El conflicto enfrenta hace una década a Aena y a los residentes de la urbanización Santo Domingo por el ruido

El Tribunal Supremo anula la suspensión de vuelos en Barajas

El Tribunal Supremo ha anulado el auto del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que ordenaba suspender el 30% de los vuelos que aterrizan en la pista 18R/36L del Aeropuerto de Madrid-Barajas por el ruido de los aviones al sobrevolar las viviendas de los vecinos de la urbanización Santo Domingo de Algete de Madrid, enfrentados por ello desde hace más d euna década con Aena.

La Sala de lo Contencioso Administrativo del alto tribunal ha considerado que aquel auto, que había sido suspendido provisionalmente y recurrido ante el Supremo, no ejecutaba adecuadamente su sentencia de 2008.

Aquella sentencia dictaminó que la pista 18R/36L de Barajas vulnera el derecho a la intimidad domiciliaria de los vecinos por el ruido que provocan los aviones que sobrevuelan la urbanización Ciudad Santo Domingo.

El Tribunal Supremo señalará en la sentencia las posibilidades existentes para encontrar un equilibrio entre los derechos de los vecinos y el interés general; ya que este miércoles solo ha anunciado su fallo sobre la suspensión de vuelos, pero ahora tendrá que establecer la fórmula de compensación o indemnización del gestor aeroportuario a los vecinos afectados.

El Tribunal Supremo anula la suspensión de vuelos en BarajasEl Tribunal Supremo anula la suspensión de vuelos en Barajas

Tal y como se preveía, ante los perjuicios señalados por Aena en un informe, la sala barajaba alegar el interés general como contrapeso a los derechos de los vecinos. Ese argumento permitiría evitar los perjuicios económicos y operativos que la suspensión de vuelos de la pista afectada, la 18R/36L, mediante el pago de indemnizaciones a los perjudicados.

Según el gestor aeroportuario la medida equivale a suspender más de 6.000 vuelos al año, lo que supondría la pérdida de decenas de miles de empleos y un recorte significativo de la capacidad operativa del aeropuerto madrileño, el primero de España en número de pasajeros, cuando el país vive una fase de crecimiento de la llegada de turistas y de su tráfico aéreo.

En tal sentido, Aena calcula que, si se suspendiera ese 30% de vuelos, se generaría una posible disminución acumulada de pasajeros hasta 2030 de 70 millones y la pérdida de unos 14.000 empleos en la región madrileña y llegarían a 42.000 en toda España, según el informe sobre los efectos de las medidas solicitadas por los residentes de Santo Domingo presentado en junio del año pasado cuando altos ejecutivos del gestor aeroportuario fueron imputados por no cumplir las medidas solicitadas (ver: Citan como investigados al presidente y expresidente de Aena).

Aena advierte de que reducir el tráfico en una de las pistas del Aeropuerto Adolfo Suárez, Madrid-Barajas para eliminar el ruido en la urbanización cercana y la consecuente e importante pérdida de capacidad operativa implicaría, a su vez, importantes retrasos en todo el aeropuerto. Adicional al impacto en el empleo y la operatividad del aeropuerto, el gestor aeroportuario ha destacado las repercusiones en la imagen internacional de España.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.