% de turoperadores ofrece programas a Cuba en 2016 y, de ellos, más de la mitad planea incrementar su oferta en adelante
  • La inversión prevista por Marriott y Starwood es considerada por los turoperadores como un paso que contribuirá a la mejora global de la oferta

La apertura progresiva de relaciones entre Estados Unidos y Cuba ha generado una nueva situación para los turoperadores que habitualmente ya se ocupaban de este nicho. Consideran que los servicios y la calidad de numerosos establecimientos debe mejorar para adaptarse a la nueva demanda.

Desde que el 17 de diciembre de 2014, los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y de Cuba, Raúl Castro, anunciaron el inicio de un proceso para normalizar las relaciones bi- laterales que desembocó, en julio de 1015, en la reapertura de las res- pectivas embajadas en La Habana y Washington tras más de medio siglo de enemistad, no han dejado de producirse cambios que, aún no representando la apertura total, suponen un antes y un después para el sector de viajes.

La United States Tour Operators Association (USTOA) ha puesto a HOSTELTUR noticias de turismo en contacto con varios turoperadores que han operado ha- bitualmente con Cuba dentro de las restricciones y que analizan para este medio las carencias y dificultades con las que se están encontrando ante la evolución de la situación.

En cuanto a los problemas que están encontrando esta temporada, Joanne Gardner, Director Worldwide Operations, Land del turopera- dor Tauck, señala “nuestro principal problema hasta la fecha ha sido satisfacer la increíble demanda de nuestros clientes por Cuba. Hemos agotado todo el año –lo que ciertamente no es el peor problema que tenemos- pero esto significa que nuestros clientes tienen que planificar con más tiempo”.

Para Wendy Mainerich, Product Manager para Cuba de todas las marcas del turoperador Globus, “el interés en la demanda por Cuba está en constante cambio desde la última actualización de la legislación sobre las relaciones entre Estados Unidos para nuevas actividades, hoteles y restaurantes”.

Destaca que “el crecimiento en la popularidad de los viajes de americanos a Cuba ha convertido en un reto asegurar plazas en hoteles, restaurantes y otros servicios. Dados los continuos cambios, advertimos a los viajeros (con anterioridad) que si las cosas no van como estaba planeado, hay que ser flexibles y abrirse a nuevas oportunidades”. No obstante, “el feedback de parte de los clientes que han experimentado Cuba con nosotros es increíble, muchos califica la experiencia como el viaje de una vez en la vida”.

Cultura, tradición y encanto. Los viajeros estadounidenses acostumbran a presentar pocas quejas sobre su estancia.Cultura, tradición y encanto. Los viajeros estadounidenses acostumbran a presentar pocas quejas sobre su estancia.

Paula Twidale, Executive Vice President del turoperador Collette, afirma que “desde que el presidente Obama redujo las restricciones sobre Cuba, hemos visto una renovación de la confianza que ha estimulado el interés”, lo que, asegura, ha fo- mentado significativamente mayores facilidades para que los clientes contraten viajes para intercambio de experiencias educativas.

Subraya que “es importante visitar Cuba con la mente abierta y acercarse a lo mejor del destino y realizar una inmersión en la cultura. La infraestructura es un reto y con el tiempo veremos muchas mejoras para manejar esta nueva ola de visitantes”.

Mucho por hacer

Y es que los turoperadores coinciden en la necesidad de trabajar por ofrecer un mayor nivel en la oferta global, lo que no quita que sobre esto haya mucha variedad. Mainerich reconoce que “hay una escasez de hoteles de primera clase en Cuba, especialmente en La Habana además de en algunas otras ciudades coloniales como Trinidad o Camagüey. Bajo la familia de marcas de Globus trabajamos con muy diferentes tipos de hoteles desde opciones de alta gama como el Meliá Cohiba, en La Habana, como también otros hoteles de categoría media, como el Memories Miramar, también en la capital.

En nuestro programa de Cosmos, también comercializamos Casa Particulars (Bed & breakfast)”. En cualquier caso, dice, “tenemos muy pocas quejas de clientes acerca de los hoteles que ofrecemos en Cuba”.

