Hochtieff, Sintonia, Vinci o Borealis, entre ellos

Grupos internacionales, interesados por la concesión de Barajas y El Prat

Operadores de aeropuertos, constructoras y entidades bancarias

Grandes grupos internacionales están tomando posiciones para estudiar la concesión que sacará a concurso AENA de los aeropuertos de Madrid Barajas y El Prat de Barcelona, han explicado a Efe fuentes financieras.

Aeropuerto de Barajas. Aeropuerto de Barajas.

Entre estos grandes grupos se encuentran operadores de aeropuertos internacionales como Schiphol (Amsterdam), Fraport (Fráncfort) o el Aeropuerto de París; grupos inversores como Sintonia (Bennetton), o constructores como la francesa Vinci o la alemana Hochtieff.

Además, según las mismas fuentes también entrarán en juego los inversores que acudirán como socios financieros de la mano de un grupo industrial, como es el caso fondos de pensiones como el de la empresa danesa Borealis, el de la aseguradora australiana AMP Capital o el holandés ABP.

Por último, están los fondos especializados en infraestructuras de bancos de negocios como Morgan Stanley, Goldman Sachs, JP Morgan o el fondo controlado por Credit Suisse y General Electric, Global Infrastructure Partners.

Todos estos grupos o competirán o se combinarán con socios españoles que ya han dicho que tienen interés en obtener la concesión de los dos mayores aeropuertos españoles, como son Abertis, Ferrovial o FCC.

Como informó HOSTELTUR, AENA ha sometido a consulta pública el proceso. Se prevé que la sociedad de nueva creación Aena Aeropuertos, cuyo consejo de administración se reúne por primera vez mañana, haga público en los próximos días -tiene de plazo hasta el 31 de julio- el pliego de condiciones para sacar a concurso la concesión de esta compañía.

Antes de finales de julio, Aena Aeropuertos habrá traslado la concesión de estos dos aeropuertos a dos filiales, cuyas acciones posteriormente sacará a la venta para el sector privado en un porcentaje que oscilará entre el 80 % y el 90 %.

Se espera que las condiciones de la concesión obliguen a que si un consorcio oferta por Barajas no pueda hacerlo por El Prat y viceversa, y que la duración de la misma sea de quince años prorrogables por cinco más.

Desde el Ministerio de Fomento se pretende que, pese a la entrada del sector privado en la gestión de Barajas y El Prat, se mantenga un marco de estabilidad tarifaria que no suponga una subida de los tarifas aeroportuarias en España, que se encuentran por debajo de la media europea.

Por tanto, el grueso de los beneficios para las empresas que acudan a la privatización deberán provenir de la explotación de los espacios comerciales y de desarrollos inmobiliarios de espacios en estos dos grandes aeropuertos.

Esto, en parte, se deberá a que el Aena ha pactado con los sindicatos que las dos filiales que gestionarán las concesiones asumirán también todo el personal del gestor, con las mismas condiciones laborales que el actual convenio hasta 2018.

Está previsto que el personal de Aena en los aeropuertos de Barajas y El Prat pase a depender de las dos nueva filiales a partir del 31 de julio.

Las empresas privadas también deben tener en cuenta qué parte de la deuda de Aena será traspasada a estas filiales, ya que cerca de 10.000 millones de euros de endeudamiento de Aena Aeropuertos será centrifugado a los 47 aeropuertos que dependerán de esta sociedad en previsión de una futura privatización de la misma, y por lo tanto esto será determinante a la hora de establecer un precio en la puja.

La expectación ante esta privatización se debe a que, desde diciembre de 2007, no ha habido grandes ofertas de privatización para las empresas especializadas y algunas, como la del segundo aeropuerto de Chicago, fueron finalmente aparcadas por la administración competente.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.