En impuestos sobre actividades económicas, tasas aéreas y tasas de alojamiento

TUI pide una reducción de impuestos en Alemania

Aunque en Alemania los precios de los viajes en general se mantengan estables y en algunas regiones incluso desciendan, desde el punto de vista de TUI, los costes vacacionales para el consumidor son demasiado elevados. Existen numerosos impuestos y tasas que afectan a los bolsillos de los alemanes y ponen en peligro en gran medida gran número de puestos de trabajo.

Actualmente, por ejemplo, a los turoperadores se les exige el pago desde las agencias tributarias de “desmesuradas cantidades” debido al impuesto sobre actividades económicas, indica TUI. Tal y como Friedrich Joussen, en calidad de presidente de TUI AG, expresó por carta a los presidentes de distintas regiones alemanas, se puede hablar de hasta 1,4 mil millones de euros que la industria turística alemana tendría que pagar en concepto de atrasos. Según la interpretación de la agencia tributaria, la compra de prestaciones hoteleras para viajes organizados debería estar sometida a una tributación similar a la que se aplica cuando se alquila un espacio para una empresa con carácter duradero. Sin embargo, los turoperadores no firman un contrato de alquiler con los hoteles, sino que compran una llamada prestación mixta que abarca, por ejemplo, la comida, la animación y la oferta deportiva. Además, los cupos hoteleros solo se utilizan durante un breve tiempo. Especialmente muchas empresas medianas se ven afectadas al ponerse en práctica esta medida y no poder hacer frente a estos pagos.

TUI pide una reducción de impuestos en Alemania

Según el CEO de TUI Alemania, Christian Clemens, “a la vista de los gravámenes existentes y los que amenazan en el futuro, pedimos al próximo gobierno alemán que frene la introducción de impuestos para la industria turística”. Fundamentalmente se refiere a la tasa aérea que actualmente perjudica a las aerolíneas alemanas respecto a sus competidoras europeas. Pero además considera que el estado debería renunciar a exigir el impuesto sobre actividades económicas y el pago de peajes a los turismos. Esto último reduciría considerablemente la renta familiar y disuadiría a turistas extranjeros de viajar a Alemania. Además, Clemens hizo un llamamiento a los ayuntamientos para que eliminen la tasa de alojamiento, que se recauda en numerosas ciudades.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.