Para el futuro opina que Cuba necesita trabajar en su servicio al cliente y en las amenities que ofrece en los hoteles “para asegurarse de que en ellos encuentras lo que esperas e in- cluso que sobrepasan las exigencias de los viajeros de hoy” (por ejemplo, conexión a internet, amenities en el baño, calidad de las camas, etc).

De su lado, Gardner asegura que “hay muy buenos hoteles y restaurantes en Cuba, pero tienes que saber dónde encontrarlos. Por eso es importante viajar con un turoperador establecido y con reputación como Tauck. Nosotros conocemos Cuba, tenemos relaciones establecidas con los mejores hoteles y restaurantes, y podemos brindar a nuestros clientes la mejor experiencia posible”.

Pero, en general, “la infraestructura turística en Cuba no alcanza los estándares excepcionalmente altos a los que nuestros clientes esperan de Tauck en otras partes del mundo. Sin embargo, una gran parte del atractivo de Cuba es que es única de múltiples maneras. Esto lo diferencia de cualquier otro lugar que nuestros clientes hayan visitado”. “Explicamos esto a nuestros clientes antes de su visita, para que ellos se- pan qué pueden esperar en Cuba, y puedan apreciarlo como el increíble destino que es. El reto para la industria del turismo de Cuba para el futuro será elevar el nivel de sus hoteles, servicios y restaurantes, a la vez que mantener el encanto y carácter que la hacen tan especial”, añade.

Twidale resalta que “los socios hoteleros de los turoperadores como Marriott y Starwood están muy centrados en invertir en desarrollo hotelero en Cuba y esto contribuirá a la experiencia global y a mejorar los alojamientos”. En marzo pasado, estas dos cadenas, que precisamente se encuentran en proceso de fusión, anunciaron su entrada en el país con los primeros acuerdos para operar hoteles.

La directiva de Collette remarca que “Cuba está plagada de cultura, historia, encanto y gente acogedora y viajar con un turoperador añade seguridad y camaradería, dando al cliente mayor tranquilidad. Nuestros gestores de tours de Collette acompañan a todos los grupos hacia y desde Cuba gestionando la comunicación y coordinando actividades con los turoperadores cubanos en el país. Además, ofrecemos a los clientes la opción de comprar o alquilar un teléfono por satélite que funciona en Cuba, donde otros no lo hacen”.

Tras décadas de prohibiciones, estadounidenses y cubanos viven un periodo de adaptación a la nueva y cambiante realidad.Tras décadas de prohibiciones, estadounidenses y cubanos viven un periodo de adaptación a la nueva y cambiante realidad.

Viajar con turoperador

En relación a las medidas de seguridad, añade que ofrecen una completa protección de viajes que cubre cancelaciones hasta un día antes de la salida así como la interrupción del viaje y un seguro médico. “Viajar con un turoperador que ofrece estos servicios es importante en todos los destinos del mundo”.

Desde Globus remarcan que Cuba está viviendo un gran crecimiento y está aprendiendo cómo manejar el flujo de visitantes extranjeros, especialmente de aquellos procedentes de Estados Unidos. “Si el número de turistas continúa creciendo, una mayor atención a la calidad y al servicio personal será importante. Para la mayoría de las comidas recurrimos a los paladares (restaurantes en casas particulares). Hemos encontrado que en los últimos años nuestros clientes encuentran comida de mejor calidad y mejor servicio en estos paladares que en los restaurantes estatales”.

Mientras se produce la necesaria adaptación, el acercamiento entre ambos países no deja de avanzar. A mediados de junio, el Comité de Asignaciones del Senado de Estados Unidos ha aprobado dos enmiendas, una de ellas relativa a la eliminación de las restricciones de viajes de turismo a Cuba, que se incluirá en el proyecto de ley del presupuesto para los servicios financieros y gastos generales del gobierno para 2017. No obstante, su inclusión depende de la aprobación del pleno de la cámara. También a mediados de junio se ha anunciado que seis aerolíneas estadounidenses han recibido autorización para operar vuelos regulares a Cuba a partir de este otoño.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.