La plataforma llega a un acuerdo con el Ayuntamiento

Airbnb retira la demanda en Nueva York al garantizarse que no será multada

Las multas se impondrán a los responsables de los anuncios y no a Airbnb

Airbnb ha llegado a un acuerdo con el Ayuntamiento de Nueva York para retirar la demanda que presentó con el fin de bloquear la nueva normativa, aunque Airbnb ya había aceptado en Nueva York lo que le piden los hoteleros en Europa, como publicó HOSTELTUR noticias de turismo. La plataforma ha acordado retirar la demanda presentada hace dos meses a cambio de un compromiso de las autoridades para que las multas que prevé la nueva ley sólo se impongan a los responsables de los anuncios y no a Airbnb, según The New York Times.

La normativa, aprobada hace dos meses por el gobernador Andrew Cuomo y que contempla multas de hasta 7.500 dólares (6.980 euros), busca que se cumpla la Ley de 2010 que prohíbe anunciar apartamentos de alquiler por menos de 30 días a través de plataformas como Airbnb.

La compañía alegaba en su demanda que esas multas frenarían a los usuarios y provocarían un fuerte descenso de sus ingresos en la ciudad de Nueva York, donde sólo el año pasado facturó unos 1.000 millones de dólares (929,8 millones de euros).

La nueva normativa no prevé sanciones para quienes publiquen anuncios para alquilar habitaciones cuando el dueño permanece también en la vivienda, algo que sí está permitido por periodos inferiores a un mes.

Las habitaciones cuando permanece el propietario en la vivienda sí pueden alquilarse por menos de 30 días en Nueva York.Las habitaciones cuando permanece el propietario en la vivienda sí pueden alquilarse por menos de 30 días en Nueva York.

El negocio de Airbnb está valorado en unos 30.000 millones de dólares (27.900 millones de euros) y su principal mercado en Estados Unidos es Nueva York, donde según las ONG y asociaciones de vivienda asequible ha provocado el encarecimiento de los precios de alquiler, ya de por sí altos, según recoge Efe.

Largo conflicto

Con el acuerdo que ha entrado en vigor esta semana, Airbnb pone fin a un largo conflicto desde que en 2010 el Estado de Nueva York aprobara la primera normativa para luchar contra la proliferación de hoteles ilegales en la Gran Manzana.

Fue hace dos años cuando el Consistorio solicitó por primera vez información sobre las actividades de Airbnb, después de que la Fiscalía detectara que casi dos tercios de las ofertas de apartamentos o habitaciones en el estado podrían ser “ilegales”.

Según una investigación llevada a cabo por la oficina del fiscal general, Eric Schneiderman, sólo un centenar de usuarios controlan más de una decena de apartamentos en Airbnb y obtienen ingresos millonarios con los alquileres a corto plazo. (Ver: ‘Nueva York dice que la mayoría de los alquileres de Airbnb son ilegales’).

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.