España: Los empresarios hoteleros de Baleares cifran en un 25% la caída en las reservas respecto a 2001

El presidente de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), Pere Cañellas, cifró en un 25% la caída de las reservas en Baleares.

El presidente de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), Pere Cañellas, cifró en un 25% la caída de las reservas en Baleares. Cañellas, en unas declaraciones efectuadas a EL MUNDO/El Día de Baleares, recordó que esta temporada de Navidad y Nochevieja ha sido especialmente dura respecto al año pasado. En Mallorca hay menos hoteles abiertos que en otras temporadas. Este año tan sólo se encuentran abiertos un 15%. «No hay que olvidar que estamos ante una grave crisis general», confesó Cañellas, quien volvió a recordar su escaso entendimiento con el Govern del socialista Francesc Antich: «Tenemos muchos problemas con la mala política turística del Govern». El presidente de la FEHM también insistió en los cambios de hábitos de los turistas, con «una clara tendencia a la venta a última hora», lo que podría provocar que las cifras de reservas finalmente sean peores que las de en un principio podría haber previstas. Esta reflexión de Cañellas es similar a la que ya hecha por Barceló, para quien «cada vez resulta más difícil hacer pronósticos sobre la evolución del turismo en 2003 ya que cada vez más los viajeros esperan al último momento para hacer sus reservas. El divorcio entre el sector hotelero y el Govern se ha radicalizado desde la polémica y sonora Cena de Navidad que organizaron los hoteleros en Magaluf el pasado 21 de diciembre en la que Cañellas culpó al Govern de indicar que el 2002 fue «el peor año de los últimos 20» y también acusó al ejecutivo económico de perseguir a los hoteleros que critican la política turística del Govern de Baleares. En la misma línea, Miquel Fluxá, presidente del grupo Iberostar, abundó en la necesidad de adoptar un «cambio de timón» en las políticas turísticas e insistió en que «desgraciadamente algunos perjudican la imagen del archipiélago». Antich, por su parte, no tardó en contestar al presidente de la Federación Empresarial de Hostelería y remarcó: «Ellos dicen que hablarán con el Govern después de las elecciones, pero tal vez seamos nosotros quienes no queramos hablar con ellos». Muchos son los empresarios que apuestan por una mayor acercamiento entre el Govern y el sector hotelero mallorquín. Uno de los empresarios más conciliadores no es otro que Simón Pedro Barceló, para quien el ejecutivo balear debería tener más en cuenta las opiniones de fuera antes que criticar continuamente a los hoteleros. A juicio de Barceló, de puertas para adentro el Govern balear debe ser capaz de enviar un mensaje de inequívoco tono «humilde» en el que se tenga muy claro que «desde el archipiélago nos sentimos afortunados por poder disponer del turismo». Otro de los hechos negativos de esta campaña de Navidad ha sido la caída de las ventas en los comercios de Palma. Para los empresarios el «bajón» es consecuencia de la crisis internacional y la entrada del euro. Los comerciantes aseguraron que las ventas de este año descendieron un 30%. Según ya informó EL MUNDO / El Día de Baleares, el descenso de las ventas que están registrando estas Navidades, en comparación con 2001, también han dejado su rastro en las cajas de los grandes establecimientos palmesanos. Algunos de los locales afirmaron que tenían unas ganancias similares a las registradas en el año en que abrieron sus puertas por primera vez al público. Y aunque las rebajas no empiezan oficialmente hasta el próximo 7 de enero, ya hay muchas tiendas que han lanzado ofertas especiales de productos para estos días post-navideños. Y es que, aunque está prohibida la Ley 11 / 2001 de Ordenación de la Actividad Comercial, los empresarios intentan camuflar sus rebajas anticipadas ratificando que se trata de promociones especiales que se efectúan cada año por estas fechas. La época de vacas flacas se hace cada vez más evidente. Y ya hay pocas calles y zonas de la capital palmesana que se libren de la quema. Entre las vías que más están sufriendo comercialmente destacan pequeñas tiendas y comercios ubicados en Vía Sindicato y calle San Miguel, algunos de los cuales tienen muy difícil su superviviencia más allá de esta época en la que muchos redondean al alza ( y abusan) de los precios de los productos. (A.R., diario El Mundo-El Día de Baleares, 02/01/03) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.