Diario 5721 23.10.2019 | 19:49
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Tendrán tres meses para encontrar financiación

Hotasa continúa su actividad normal, aunque no descarta futuras transacciones hoteleras

El preconcurso de acreedores de Nueva Rumasa engloba a los hoteles de la compañía 19 febrero, 2011
  • La venta de activos hoteleros sería una posiblidad para obtener liquidez que Hotasa no descarta
  • La cadena hotelera quiere trasmitir un mensaje de tranquilidad basado en el buen comportamiento de sus hoteles

El preconcurso de acreedores presentado por la compañía Nueva Rumasa afecta a diez de sus empresas, entre las que se incluye la cadena Hotasa. No obstante, la actividad de la hotelera no se resentirá en ningún sentido, ya que según explican desde la compañía, esta medida tiene como objetivo proteger los intereses de sus empleados e inversores y garantizar el futuro de las empresas.

Nueva Rumasa acometerá una importante reestructuración, persiguiendo volver a la normalidad.:“El preconcurso nos da más tranquilidad, ya que así contamos con un período de tres meses que destinaremos a conseguir financiación y a negociar con los proveedores para intentar rebajar el nivel de deudas”. Así lo afirmaron fuentes de la compañía a HOSTELTUR, que añadieron que han optado por esta solución adelantándose a las circunstancias para evitar que sea un tercero, otra empresa acreedora, la que presente el concurso y Nueva Rumasa pierda el control de la situación.

Desde la compañía han querido hacer públicas las cifras de facturación, 1.400 millones de euros, y de su patrimonio, valorado en 5.900 millones de euros, para contrastarlas con el valor de la deuda, que es de 700 millones de euros, y dar así un mensaje de calma. Quieren destacar que se trata fundamentalmente de un problema de liquidez motivado por la limitación de los créditos bancarios.

Según indican fuentes del grupo, las empresas alimentarias, como Dhul o Clesa, son las que se verán más afectadas por la situación, ya que cuentan con un mayor volumen, mientras que otras con menos representación, se verán menor perjudicadas, como es el caso de Hotasa, “el hijo más pequeño de la compañía”.

Tranquilidad en el sector

De hecho, fuentes de la cadena Hotasa aseguraron a HOSTELTUR que la situación es de absoluta tranquilidad y que el comportamiento de sus hoteles está siendo incluso mejor que otros años, alcanzando ocupaciones del 100% en destinos como Canarias (donde se han visto favorecidos por las crisis de Egipto y Túnez). Además, estiman que la rentabilidad será positiva, favorecida por un mantenimiento de los precios y por unas estancias que, aunque más cortas (de entre 4,5 y 5 días), están siendo más frecuentes gracias a la irrupción de las aerolíneas low cost en sus destinos.

No obstante, no descartan que se produzca próximamente la venta de alguno de sus activos hoteleros para hacer frente a este problema de liquidez, aunque opinan que quizás, por las circunstancias del mercado, éste no sea el mejor momento para vender. En cualquier caso, explican que se trataría de transacciones sobre hoteles concretos, pero las operaciones no afectarían al total de la cadena.

Todavía no puede pronosticarse lo que pasará tras ese período de tres meses, pero desde la compañía afirman que cuentan con un plan de contingencia y que ya están estudiando las futuras consecuencias de este preconcurso.

Si en estos tres meses no alcanza un acuerdo con los acreedores, deberá presentar la declaración de concurso dentro del mes siguiente. En este caso, se tramitará un procedimiento concursal que tendrá como primer objetivo la posibilidad de concertar un acuerdo que evite la liquidación de la compañía.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.