Valoraciones de Christie&Co, Irea y NH Hotel Group

Cómo afectará la política Trump a los hoteleros españoles en México y Cuba

El sector confía en que prevalezca su visión empresarial

Todos los expertos consultados por HOSTELTUR coinciden en que aún es demasiado pronto para anticipar qué consecuencias tendrá para el sector turístico español la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, sobre todo para aquellas empresas cuyos hoteles se encuentran ubicados en Cuba y México, los dos países que pueden verse más afectados por un giro en su política internacional.

Y es que en realidad, como señala Inmaculada Ranera, directora general de Christie&Co para España y Portugal, “su programa político se desconoce y sólo se han escuchado algunas de sus ideas, que han generado más pánico que otra cosa, e incluso han provocado que, sólo un día después de su elección, más de 1.000 empresas americanas le hayan hecho llegar una misiva pidiéndole que no altere los tratados de libre comercio y trabaje por la estabilidad económica”.

Por lo que se le ha escuchado decir, añade, “Donald Trump es claramente un hombre de negocios que apuesta por ellos y, si considera que en Cuba puede haber espacio para el desarrollo inmobiliario, hotelero o de otro tipo, parece muy posible que su apuesta vaya en la línea de permitir a las empresas americanas aprovechar la oportunidad”. Coincide así con el sentir de las agencias españolas, que confían en el perfil hotelero de Trump, según publicó HOSTELTUR noticias de turismo.

Cómo afectará la política Trump a los hoteleros españoles en México y Cuba

No obstante, explica Ranera, “en el caso de que Trump apostase por no seguir con el acuerdo con Cuba podría afectar al número de potenciales viajeros norteamericanos a la isla y los hoteleros españoles verían disminuir su potencial en relación a dicho mercado, por lo que deberían seguir trabajando para incrementar el número de viajeros procedentes de otros países emisores”. También habrá que tener en cuenta “cuál será la reacción del Gobierno cubano ante su futura política en relación al proceso de apertura de este país”.

No en vano, como recuerda Miguel Vázquez, socio director de la División de Hoteles de Irea, “Donald Trump ha prometido dar marcha atrás a lo que denomina las ‘concesiones hechas a su gobierno comunista’, sugiriendo la finalización de la política aperturista iniciada por Obama. Las excelentes expectativas de las empresas turísticas españolas, que son las mejor posicionadas en Cuba de cara a una eventual apertura del mercado turístico del país (el mismo día del anuncio de Obama en diciembre de 2014 Meliá Hotels International subió en Bolsa un 5,56%), pueden verse frustradas en caso de que la estrategia de la Administración Trump acabe siendo rupturista con la definida por Obama”.

México

Pero es su “postura beligerante frente a México” la que más podría afectar a los intereses españoles en este país, según destaca Vázquez, “el primer destino exterior de los turistas estadounidenses, mientras que a su vez, el cliente americano es su principal mercado emisor”; afectado ya en los últimos años “por los continuos ‘warnings’ (recomendaciones de no viajar a México por cuestiones de seguridad) realizados por el Gobierno estadounidense a sus conciudadanos”. A ellos podría sumarse ahora “el clima de desencuentro” entre ambos países si se agudiza en los próximos meses. “Ello afectaría en mayor medida a los flujos de demanda de un cliente clave para el destino México, con el consiguiente impacto en su sector turístico”.

Este impacto podría verse mitigado, según el directivo de Irea, con “una potencial depreciación del peso mexicano, en la línea de lo que ya ha ocurrido al conocerse el resultado de las elecciones norteamericanas, lo que llevaría aparejado, en principio, un aumento de su competitividad como destino turístico”.

Para cadenas españolas como NH Hotel Group, la única de las presentes en Estados Unidos que ha querido pronunciarse, “la puesta en marcha de posibles medidas proteccionistas no tendría un impacto significativo en la evolución de nuestro negocio en México, sin perjuicio de un cambio económico hasta ahora desconocido”, gracias a su “mínima exposición en este mercado. Mediante una equilibrada tipología de contratos en el país la cadena opera 12 hoteles urbanos en el país cuyas ventas en los nueve primeros meses de 2016 representan únicamente el 2% de los ingresos del Grupo, por lo que no existe una exposición significativa a la evolución de la divisa mexicana”. Además, “EEUU apenas representa el 5% como mercado emisor para los hoteles de NH en México, siendo el 83% demanda nacional”.

Destinos del Caribe

El marcado carácter proteccionista que pretende aplicar la Administración Trump a la economía americana, como advierte Miguel Vázquez, “pudiera producir el efecto de potenciar destinos turísticos estadounidenses, donde el mayor beneficiado sería muy probablemente Florida, para competir con los destinos habituales para los estadounidenses fuera de sus fronteras”.

En ese sentido, concluye, “la demanda de turismo norteamericano hacia países de la zona Caribe podría verse reducida. El impacto neto de ese posible efecto proteccionista sería, en principio, perjudicial para las empresas españolas que cuentan con un posicionamiento mucho más fuerte en Caribe que en Estados Unidos”.

(Ver también: 'Incertidumbre en grupos españoles por el posible ‘efecto Trump’ en Cuba').

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.