La startup hace agresivas inversiones en crecimiento e innovación

Uber: grandes iniciativas tecnológicas al lado de grandes pérdidas

Las grandes ideas de Uber para su expansión global parecen estar solo equiparadas al tamaño de sus pérdidas financieras. El mes pasado la startup líder en el mercado del transporte urbano dentro de la economía colaborativa dio un paso hacia la tecnología de auto-conducción, mientras que, según los informes, consumía miles de millones de dinero en efectivo.

La empresa con sede en San Francisco está a punto de comenzar las pruebas de vehículos sin conductor para sus clientes en Pittsburgh, después de llegar a acuerdos con Volvo y la compañía de tecnología de auto-conducción Otto (ver: Uber lanza los viajes en coches sin conductor).

Los vehículos de prueba tendrán a bordo tanto un chofer de seguridad en el asiento del conductor listo para asumir el control del vehículo cuando sea necesario, así como un ingeniero en el asiento de pasajeros. Los modelos de vehículos serán el Volvo XC90 SUV y el Ford Focus.

Uber está iniciando el programa después de adquirir Otto, una compañía de tecnología activa en el desarrollo de sistemas de conducción con vehículos autónomos para camiones de viajes por carretera. El co-fundador de Otto, Anthony Levandowski, estará al frente de esta iniciativa en tecnología de auto-conducción de Uber. Uber también dijo que llegó a una asociación con el fabricante de automóviles sueco Volvo que implica el desarrollo de vehículos autónomos.

Uber: grandes iniciativas tecnológicas al lado de grandes pérdidasUber: grandes iniciativas tecnológicas al lado de grandes pérdidas

Uber no especificó la cantidad que pagó por Otto o el valor de su acuerdo con Volvo, propiedad de la Zhejiang Geely Holding Group con sede en China, aunque The Wall Street Journal informó que el acuerdo fue cerrado por 300 millones de dólares. El diario también dijo que el programa de Pittsburgh podría implicar una flota de hasta 100 vehículos.

"Combinando la tecnología de auto-conducción de Uber con los vehículos Volvo de última generación y su tecnología de seguridad, alcanzaremos el futuro más rápido que yendo solos”, escribió recientemente en su blog el CEO de Uber, Travis Kalanick.

Dicha tecnología es probablemente clave para la rentabilidad futura de Uber, así como vehículos autónomos o semiautónomos permitirían a Uber reducir costes al utilizar menos conductores.

Las perspectivas de Uber le han ayudado a la startup a recaudar hasta 15.000 millones de dólares desde su fundación en 2009 y ha impulsado su valoración a más de 60.000 millones de dólares, a pesar de no obtener beneficios.

Aún está por verse cómo responderán los conductores de Uber a la perspectiva de su iniciativa de utilizar vehículos de auto-conducción. Precisamente, a principios de este año sus choferes organizaron protestas en Nueva York, San Francisco y otras ciudades de los Estados Unidos, después de que la compañía redujo las tarifas en un 15%, según señala Travel Weekly.

Mientras tanto, alcanzar la rentabilidad puede ser un largo camino por recorrer. Durante el primer semestre de este año, Uber registró una pérdida de 1.270 millones de dólares, de acuerdo con Bloomberg News, citando fuentes que tuvieron acceso a una reciente presentación de los ejecutivos de la compañía. Según las mismas fuentes, hasta junio, Uber obtuvo ingresos de cerca de 2.000 millones de dólares sobre alrededor de 8.800 millones de dólares en las reservas mundiales.

Si bien Uber no es una empresa pública, cada tres meses los accionistas esperan escuchar a través de una conferencia telefónica los últimos detalles sobre su rendimiento comercial de su jefe de finanzas, Gautam Gupta. Según una fuente cercana a uno de los inversores, en el más reciente encuentro Gupta dijo a los inversores que Uber cerró el segundo trimestre con pérdidas, incluso en los EEUU, donde Uber se había logrado beneficios durante su primer trimestre.

Según la misma fuente, en el primer trimestre de este año, Uber perdió alrededor de 520 millones de dólares antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización. En el segundo trimestre las pérdidas superaron significativamente los 750 millones de dólares, incluyendo el déficit de aproximadamente 100 millones de dólares en los EEUU.

"Uber probablemente ha roto casi todos los récord de recaudación de fondos", dijo Douglas Quinby, vicepresidente de investigación de la compañía de estudios sobre viajes Phocuswright. "La pregunta es, ¿cuánto tiempo sus inversores estarán dispuestos a aceptar pérdidas a corto plazo para financiar inversiones agresivas de Uber en crecimiento e innovación?"

En cuanto a la tecnología de auto-conducción, Uber podría estar preparado para ello antes de que sus pasajeros lo estén. Conductores de la firma que, al consultarles, varios pasajeros han asegurado que jamás irían con sus hijos en coches sin choferes.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.