Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. ​La actividad de cruceros ha caído un 50% en el destino

Royal Caribbean cancela sus cruceros a Turquía

22 febrero, 2017 Premium
  • La causa es el miedo de los clientes, concuerdan todos. Los atentados cada vez más frecuentes de yihadistas y grupúsculos kurdos y el fallido golpe de Estado
  • El negocio de los cruceros se ha visto afectado más que otras ramas, con una bajada del 40-50 % en 2016
  • Entre enero y noviembre, 24 millones de visitantes extranjeros entraron en Turquía, lo que hace prever unos 25 millones para todo el año, un tercio menos que en 2015 y 2014

Como ya han hecho otras compañías de cruceros, Royal Caribbean ha decidido cancelar todas las escalas que sus buques tenían programadas en Turquía para la temporada 2017. Así se lo ha comunicado la compañía a los agentes de viajes, explicando la decisión en base a la "imprevisibilidad" en el país.

En ese comunicado al canal de distribución, Royal Caribbean dijo que debido a la imprevisibilidad que hay actualmente en Turquía, y teniendo en cuenta la seguridad de los miembros de la tripulación y de los pasajeros, ha decidido sustituir las escalas en ese destino por otras alternativas en Europa para esta temporada de 2017.

"Verdaderamente Lamentamos tener que tomar esta medida y gracias por su comprensión y cooperación. Cualquier decisión que tomamos se hace con precaución y pensando en la seguridad, ya que la experiencia de los clientes en nuestros puertos de escala, es siempre nuestra máxima prioridad."

Esto afectará a los siguientes buques: Brilliance of the Seas, que pasa a Mykonos, Grecia. Jewel of the Seas, ahora en Rodas. Rhapsody of the Seas, ahora en Kotor, Montenegro. A los clientes que compraron una excursión en tierra, Royal Caribbean les reembolsará el importe.

Esta medida de Royal Caribbean viene a ahondar más la crítica situación que vive el destino turco, en el que el negocio de los cruceros se ha visto afectado más que otras ramas, con una bajada del 40-50 % en 2016. "Y en 2017 será un 80 % menos. Lo sabemos porque las rutas de buque se planifican con mucha antelación, no se pueden cancelar a última hora, como otros viajes", comentan fuentes sectoriales turcas.

La caída del turismo en Estambul ha sido del 35% o 40%, señala Müberra Eresin, la vicepresidenta de la federación de hoteleros de Turquía (Türob), y el fenómeno se extiende a todo el país. Las cifras del Ministerio de Cultura lo confirman: entre enero y noviembre, 24 millones de visitantes extranjeros entraron en Turquía, lo que hace prever unos 25 millones para todo el año, un tercio menos que en 2015 y 2014, ambos con 36 millones de viajeros.

Los ingresos han caído acorde: si los extranjeros aportaron ingresos de entre 19.000 y 21.000 millones de dólares en los primeros nueve meses del año entre 2013 y 2015, esta cifra ha caído a los 12.000 millones en 2016.

La causa es el miedo de los clientes, concuerdan todos. Los atentados cada vez más frecuentes de yihadistas y grupúsculos kurdos y el fallido golpe de Estado en julio pasado han dado una imagen de "país peligroso" a Turquía que ahuyenta a los turistas.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.