España: El presidente de Sol Meliá, Gabriel Escarrer, asegura que las reservas alemanas están cayendo un 30%

Los nubarrones no abandonan las cifras turísticas de Baleares. Si 2002 fue un año pésimo, la temporada 2003 será incluso peor que la del año pasado. Así lo certifica el presidente de Sol Meliá, Gabriel Escarrer, en una carta remitida este fin de semana al presidente del Gobierno balear, Frances Antich.

Los nubarrones no abandonan las cifras turísticas de Baleares. Si 2002 fue un año pésimo, la temporada 2003 será incluso peor que la del año pasado. Así lo certifica el presidente de Sol Meliá, Gabriel Escarrer, en una carta remitida este fin de semana al presidente del Gobierno balear, Frances Antich. «Las perspectivas de reservas turísticas en Alemania en estos momentos para Mallorca son de un 30%», adelanta Escarrer en su carta, que destaca la crisis turística que asola la comunidad desde que gobierna el Pacte de Progrés. «Cuando expresáis que la comunidad balear es la que mejor se ha comportado en relación al turismo o estáis demostrando una evidente ignorancia de lo que sucede en realidad o, lo que no sé si será peor, una malévola distorsión de la realidad para justificar una determinada posición política». Escarrer incide en el despegue de la competencia balear, como la Costa del Sol y Canarias, que, en su opinión, «prefiguran un panorama positivo para que esta próxima temporada, contrariamente a lo que sucede en Baleares». En este sentido, se pregunta el presidente de Sol Meliá hasta qué punto Antich y su equipo ayudan a los otros destinos turísticos españoles de referencia: «¿No sucede que aquella buena imagen que teníamos la estamos aniquilando y nada hacemos para recuperarla?». Escarrer tampoco acierta a entender por qué el Govern continúa ahondando en la herida, en vez de buscar un diálogo que ayude a recuperar el liderazgo turístico de Baleares: «El Pacte de Progrés nos ha venido tratando con un notable desprecio y ha disfrazado su incompetencia en materia turística con un sistemático endoso de culpabilidad tanto a Madrid como directamente a los hoteleros, cuando la realidad es muy distinta. Son los empresarios quienes pueden sentirse profundamente dolidos por los errores e incompetencias del Govern esta materia», explica Escarrer en la carta enviada al president Antich. El presidente de Sol Meliá no arroja la toalla de la esperanza. Cree que todavía es posible llegar a un fluido diálogo entre el gobierno autonómico y los hoteleros. Para alcanzar este punto, Gabriel Escarrer insiste en que sería necesario «menos victivismo político, más humildad y mayor atención, ni ofender, ni dañar a nadie, sin rencores y sin esas groserías habituales en vuestra conducta, con menos declaraciones cargadas de soberbia, con más acciones y mejores promociones». El presidente de Sol Meliá también cree que uno de las causas de la caída en picado del turismo es la falta de infraestructuras que rompan de raíz la estacionalidad. Un Palacio de Congresos aliviaría la absoluta dependencia del sector de los meses de verano. «El Govern declaró al principio de su mandato que iban a construir un Palacio de Congresos, tantas veces reclamado, pero hasta hoy no lo ha realizado. Continúa siendo un sueño imposible, cuando podría ser un factor que paliara el nivel de bajas ocupaciones en media y baja temporada. Tampoco existen campañas promocionales adecuadas, ni acciones creadoras de incentivos turísticos para la temporada invernal», insiste, y avisa que jamás guardará silencio: «¿Debemos callar y conformarnos con seguir perdiendo terreno, en aquello en el que, además de constituir nuestro principal y mayoritario activo económico, éramos líderes indiscutibles? Pues no, president». Culmina Escarrer: «Vuestra política turística ha estado trufada de engaños, errores, despilfarros, carencias y huérfana de profesionalidad». Sabe, pero no contesta. El president del Govern balear, Francesc Antich, se niega en rotundo a responder a las declaraciones del president e de Sol Meliá, Gabriel Escarrer. Así lo justificó ayer el portavoz de Antich: «El presidente no ha hecho declaraciones antes sobre las cartas de Escarrer y ahora tampoco hará una excepción». «El sólo es un ciudadano más», contestó el portavoz de Antich según le expresó el president. Pero Escarrer no es un «ciudadano» cualquiera. Desde Baleares, en concreto desde Palma, capitanea la primera compañía hotelera de España, la tercera de Europa y el décimo grupo mundial. «Sí, es posible que así sea, pero Antich no le va a contestar», contestó a EL MUNDO-El Día de Baleares el portavoz de Antich. El president también se puede encontrar con un nuevo revés de los hoteleros. Hoy termina el plazo de la segunda liquidación de la ecotasa. Los hoteleros siguen reacios al pago del impuesto inventado por el Govern y lo van a demostrar una vez más. El 45% de los hoteleros presentará avales para evitar el pago directo de la ecotasa. Los hoteleros impugnarán la liquidación presentando un preaval y posteriormente la impugnación misma. En las primeras liquidaciones en concepto de la ecotasa la Consellería de Hacienda no logró recaudar ni siquiera la cuarta parte de lo que se tenía planeado. El Govern balear recaudó 23,05 millones de euros correspondientes a las primera liquidación de la ecotasa. (A.R., diario El Mundo-El Día de Baleares, 20/01/03) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.