Las pymes reservan cada vez menos business

Los recortes en viajes de las empresas han llegado para quedarse

Según datos de American Express Barceló Viajes

La caída de las ventas afectó por igual a agencias de viajes vacacionales y corporativas al comienzo de la crisis, con una especial incidencia en 2009, año en el que los viajes de negocios sufrieron con gran virulencia los drásticos recortes de gastos aplicados por las empresas. Ahora, el business travel se recupera, pero las políticas de contención de gasto se mantienen.

El pasado 2010 ya apuntó un mejor comportamiento de las agencias corporativas respecto a las vacacionales, y este 2011 sigue la misma tendencia al alza. Esta recuperación se ha debido a que las empresas, después del pánico del inicio de la crisis, han comprendido que viajar menos repercute negativamente en sus negocios. No obstante, las políticas de ajustes que acometieron han llegado para quedarse y los precios han bajado.

En este sentido, resultan esclarecedores los datos que maneja America Express Barceló Viajes. Esta agencia ha constatado como, ante la recesión económica que vive el país, las empresas tienden a la internacionalización en busca de otros mercados complementarios, lo que incide en un mayor número de viajes. Y esta tendencia no es exclusiva de las grandes empresas, también las pymes están apostando por ampliar mercados.

 Largo radio

 A este respecto, la agencia que dirige Javier Mejía destaca como se está produciendo entre las pymes un trasvase de reservas de cabina business a turista en vuelos de largo radio. Si en 2010 el 40% de los viajes era en clase business y el 60% en turista, este año la proporción de turista ha subido hasta el 73% quedando la business en el 27%. Es decir, se ha producido un desvío del 13% de la clase noble a la clase más económica.

 Por el contrario, las empresas multinacionales se mantienen en la misma proporción que el año pasado (35% business y 65% turista), de igual modo que las empresas Large (con un gran volumen de viajes) permanecen al 50%. No obstante, durante 2010 y el periodo analizado de 2011, se confirma que las Large realizan una gran utilización de tarifas restrictivas, buscando el máximo ahorro en su programa de viajes. Este último dato difiere en gran medida con la utilización de cabina Business previo a épocas de inestabilidad económica.      

 Asimismo, los datos destacan que las razones de viaje por parte de las empresas, si el viaje se realiza por una necesidad interna o si este está motivado por una relación comercial con cliente externo, “afecta enormemente” en el cumplimiento de la política de viaje marcada por la compañía. Es decir, dentro de la relación con el cliente interno, las compañías suelen respetar completamente la planificación de viaje y por tanto la antelación de compra marcada y el uso de tarifas  restrictivas; a diferencia de la necesidad de  viaje provocada por el cliente externo donde la planificación y la antelación de compra de viaje se dan con dificultad en la mayoría de los casos.

Medio radio

 Esta tendencia tiene distinto matiz cuando los vuelos son de medio radio. Con respecto al destino Europa, la utilización de  las cabinas business y turista y el producto low cost se mantiene muy parejo en todos los segmentos de empresas.  No obstante de la misma manera que sucedía en el caso de destinos  Intercontinentales, las empresas Large son las que tienen el porcentaje más alto en cabina Business con un 23% a diferencia de  las multinacionales que lo hacen en un 16% y de empresas pymes con un 11%.

 En el caso de Europa  el mayor crecimiento podrá producirse en el uso de tarifas restrictivas, en cabina turista especialmente; dado que el low cost ofrece limitaciones en cuanto a la oferta de destinos así como que en algunas  ciudades Europeas importantes  hace uso de aeropuertos con ubicaciones no tan demandadas por el viajero de negocios, dónde el factor tiempo es clave. 

 Doméstico, el 20% low cost 

 Con  respecto al destino doméstico, y prácticamente en todos los segmentos de empresas,    la utilización del  producto  aéreo se reparte, especialmente, entre cabina turista y  producto low cost, en  un porcentaje de utilización del  80% para clase turista, 20% para low cost. La utilización de cabina business, en doméstico, es prácticamente inapreciable desde finales de 2008 y hasta hoy.

En cuanto a la tipología de empresa, el estudio indica que en referencia al destino doméstico y en empresas consideradas Large, dentro del uso de cabina turista, el 27% de  los viajes se hacen bajo tarifas plenas. Esto difiere con el resto de tipos de empresas, dónde en el caso de las multinacionales las tarifas plenas representan tan sólo un 15% y en las pymes un 13%. Sin duda  estos  resultados representan  un dato  positivo  para  la  empresa tradicional española, al existir una buena oportunidad de continuidad de mejora en  la optimización de su política  de  viajes, lo que  puede  acercar más  este  segmento al  dato señalado en el caso de empresas multinacionales.

 Además del uso del low cost en aéreo, el producto tren  ha pasado a ocupar un lugar relevante, especialmente desde  febrero de 2008 con el lanzamiento del AVE Madrid-Barcelona,  aumentando aún más su utilización tras la inauguración de nuevas líneas. “Esto,  inevitablemente, ha supuesto un gran cambio en el modelo de negocio del viaje corporativo dentro del marco doméstico”, indica el estudio. 

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.