Foro sobre Inteligencia Turística

Conocimiento y turismo, una fusión necesaria para gestionar los destinos

La saturación turística que sufren algunos destinos requiere un nuevo modelo de gestión, que exige también una mayor unión de todos agentes del sector, según destacaron ayer algunos de los expertos que participaron en el T-Forum de Inteligencia Turística que se celebra en Palma de Mallorca con el fin de tender puentes entre la industria turística y el mundo académico. “Es importante trabajar en un modelo de turismo en el que intervenga el Gobierno, la industria y la academia”, afirmó ayer María Frontera, presidenta de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), durante su intervención en una de las mesas redondas.

Cree que esta colaboración es necesaria para planificar la actividad turística en todas sus vertientes, al tiempo que apostó por un nuevo modelo de gestión, ya que “no podemos basarnos sólo en el baremo de llegadas de turistas, debemos saber cuál es el grado de saturación y también de sostenibilidad”. Para María Frontera, es necesario adaptarse a los cambios y no crecer sin límites, analizar qué nivel de crecimiento puede soportar el territorio. “Hay que pasar de un modelo de volumen a un modelo de valor y calidad, donde los ingresos económicos y sociales crezcan en paralelo y donde puedan coexistir residentes y visitantes”, añadió.

También la presidenta del Govern balear, Francina Armengol, que inauguró el foro, destacó que hay que "encontrar un equilibrio entre visitantes y residentes, actividad y medioambiente, progreso económico y progreso social".

Además, apostó por una industria turística "inteligente" basada en la innovación, la calidad y el respeto del medio ambiente, con el fin de "continuar liderando" el sector turístico a nivel internacional.

Por su parte, Jafar Jafari, fundador de la organizaición T-Forum y profesor de Hostelería y Turismo en la Universidad de Wisconsin-Stout (EEUU), dijo que Mallorca es el "mayor y más exitoso laboratorio del turismo en Europa".

Para Philip Pearce, de la Universidad James Cook (Australia), “si vemos los problemas, podemos encontrar también las soluciones”. Está convencido, por tanto, de que hay soluciones para mejorar la gestión de los destinos. En este sentido, invitó a utilizar la tecnología para analizar el volumen de turistas en un lugar determinado o a planificar los tiempos de viaje. Puso como ejemplo a Singapur que en cuatro años ha pasado de 11 a 17 millones de visitantes sin ningún tipo de problema y sin que haya registrado un impacto social, porque “tienen el turismo controlado”.

María Frontera, Philip Pearce, Tom Selänniemi, de Finlandia moderó de la mesa redonda; José Hila y Tolo Gomila.María Frontera, Philip Pearce, Tom Selänniemi, de Finlandia moderó de la mesa redonda; José Hila y Tolo Gomila.

También José Hila, ex alcalde de Palma de Mallorca y presidente de la Comisión de Turismo de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), dijo que “hay que planificar el turismo si queremos vivir de él muchos años", aunque reconoció que no es fácil porque cambia con rapidez. En este sentido, se refirió al fenómeno de la llamada economía colaborativa que "modifica una zona de la ciudad en dos años”, aseveró.

Destacó algunos avances en la gestión de la capital de Mallorca, como la mejora en la distribución de los cruceros que llegan a la ciudad. Se ha establecido que cuando coinciden varios barcos en el puerto, sus usuarios puedan acceder a la ciudad por distintos accesos, evitando así la saturación, se han escalonado la visitas a la catedral y se han puesto en valor otras zonas de Palma para evitar que todos los turistas se concentren en el centro histórico, entre otras medidas.

Hila defendió que las ciudades necesitan contar con herramientas para gestionar los flujos turísticos. “Se hacen estudios de movilidad, por ejemplo, del movimiento de vehículos, y también deberíamos poder hacerlo con los flujos turísticos”.

En este sentido, el presidente de la Federación Española de Asociaciones de Viviendas y Apartamentos Turísticos, Fevitur, Tolo Gomila, destacó que es fundamental la implicación de la universidad para conseguir la necesaria mejora de la gestión eficiente.

Respecto a la llamada economía colaborativa, Gomila dijo que siempre que aparece algún modelo disruptivo, se requiere un tiempo de adaptación en el mercado y lo comparó la irrupción de las aerolíneas de bajo coste, que en un primer momento generaron también bastante incertidumbre y confusión.

Pero en lo referente a las viviendas turísticas, cree que ahora “entramos en la normalización", una situación a la que contribuirá, según indicó, la nueva Ley General de Tributos que obligará a las plataformas a comunicar a la Agencia Tributaria una serie de datos sobre cada vivienda, lo que "ayudará a reducir la oferta y a retirar el argumento sobre la opacidad fiscal", afirmó. De este modo, defendió que el modelo turístico debe distinguirse por el rigor fiscal, la calidad y una normativa adecuada.

 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.