Diario 5379 19.09.2018 | 12:44
Hosteltur: Noticias de turismo
El ciclo político y la turismofobia, vectores que podrían acelerar su puesta en marcha

¿Llegará a nacer el gran lobby del turismo en Cataluña?

Debate en la Asociación Catalana de Profesionales del Turismo 9 junio, 2017
  • Un debate organizado por la Asociación Catalana de Profesionales del Turismo (ACPT) abordó la situación actual del sector
  • Octavi Bono: “La idea que llega a la sociedad es que el turismo perjudica a muchos y sólo se benefician unos pocos”
  • La posibilidad de crear un gran lobby del turismo en Cataluña está sólo en sus fases iniciales

Dos vectores que confluyen de manera determinante en Cataluña pueden acelerar la puesta en marcha de un gran lobby del turismo donde estarían representadas las múltiples asociaciones empresariales del sector. Por un lado, el clima creciente de rechazo social al turismo (turismofobia) o incomprensión de la sociedad hacia esta actividad económica. Y por el otro, el ciclo político que podría traer elecciones autonómicas anticipadas.

La posibilidad de crear ese gran lobby fue abordada, entre otros temas, durante un debate organizado por la Asociación Catalana de Profesionales del Turismo (ACPT) este jueves en Barcelona.

A dicho acto fue invitado el director general de Turismo de la Generalitat, Octavi Bono, quien realizó un discurso "desacomplejado", según sus propias palabras, sobre la actividad turística y las oportunidades que supone para la sociedad catalana.

En este sentido, Bono recordó los vuelos de largo radio que conectan Barcelona con diferentes regiones del mundo, “por ejemplo, las nuevas conexiones con California y Sillicon Valley”, lo que significa posibilidad de captar tráfico de negocios, empresas, inversiones, etc.

“Y esos vuelos no serían posibles si Barcelona no fuera un gran destino turístico”, recordó el director general de Turismo de la Generalitat.

Pero Octavi Bono reconoció que las informaciones y opiniones sobre el turismo predominantes en televisiones, radios, etc, tienden a poner el foco en los aspectos más negativos y dan poca voz a los colectivos que también se benefician de esta actividad.

“La idea que llega a la sociedad es que el turismo perjudica a muchos y sólo se benefician unos pocos”, lamentó Bono.

Octavi Bono, con gafas, durante su participación en el encuentro organizado por la Asociación Catalana de Profesionales del Turismo.Octavi Bono, con gafas, durante su participación en el encuentro organizado por la Asociación Catalana de Profesionales del Turismo.

"La sociedad no percibe la transversalidad del turismo"

En esta visión también coincidieron varios miembros de la ACPT durante el debate. Varios de ellos reconocieron que suelen tener intensos debates sobre el turismo con sus hermanos, maridos, mujeres o hijos.

“La actividad turística es muy transversal pero la sociedad no lo percibe”, apuntaba Laura Echevarría, de la empresa Value Retail.

Mónica Muñoz, formadora y guía oficial turística, apuntaba: “Parece que el turismo sea ahora como las siete plagas de Egipto, cuando nosotros somos los primeros en denunciar el intrusismo y exigir rigurosidad, formación y reciclaje”.

A lo que Salvador Devant, director la empresa de turismo de montaña Skiverse, añadía: “Con nuestra tarea de ‘evangelización’ sobre los beneficios que supone el turismo no es suficiente. Necesitaríamos tener un gran lobby y el acompañamiento de una comunicación institucional muy potente”.

Jordi Martí, director de la agencia receptiva Traveltec, también apuntaba: “Cuando salen reportajes del turismo en los medios, sólo hablan los hoteleros, tampoco es normal”.

Fase muy inicial

De momento, la posibilidad de crear ese gran lobby del turismo en Cataluña tan sólo está en la fase de sondeos iniciales entre las diferentes asociaciones y patronales del sector.

Y tampoco está claro hasta qué punto ese hipotético lobby podría comenzar a contrarrestar el discurso anti-turístico.

Pero en cualquier caso el tiempo apremia. Y no sólo porque la turismofobia vaya a más y se esté extendiendo como una mancha de aceite desde Barcelona hacia otras localidades catalanas, en parte como un efecto eco.

El ciclo político también es un vector a tener en cuenta. Si se convocan elecciones anticipadas y se forma una nueva mayoría de izquierdas en el Parlament, muchos profesionales del sector temen que un nuevo gobierno (una coalición de ERC y Catalunya en Comú, por ejemplo) podría adoptar medidas más restrictivas hacia la actividad turística, tal como ha sucedido en Barcelona.

gran lobby del turismo en Cataluña

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.