Diario 5566 24.04.2019 | 18:12
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Theresa May obtiene un segundo periodo de gracia

La salida del Reino Unido de la UE se aplaza al 31 de octubre

Si el 22 de mayo no ha salido, deberá participar en las elecciones europeas 11 abril, 2019

Theresa May tendrá un verano movido, ya que deberá dedicarlo a poner de acuerdo a las fuerzas políticas de su país en torno al acuerdo de salida del Reino Unido de la UE, tras el aplazamiento obtenido en la noche del miércoles al jueves. Alemania ha defendido darle a Londres otro periodo de gracia, el segundo, para intentar -y conseguir- que finalmente sea ratificado el acuerdo de salida. El Brexit empieza una nueva cuenta atrás, aunque si el próximo 22 de mayo no se ha hecho efectiva la salida, el Reino Unido deberá participar en las elecciones al Parlamento europeo.

Así, del 12 de abril el Brexit se retrasa hasta el 31 de octubre, y Londres ya no estará presente en la próxima Comisión Europea, según se decidió anoche.

El acuerdo de nuevo aplazamiento es una maniobra política encaminada a ayudar en cierto modo a que el Parlamento británico no rompa la baraja, en una situación de completo caos y desacuerdos tanto en lo pequeño como en lo grande del pacto Reino Unido-UE sobre el Brexit. Así se concede más tiempo para llegar a un acuerdo interno entre las fuerzas políticas británicas, acuerdo que ha sido imposible hasta el momento, y se da algo de aire a los euroescépticos ante la posibilidad de que el Brexit fuera cancelado.

Tusk, Merkel y la UE le dan un respiro a Theresa May para evitar que se rompa la baraja.

Un poco de algo

"Siempre es mejor tener un poco de algo que mucho de nada", aseguró el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk,tras la reunión, a pesar de que su apuesta era por aplazar un año el Brexit.

Lo cierto es que el tiempo no garantiza un acuerdo en Londres, como se ha demostrado hasta ahora. Los líderes europeos que participaron en la reunión no confían en Theresa May más que los propios ciudadanos británicos. Según una encuesta difundida hace un par de semanas por la firma Ipsos MORI, un 57% de los británicos cree que Theresa May no tiene la capacidad que se necesita para ser primera ministra del Reino Unido, aunque continúa por delante de sus adversarios políticos en idoneidad en el cargo.

Los encuestados sitúan a May, a pesar de todo, por delante del líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, del que un 67% opina que no tiene las cualidades necesarias para liderar el Reino Unido.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.