Diario 5380 20.09.2018 | 04:22
Hosteltur: Noticias de turismo
Continúa la tendencia creciente de los últimos años

La gestión del absentismo, asignatura pendiente en hostelería

Menos del 20% de las empresas del sector cuenta con un plan de gestión específico 25 mayo, 2017
  • En el último año el absentismo laboral en hostelería y restauración creció un 18%, tres puntos por encima de la media nacional
  • El sector de la hostelería y sus características (estacionalidad, temporalidad de los empleos, alto volumen de rotación, elevado ritmo de trabajo, etc.) facilitan un entorno favorable al absentismo
  • La gestión del absentismo debe abordarse desde una perspectiva global que apueste por el bienestar laboral

El absentismo laboral en España sigue con la tendencia creciente iniciada en los últimos años. Prueba de ello es que 2016 cerró con un incremento medio del 15%, porcentaje que en el sector de la hostelería y restauración alcanzó el 18%. Sin embargo, y a pesar de que según el ‘Estudio sobre absentismo laboral en el sector hostelero’ el 82% de las empresas tiene sistemas de control del absentismo y el 73% emplea alguna técnica para reducirlo, menos del 20% cuenta con un plan de gestión específico, que se convierte por tanto en una de las asignaturas pendientes del sector, según señalan desde el Grupo Geseme.

El sector de la hostelería y sus características (estacionalidad, temporalidad de los empleos, alto volumen de rotación, elevado ritmo de trabajo, etc.) facilitan, como apuntan desde Geseme, “un entorno favorable al absentismo, siendo los establecimientos medianos y grandes con más de 100 trabajadores los lugares de trabajo en los que se dan los mayores ratios”.

Y eso que los costes directos, calculados en función de la tasa de absentismo (número de horas no trabajadas por incapacidad temporal), pueden ser muy elevados. Geseme pone como ejemplo “para una empresa media del sector con una plantilla de 150 trabajadores y una tasa media de absentismo del 9%, los costes directos anuales contemplando un sueldo medio bruto de 21.000 euros superarían los 400.000 euros; por lo que si esa empresa fuese capaz de reducir a la mitad su ratio de absentismo hasta dejarlo en el 4,5%, ahorraría más de 200.000 euros anualmente gracias a la disminución de los costes y al aumento de su productividad”.

Pero es que además los costes indirectos son a menudo iguales o superiores a los directos, se calcula que 1,8 veces más de media. El problema, como reconocen desde la compañía, es que “no se ven. Sin embargo el buscar un sustituto, la formación de nuevos trabajadores, las horas extra de empleados que cubren a los ausentes, el nivel de calidad y profesionalidad de los sustitutos, el clima laboral y una larga lista de situaciones que se dan a diario en muchos hoteles de nuestro país forman parte de estos costes indirectos que afectan no sólo a los resultados sino también a la imagen y competitividad del negocio y a los propios empleados”.

Con una plantilla saludable y motivada el absentismo se reduce drásticamente, aseguran desde el Grupo Geseme.Con una plantilla saludable y motivada el absentismo se reduce drásticamente, aseguran desde el Grupo Geseme.

No obstante las empresas pueden adoptar medidas para evitar o reducir el absentismo, ya que se estima que el 30% de sus causas está relacionado con factores sobre los que se puede actuar, tales como:

- La prevención de riesgos laborales, garantizando unas óptimas condiciones de trabajo.

- Implementando planes de promoción de la salud que minimicen el número de enfermedades relacionadas con el trabajo.

- Poniendo en marcha planes que aseguren una correcta gestión y distribución del trabajo que evite una alta carga de trabajo.

- Previniendo los riesgos psicosociales: estrés, inseguridad en el empleo, problemas de conciliación, etc.

Perspectiva global

La gestión del absentismo, concluyen desde Geseme, “es un tema en el que intervienen múltiples variables, tanto en el justificado como en el fraudulento, por lo que debe abordarse desde una perspectiva global que apueste por el bienestar laboral, incorporando esa gestión a la actividad cotidiana del negocio y no tratándolo como un tema puntual”.

Si contamos con una plantilla saludable y motivada, añaden las mismas fuentes, “el absentismo se reduce drásticamente y los resultados justifican los esfuerzos dedicados a gestionarlo ya que sin duda el mayor coste es no hacer nada por intentar reducirlo”.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
Avatar david-malaga david-malaga hace 1 año
Vaya estupidez de estudio, si en un restaurante se trabaja el 50% de las horas de forma ilegal y tenéis la ocurrencia de venir con esta historia.