Con el objetivo de ganar en personalización y eficiencia

Big data: cinco consejos para el sector turístico

El sector será más eficiente cuando se implante el big data en todas las fases del viaje

Para 2022 se prevé que la industria turística mundial crezca hasta el 10% del PIB (Producto Interior Bruto) global, con unos ingresos anuales de alrededor de un billón de dólares. El turismo, según Ritesh Mehta, directivo de la compañía de software TatvaSoft Australia, es un sector a gran escala que será mucho más eficiente cuando se implemente completamente el big data en todas y cada una de las fases del viaje. No en vano su entorno no es ajeno a los datos: todas las reservas aéreas, estancias de hotel y alquiler de vehículos crean datos. Sin embargo ahora los viajeros realizan las gestiones de su viaje en la web, cuelgan comentarios, puntuaciones, blogs y ‘me gusta’ en las redes sociales, lo que genera datos aún más fragmentados.

Las compañías turísticas son conocidas por captar y almacenar grandes cantidades de datos. En cada paso del viaje recogen datos como trayectos de vuelos, datos del cliente, transacciones, check-in y muchos más. Hasta hace poco esos datos simplemente se almacenaban pero las empresas se encontraban con muchas dificultades para poder utilizarlos combinando diferentes conjuntos de datos.

Con una informática cada vez más poderosa, soluciones de almacenamiento con mayor capacidad y más baratas como Hadoop y un gran número de startups de big data dispuestas a ayudar, la información finalmente se puede poner en uso para que los clientes se sientan mejor atendidos y más apreciados, lo que repercute en más ingresos y beneficios más elevados.

Las empresas turísticas deberían centrar la aplicación de big data en impulsar la experiencia del cliente y las operaciones internas.Las empresas turísticas deberían centrar la aplicación de big data en impulsar la experiencia del cliente y las operaciones internas.

Pero las empresas turísticas deben tener ante todo en cuenta cinco claves en lo que se refiere al big data:

1.- Centrarse en la estrategia y olvidarse de la autopromoción. Es importante enfocarse en los objetivos estratégicos y áreas prioritarias para la empresa y empezar en pequeño. Una compañía turística puede marcar la diferencia utilizando datos sin necesidad de verse abrumada por ellos.

2.- Entender a las personas. El big data abre las posibilidades de incrementar la personalización, ofreciendo así al viajero un mayor valor añadido. La personalización basada en el big data debe tener en cuenta factores como las relaciones en redes sociales, la geolocalización de comportamientos del cliente, las ventas de servicios complementarios, disrupciones del servicio o del calendario o incluso todo el viaje en sí mismo. La clave reside en comprender primero las necesidades, motivaciones, deseos y requerimientos del consumidor.

3.- Practicar lo que uno predica. Con el big data es importante buscar dentro también para determinar cómo aplicarlo para los avances internos. El big data puede hacer que la compañía sea más efectiva, informada y rentable en áreas como la gestión del riesgo, operaciones, revenue management y marketing. El objetivo último es agregar y analizar datos relevantes en tiempo real para poder tomar una decisión que sea proactiva.

4.- El científico de datos debe ser nuestro nuevo mejor amigo. Las habilidades de la ciencia de datos son claves para lograr resultados de éxito en big data, por lo que las empresas deberían empezar a integrarlos ya. Desde estos científicos a los responsables de datos, deberían asegurarse que son expertos en analíticas de datos y en gestión, resolución y comunicación de problemas de negocio.

5.- Ser un compañero hacia el objetivo. Las necesidades actuales de los clientes turísticos son internacionales, intermodales e interactivas, por lo que es importante asociarse con otras firmas o expertos para contribuir a conseguir los objetivos de la compañía y del cliente.

El número de startups de big data centradas en la industria turística es creciente. Su objetivo es ayudar a los hoteles en sus pronósticos y comprender los futuros patrones de demanda. El big data ostenta un papel fundamental en ofrecer una experiencia de viaje más personalizada y eficiente, beneficiando a viajeros y compañías por igual. Por ello las empresas deberían centrarse en sus esfuerzos de datos en dos áreas, fundamentalmente: impulsar la experiencia del cliente y las operaciones internas.

La información de referencia se encuentra disponible en la web de Inside Big Data.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.