Diario 5403 17.10.2018 | 10:13
Hosteltur: Noticias de turismo
Una acusada asegura que los empleados del Patronato disfrutaban de favores

El juicio por el caso Alhambra revela multitud de irregularidades

20 septiembre, 2016
  • La administradora de la agencia de viajes Washington Irving Travel ha asegurado que los principales acusados dominaban los accesos
  • La acusada afirma que los empleados de la Alhambra tenían descuentos o disfrutaban de consumiciones gratis en su restaurante
  • Este martes comparecerá el principal acusado, guía de la agencia Daraxatour, que podría enfrentarse a una pena de hasta 9 años

Las primeras sesiones del juicio por el caso Alhambra, que ha sentado en el banquillo a un centenar de acusados, están poniendo de relieve la gran cantidad de irregularidades que se cometieron entre 2002 y 2005 con los accesos y venta de entradas para el monumento.

Durante la segunda sesión de la vista oral, celebrada este lunes 19, María Pilar A.B., quien fuera administradora de la agencia de viajes Washington Irving Travel, ha dicho que para algunos de los principales enjuiciados, entre ellos su propio cuñado -el principal acusado, Francisco C.J., guia de la agencia Daraxatour- la Alhambra era un "cortijo" en el que "hacían y deshacían" en cuanto a la gestión de los accesos y las entradas sin esconderse en ningún momento, sino que, por el contrario, alardeaban de su conducta.

La acusada ha explicado que conoció las irregularidades, y que incluso ella misma llegó a denunciar ante la Policía Autonómica, dando lugar al comienzo de al investigación, a partir de los problemas que se observaron en el restaurante del que era socia.

El juicio por el caso Alhambra revela multitud de irregularidades

Allí vió como mucho de los clientes, en su mayor parte identificados como personal del Patronato que gestiona el monumento, contaban con grandes descuentos o incluso directamente no pagaban gracias al uso de una "tarjeta vip". De este modo era como se pagaba a los empleados de los accesos los favores que hacían a la agencia, incluso también mediante regalos de viajes.

María Pilar A.B. ha explicado que tuvo diferencias con sus socios en el restaurante por los favores que se estaban prestando y, al entrar a trabajar en Washington Irving Travel pudo comprobar cómo tenía serios problemas para el acceso de sus clientes a la Alhambra.

La acusada ha aceptado una condena por apropiación indebida y falsedad y tras un acuerdo con la Fiscalía, que rebajó su pena a nueve meses de cárcel.

Durante la sesión de este lunes fue aceptado también que la Junta de Andalucía ejerza como acusación particular, al desestimar la cuestión previa planteada el pasado jueves por una de las defensas. Para hoy, en la tercera sesión del juicio está prevista que la vista oral comience con la declaración del principal acusado, Francisco C.J., para el que la Fiscalía pide pena de cárcel de entre cuatro y nueve años.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.