Se consolidan como el destino europeo del invierno

Benidorm y la Costa Blanca, abiertos por temporada baja

Permanece abierto el 72% de los 220 establecimientos y 73.644 plazas asociados a HOSBEC

El 72,7% de la planta turística de las empresas asociadas a HOSBEC (Asociación Empresarial Hostelera de Benidorm, Costa Blanca y Comunidad Valenciana), que suman 220 establecimientos y 73.644 plazas, permanecerá abierto este invierno, mientras que el 13,4% cerrará por fin de temporada, otro 13,4% por obras y reformas, y un 0,5% por vacaciones, según el servicio de estudios de la Asociación.

El porcentaje de planta abierta es superior en el caso de los apartamentos turísticos de Benidorm, donde se alcanza el 95,5%. Y es que sólo dos establecimientos tienen previsto cerrar, uno por fin de temporada y otro para realizar obras de reforma durante el invierno. En ambos casos el cierre se producirá en diciembre y su reapertura está prevista para principios de marzo de 2017.

En cuanto a los hoteles de Benidorm, el 74,2% de la planta permanecerá abierto, un 13,5% cerrará por fin de temporada, un 11,3% por obras y reformas y un 1% por vacaciones. Los meses que concentrarán un mayor número de plazas cerradas serán noviembre, diciembre y enero, en los que no estarán disponibles para su comercialización 5.954, 6.895 y 4.685 camas, respectivamente.

Benidorm y la Costa Blanca, abiertos por temporada baja

El 70,2% de los campings también estará abierto, una novedad este año ya que se trata de una modalidad que habitualmente opera a pleno rendimiento durante los meses de invierno. Para la próxima temporada cerrarán dos de ellos para realizar obras de mejora y reforma, teniendo prevista su apertura en abril de 2017.

Costa Blanca

En el área de la Costa Blanca se observa una estacionalidad de la actividad turística más acusada, a pesar de los buenos datos de ocupación que se están alcanzando en los establecimientos hoteleros y alojamientos turísticos de la provincia de Alicante este otoño.

Aquí los campings, sin embargo, sí estarán abiertos al 100%, demostrando así su fortaleza en invierno, al contrario de lo que ocurre con los de las provincias de Valencia y Castellón. El motivo principal es la procedencia de sus turistas, originarios en un porcentaje superior al 90% de mercados internacionales.

La planta hotelera abierta alcanzará el 61,2%, un 24,4% cerrará por fin de temporada, un 14% por obras y reformas y un 0,4% por vacaciones de sus empleados. En cuanto a los apartamentos turísticos, permanecerá operativo el 47,1% de la planta alojativa, prácticamente el mismo porcentaje que cerrará por obras y reformas (47,6%), mientras que el 5,3% lo hará por fin de temporada.

Dentro de la Costa Blanca se han analizado algunos destinos en concreto como Calpe, donde estará abierta el 75,5% de la planta turística, el 15,2% cerrará por fin de temporada y el 9,3% por obras; mientras que en Alicante Sur los porcentajes se sitúan en el 69,7%, 20,3% y 10%, respectivamente.

Atendiendo asimismo a los datos de sus asociados de las provincias de Valencia y Castellón, aunque al ser una muestra baja no tienen valor estadístico, el 65% de ellos cierra por fin de temporada.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.