Diario 5329 21.07.2018 | 15:40
Hosteltur: Noticias de turismo
Según un estudio de UGT sobre riesgos psicosociales

El riesgo de despido e internet aumentan el estrés del agente de viajes

21 noviembre, 2013

La incertidumbre por el mantenimiento del puesto de trabajo que ha traído la crisis, sumado a la inseguridad ante un cliente más informado que nunca, son los factores que más inciden en los riesgos psicosociales de los trabajadores de las agencias de viajes, con especial incidencia en el estrés laboral.

Estas dos conclusiones se pusieron de manifiesto este jueves durante la presentación del estudio del Observatorio de Riesgos Psicosociales de UGT-CEC sobre el Estrés en el Sector de las Agencias de Viajes, realizado en base a un encuesta a un millar de agentes de viajes, y que sirvió de marco a una mesa en la que intervinieron diversos responsables de RRHH de varias empresas, y que fue moderada por Alfredo Herranz, responsable Estatal Subsector de Servicios Turísticos – TCM-UGT..

“Los ERE y los ERTE generan momentos traumáticos de gran tensión entre los trabajadores de la agencia”, indicaba Tomás Martínez, del departamento de RRHH de Globalia, refiriéndose a la situación que está viviendo Viajes Halcón-Ecuador.

E incidió en la importancia de una buena gestión de estas situaciones y de una comunicación eficaz para evitar incertidumbres. Expuso la experiencia de Halcón-Ecuador y de la puesta en marca de un plan de recolocación para los afectados por el ERE “al que se han acogido el 66% de los despedidos”.

Reestructuraciones, deslocalizaciones, cambios…

Por su parte, Maite Pagán, especialista de riesgos laborales de Nautalia Viajes, añadió a los riesgos psicosociales que conllevan los despidos, la incertidumbre laboral que generan otras estrategias empresariales como “las reestructuraciones que llevan las empresas, o cambios de lugar de trabajo. Todo ello puede influir en la salud y estado de ánimo del agente de viajes, y puede derivar en ansiedad, estrés o incluso depresión, además de trastornos del sueño o problemas de tensión cardiaca”.

A los problemas de riesgos psicosociales que pueden generar las situaciones de incertidumbre ante la posible pérdida del puesto de trabajo, Ana Perelló, directora de RRHH de Viajes Barceló, añadió la inseguridad que puede llegar a tener un agente de viajes ante un cliente mejor informado que él mismo.

“Hoy día, los clientes vienen a la agencia con comparativas de precios y gran cantida dde información sobre lo que quieren". Y expuso el caso de su agencia: “En Barceló estamos intentado descargar de peso administrativo al agente para que se centre en vender, y facilitando el mejor conocimiento posible de los productos y destinos, reconociendo la importancia de los fam trip para conocer de primera mano lo que se vende”.

El pequeño empresario “no tiene miedo, tiene terror”

En nombre de las pequeñas agencias habló el presidente de la Confederación Española de Asociaciones de Agencias de Viajes (CEAV), Rafael Gallego. “Si los trabajadores de las agencias de viajes tienen miedo a perder su trabajo, los pequeños empresarios tenemos terror”, dijo. Y añadió que “si nosotros soportamos ese miedo escénico, los trabajadores también pueden”.

Gallego, que señaló que muchos pequeños agentes de viajes asumen a la vez el papel de trabajador y empresario, de se refirió a “la guerra de precios y a la falta de financiación” como los grandes males que está soportando actualmente el sector.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.