Un análisis de José Manuel de la Rosa

Ávoris y Orizonia, diferencias y semejanzas

Análisis/ El reciente cambio de nombre de Viajes Barceló, rebautizada como Ávoris Reinventing Travel, ha vuelto a suscitar entre el sector lo que ya se comentó hace dos años cuando la minorista pasó a llamarse B the travel brand. Aunque de un modo muy diferente, la división de viajes del grupo Barceló crece espectacularmente, como lo hiciera Orizonia como paso previo a la intención de venta de su propietario, el fondo Carlyle.

Ávoris

En el año 2000 el grupo Barceló estaba formado por la cadena hotelera, el turoperador Turavia y la agencia Viajes Barceló. Ese año se quedó sólo como grupo hotelero, tras vender a First Choice la división emisora. No obstante, tres años después ejerció su opción de compra adelantándose en el último momento a Marsans, y recuperó la agencia de viajes, mientras que el grupo Iberostar se quedaba con Turavia.

Y durante ocho años se mantuvo así, hasta que en 2011 Gabriel Subías se convierte en CEO de Viajes Barceló, tras su salida un año antes de desempeñar el mismo cargo en Oriziona. Desde entonces, la división de viajes de Barceló ha afrontado una clara estrategia de expansión y crecimiento mediante la creación de marcas de turoperación, y también a través de la compra de otras, como las de Special Tours a finales de 2015, y en la de Catai en 2016. Además de la agencia Viajes 2000. Unas compras que se sumaron a las 150 agencias Vibo que se integraron en su red y a la aerolínea Orbest (la actual Evelop) que se quedó a finales de 2013 tras la quiebra de Orizonia.

Es decir, en los seis años que lleva Subías dirigiendo la división de viajes de Barceló, el área emisora del grupo mallorquín ha pasado de contar con una agencia de poco más de 200 oficinas, a tener una división de viajes compuesta por una red que supera las 600 tiendas, una aerolínea, y una escudería de turoperadores que, en conjunto, facturó más de 1.500 millones de euros en 2016, con un crecimiento del 18% y que, según la memoria del grupo, logró mejorar sus resultados respecto al año anterior.

Orizonia

Nació en 2006 como resultado de la venta de la división emisora de Iberostar al fondo de inversión Carlyle. Estaba compuesta por la agencia Viajes Iberia (que luego se llamó Vibo, en un cambio de nombre que ya dejaba ver intenciones), el turoperador Iberojet y la aerolínea Iberworld (Orbest), entre otras marcas. En la operación estaba incluido el equipo gestor, y Gabriel Subías, que era el CEO de Iberojet, pasó a serlo de Orizonia.

Y en los cinco primeros años de las siete de vida de Orizonia, la estrategia fue el crecimiento. Creció la red de Viajes Iberia y la actividad de turoperación con las compras de Cóndor Vacaciones o EV, así como la de distribución con la adquisición del 50% de Rumbo. Subías también quiso entrar en los grandes viajes e intentó comprar Catai (lo que ha conseguido unos años después en Barceló) y Nobeltour, pero eran otros tiempo y finalmente creó Kirunna. Dos años después de la salida de Subías de Orizonia este grupo quebró.

Semejanzas entre Ávoris y Orizonia:

-Los dos grupos han crecido espectacularmente en pocos años, además de orgánicamente, a base de compras y absorciones.

-Los dos grupos han tenido al mismo CEO, Gabriel Subías, y a gran parte del equipo directivo.

-Los dos grupos compraron el mismo turoperador (el mismo equipo y programación) con diferente nombre: Condor Vacaciones (Orizonia), Special Tours (Ávoris).

Diferencias:

-El crecimiento de Orizonia llegó tras la venta de Iberostar a un fondo, Carlyle, que lo preparaba para su venta, pero llegó la crisis y el modo de compra mediante apalancamiento hizo inviable el grupo. Mientras que el crecimiento de Ávoris se está produciendo en manos del dueño fundador, Barceló.

-El propietario que engordó Orizonia fue un fondo que tenía como objetivo vender después para rentabilizar una mínima inversión (sólo pagó a Iberostar una pequeña parte de su bolsillo, mientras que el resto fue mediante créditos que pagaba con los beneficios del grupo). Por el contrario, el propietario de Ávoris es la empresa turística creadora del grupo que, mediante compras conservadoras cuyos pagos van ligadas a los resultados de la empresa adquirida, podría plantearse una rentable venta a futuro. Por lo pronto, ha desligado la división de viajes del nombre de la familia propietaria, como matriz diferenciada de los hoteles.

-Los sueldos de Orizonia eran superiores a los de Ávoris, como pudieron comprobar cientos de profesionales que pasaron a Barceló tras la quiebra.

Conclusión:

Está por ver si los planes de Barceló son vender Ávoris a medio plazo y, si lo hiciera, quién lo compraría (un fondo o un grupo turístico europeo) y cómo lo compraría. Aunque también hay muchos en el sector que consideran complicado sacar rentabilidad a un negocio como el emisor, con exiguos márgenes y cuestionado por la pujanza del online.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.