Diario 5692 19.09.2019 | 10:41
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Escuchamos hablar de Blockchain y Bitcoins, pero no lo tenemos nada claro

La Blockchain de forma clara

Una explicación de los recovecos que encierra la tecnología Blockchain y su posible aplicación en el sector turístico 3 febrero, 2017
  • Detrás del Bitcoin, la moneda virtual, está la tecnología que hace posible su éxito y supervivencia: la tecnología Blockchain.
  • Blockchain es una inmensa base de datos que no necesita de ningún ordenador central, ni intermediario alguno para decidir la validez o no de esos datos.
  • Pero, ¿y si resulta que en este sistema podemos introducir otro tipo de datos que no sean transacciones de Bitcoins? Esto ya es posible gracias a los Smart Contracts.

La innovación y las tendencias tecnológicas evolucionan a una velocidad a la que nos es casi imposible ir a la mayoría de los mortales. Es el caso de la tecnología Blockchain, una tecnología que sirve de base para el crecimiento y desarrollo de la criptomoneda Bitcoin. La gran noticia es que no sólo de Bitcoins vive el Blockchain.

Detrás del Bitcoin, la moneda virtual, está la tecnología que hace posible su éxito y supervivencia: la tecnología Blockchain. Es de esta tecnología de la que vamos a hablar, pues resulta que no sólo es válida para la dichosa moneda, sino que su ámbito de aplicación y aprovechamiento es enorme en diferentes sectores industriales y empresariales entre los que, como no, puede llegar a ocupar un lugar privilegiado nuestro sector turístico.

Hay muchos sitios en los que se puede encontrar una definición de Blockchain. En este caso hemos elaborado una definición propia en un intento de clarificar el concepto e intentar que los inexpertos como yo podamos comprenderlo:

Blockchain es cadena de bloques descentralizada.Blockchain es cadena de bloques descentralizada.

Blockchain es una inmensa base de datos que no necesita de ningún ordenador central, ni intermediario alguno para decidir la validez o no de esos datos. Existe una copia de esa base de datos en miles de ordenadores distribuidos de forma descentralizada y gestionados por personas muy diferentes, que no se conocen entre sí. Para validar los datos es necesaria la intervención de gran parte de estas personas, que lo hacen desde su propio ordenador personal con tan sólo pulsar un botón. Estas personas son los denominados "mineros" y cualquiera de nosotros puede ser uno de ellos tan sólo instalando un ejecutable en nuestro propio PC.

Vamos por partes...

  1. Utilizando el ejemplo de la moneda, supongamos que cuando se crearon los primeros Bitcoins, la persona que los tenía los repartió entre tres amigos.
  2. Registró las tres transacciones en la base de datos del sistema y se creó un bloque con esas 3 transacciones. El sistema dio a ese bloque una clave de identificación única, asociada a otro número (nonce), de tal forma que la unión de ambos es indescifrable.
  3. Esos bitcoins fueron pasando de unas manos a otras y cada transacción se fue registrando y generando bloques de forma cronológica, cada uno con su clave particular y con otra que se correspondía con la del bloque anterior. De esta forma, cada bloque está unido al anterior y al siguiente (cadena)
  4. La clave de cada bloque se genera cuando los "mineros" (personas de carne y hueso como nosotros, con sus ordenadores personales) pulsan el botón correspondiente en el programita que se han instalado.
  5. Para encontrar la clave correcta el ordenador tiene que procesar millones de combinaciones en el menor tiempo posible. Pero siempre hay quien la encuentra, sobre todo si se ha unido a un grupo de mineros que trabajan todos a las vez. Este grupo se denomina Pool de minería. La capacidad de procesamiento de los ordenadores del grupo es mucho mayor que la de un ordenador de forma individual.
  6. Lo anterior lo hacen miles de mineros a la vez y, una vez creado el bloque, con su clave, la nueva cadena completa se copia en los miles de ordenadores que componen el sistema.
  7. Al no estar centralizado, es imposible de hackear o de intentar cometer un fraude, porque habría que hacerlo en esos miles de ordenadores de forma simultánea. Recordemos que los ordenadores no están conectados entre si, es un sistema descentralizado.

El sistema Blockchain incorpora un plan de incentivos de forma que cuando un "minero" encuentra el hash y el nonce correspondientes, recibe alrededor de 10 BTC, lo que equivale a unos 8.500 €.

Este vídeo explica bastante bien lo que hemos contado hasta ahora:

La Blockchain de forma clara


Hasta aquí, el funcionamiento resumido de lo que Blockchain y Bitcoin tienen entre manos. Pero, ¿y si resulta que en este sistema podemos introducir otro tipo de datos que no sean transacciones de Bitcoins? Esto ya es posible gracias a los Smart Contracts. Contratos inteligentes en los que se puede establecer una relación entre dos personas, con unas condiciones que ambas tienen que cumplir a cambio de una contraprestación. ¡Ya existe esto y está funcionando! Es todo automático, basado en el sistema Blockchain y sin intermediarios (notarios, entidades financieras,...)

Así resulta que todo esto se extiende mucho más allá del sector financiero y puede ser aplicable, gracias a los Smart contracts, en sectores como el de los seguros, transportes, turismo y hotelería, industria musical, sector jurídico, eléctrico, sanitario, farmacéutico, o en eventos como podría ser la celebración de unas elecciones. Todo con máxima seguridad y confianza y sin intermediarios.

Ya hay algún ejemplo en el sector turístico para conectar viajeros con destinos, para elaborar programas de fidelización, acciones de responsabilidad social con el Medio Ambiente, gestión de opiniones y valoraciones, ... Y todo ello sin intermediarios y el coste que representan.

¿Un ejemplo? La compañía Webjet ya ha llegado a un acuerdo con Microsoft para desarrollar una Blockchain con el fin de - dicen - eliminar errores en las transacciones cliente-hotel, o reducir el fraude entre otras apuestas.

Estamos en el principio y aún no sabemos hasta dónde llegará. No lo perdamos de vista, que luego será tarde como ha ocurrido con otras revoluciones.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.