Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Se trata de eliminar en todo lo posible la incertidumbre de las “apuestas” por ciertas estrategias de negocio

Hospitality Intelligence

Es importante evaluar la inversión en software vs el ROI a obtener 14 febrero, 2017 Premium
  • En realidad, Big Data no es otra cosa que aplicar metodologías de BI a conjuntos de datos gigantescos y no estructurados.
  • La tarea real de la BI es la proporcionar información fiable al negocio sobre la que tomar decisiones fundadas.
  • El primer paso se amortiza a sí mismo y, antes de que nos demos cuenta, nos habremos acostumbrado a utilizar BI en el día a día y se habrá integrado en la toma de decisiones.

‘Business Intelligence’ es un término que no resulta ajeno a un gran número de directivos de compañías de tamaño medio y grande, porque es un paradigma que en la actualidad se emplea mucho con el fin de mejorar el conocimiento que se tiene de un negocio, en base a datos objetivos y análisis exhaustivos.

Ese mismo concepto, pero mucho más especializado, se ha convertido en lo que ahora se llama “Hospitality Intelligence”. Pero en el fondo, se trata de lo mismo: reunir datos de diferentes fuentes como los sistemas internos del hotel, pero también de fuentes externas (datos de mercado, internet, etc.) y luego procesar esa información de modo que ayude a entender dónde puede haber oportunidades de negocio o qué hacer para mejorar el rendimiento actual de la propiedad.

 Hospitality Intelligence Hospitality Intelligence

Hoy en día, lo cierto es que la BI “tradicional” (por llamarla de alguna forma) se diluye mucho en lo que llamamos “Big Data”. En realidad, Big Data no es otra cosa que aplicar metodologías de BI a conjuntos de datos gigantescos y no estructurados. Y, al igual que Big Data, BI no es una varita mágica que nos va a descubrir montones de dinero para ganar gracias a algún milagroso algoritmo que analiza nuestros datos y nos dice dónde mirar.

La tarea real de la BI es la de proporcionar información fiable al negocio sobre la que tomar decisiones fundadas que conduzcan, con la mayor seguridad posible, a la mejora del negocio en los aspectos que deseamos. En otras palabras: se trata de eliminar en todo lo posible la incertidumbre de las “apuestas” por ciertas estrategias de negocio, al saber que los datos nos soportan en nuestra decisión de actuar de determinada forma.

La buena noticia es que muchos hoteles ya disponen de un PMS que, o bien tiene directamente algunas funciones de BI, o bien permite adquirir módulos que lo completen en este sentido. Como con todo en esta vida, es importante evaluar la inversión en software versus el ROI a obtener, sobre todo cuando este retorno es tan etéreo como lo puede ser “una información que nos da pistas para tomar decisiones fundadas”. Pero, al igual que lo hizo Indiana Jones en su momento, hay que “dar un paso de fe”. ¿Por qué?

Porque incluso a día de hoy, la industria hotelera va muy por detrás del uso que otros sectores hacen de BI (como los bancos, la industria del automóvil o del retail) cuando, en realidad, es una excelente herramienta de ayuda para reducir nuestras equivocaciones al mínimo, al basar decisiones en datos, no en impulsos o corazonadas.

Lo importante es dar pequeños pasos. No sirve instalar un enorme sistema de BI que “nos vaya a resolver la vida”. Es mejor instalar un módulo concreto, por ejemplo para la gestión de compras o de suministros y aprender a sacarle partido. Un área concreta que mejorar, cuyo ROI se pueda controlar de forma más sencilla. Y luego ya ampliaremos. Así, de hecho, el primer paso se amortiza a sí mismo y, antes de que nos demos cuenta, nos habremos acostumbrado a utilizar BI en el día a día y se habrá integrado en la toma de decisiones.

Algo que seguro que mejorará la calidad del sueño de muchos responsables y directores de hotel. Seguro.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
No es de extrañar que en la actualidad uno de los perfiles más demandados sea el de ingeniero de datos o big data. Todas las empresas tiene sistemas de información con ingentes cantidades de datos y cada vez las herramientas de BI son más asequibles, peror sin un un experto que nos ayude a sacarle jugo, no obtendremos un buen ROI.