Diario 5426 13.11.2018 | 04:18
Hosteltur: Noticias de turismo
Un análisis de Vivi Hinojosa

Turismo español en la WTM 2013: euforia contenida

Sector público y privado llaman a acometer reformas aprovechando el buen momento 8 noviembre, 2013

Análisis/ Se respira un buen ambiente en los stands españoles en esta edición de la World Travel Market, con constantes reuniones en sus mesas de trabajo no exentas de sonrisas y declaraciones de los representantes del sector que no esconden cierta euforia ante las optimistas perspectivas del mercado británico para los próximos meses, aunque con persistentes llamamientos a la contención de la euforia.

El sector público y privado representado en la feria londinense, que según los expertos se consolida sin duda como la primera del mundo en el ámbito turístico, coinciden en percibir que la luz al final del túnel es más brillante que nunca, aunque se muestran precavidos a la hora de lanzar las campanas al vuelo y promulgar el fin de la crisis del turismo español en lo que a la demanda internacional se refiere, y más concretamente en lo que concierne al mercado británico.

No en vano, y a pesar del sólido posicionamiento de los destinos españoles en este emisor, de cuyos flujos turísticos captan un 25%, la competencia es más fuerte que nunca, sobre todo en los destinos de la cuenca mediterránea afectados por las secuelas de la Primavera árabe, especialmente Egipto, de cuya inestabilidad la máxima beneficiaria este invierno será Canarias.

España se consolida como el primer destino para los británicos, como ha quedado patente en la  WTM.España se consolida como el primer destino para los británicos, como ha quedado patente en la WTM.

Sin embargo los destinos españoles son conscientes de que han de esforzarse en primer lugar para atraer a esos turistas ‘desviados’; no pueden limitarse a esperar a que lleguen precisamente por la enorme competencia de otros destinos, ávidos de recibirlos, y porque ese cliente podría decidir simplemente no viajar y esperar a que la situación se tranquilice en estos países que cuentan con la ventaja competitiva del precio.

Pero es que la labor de empresarios y administraciones no termina con la captación de ese turista, sino que han de lograr fidelizarlo para convertirlo en un visitante repetidor respondiendo a sus expectativas y ofreciéndole la mejor relación calidad-precio del mercado. No pensemos que los turistas van a elegir España porque sí y mucho menos que van a volver de manera natural al destino sin ningún esfuerzo por nuestra parte. No podemos competir en precio pero sí en calidad-precio y así tenemos que demostrárselo.

Por tanto, balance muy positivo de la presencia de España en la WTM, pero sin caer en la autocomplacencia. No podemos dormirnos en los laureles porque la competencia viene pegando fuerte. Euforia contenida. De las disensiones y recelos entre los destinos españoles ya hablaremos en otro post.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.