Diario 5590 24.05.2019 | 06:57
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Los datos biométricos permitirán tránsitos de punta a punta sin interrupciones

Una identidad digital única para el pasajero aéreo

29 abril, 2019
  • La biometría es clave para reducir los tiempos de los procesos en los aeropuertos y hacerlos más eficientes, seguros y sin interrupciones
  • Una empresa trabaja en una identidad digital única que permita a los pasajeros pasar cualquier control y puerta en embarque solo con su cara
  • Australia ha eliminado el pasaporte como documento de identificación, reemplazado en todas sus fronteras por por datos biométricos

La biometría es una tecnología clave para reducir los tiempos de los procesos en los aeropuertos y hacerlos más eficientes, seguros y sin interrupciones. Una empresa trabaja ahora en una identidad digital única que permitirá a los pasajeros pasar cualquier control y puerta en embarque solo con su cara.

Aeropuertos y aerolíneas son conscientes de que la biometría podría revolucionar la forma en que se procesan los pasajeros, reemplazando todas las comprobaciones del documento de identidad y tarjetas de embarque por las distintas tecnologías desarrolladas con datos biométricos -de reconocimiento facial, lectura del iris o las huellas dactilares-.

Inversiones de la industria

Varios aeropuertos y aerolíneas han implantado la tecnología tanto en los puestos de control de documentos, los primeros, como para embarcar los vuelos, las segundas. De hecho, desde hace más de tres años lo hicieron varios aeropuertos de los Estados Unidos (ver: Los aeropuertos de EEUU implantan tecnología de reconocimiento facial). E incluso, países como Australia, desde hace más de dos años, han eliminado el pasaporte como documento de identificación, reemplazado en todas sus fronteras por datos biométricos (ver: Aeropuertos: ¿la identificación biométrica eliminará los pasaportes?).

Según el más reciente reporte 2018 de SITA sobre las perspectivas de TI en la industria del transporte aéreo, presentado a finales del año pasado, durante los próximos tres años, el 77% de los aeropuertos y el 71% de las aerolíneas planificarán importantes programas de investigación y desarrollo en gestión con identificación biométrica.

Lufthansa utiliza para el embarque de sus pasajeros el sistema de reconocimiento facial biométrico implantado en el Aeropuerto de Miami a principios de febrero.

Barbara Dalibard, CEO de SITA, destacó que los viajes seguros y sin problemas son imprescindibles para el sector del transporte aéreo, por lo que están invirtiendo en tecnología biométrica para ofrecer una forma de identificación segura y exenta de papel a los pasajeros en las distintas fases del viaje.

No obstante, la consultora en tecnología admite que el sector se enfrenta a algunos desafíos en la adopción total de la biometría para los controles de identidad de los pasajeros, entre los que figuran, principalmente, la integración de las herramientas y tecnologías en los aeropuertos, así como la falta de estándares para procesos y tecnologías.

Según el informe de SITA, la verificación de identidad biométrica en los quioscos de autoservicio para el check-in ya es utilizada por el 41% de los aeropuertos, mientras que el 74% de los que no tiene planes de implantarla para finales de 2021. Asimismo, el uso de datos biométricos para la identificación del pasajero en las puertas de embarque se convertirá en algo común en los próximos tres años, teniéndola en sus planes el 59% de los aeropuertos y el 63% de las aerolíneas.

Eficiencia, la clave

El año pasado, el tráfico mundial de pasajeros superó los 4.300 millones de pasajeros (+6,1%), según el informe preliminar de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), que dice que la red mundial de transporte aéreo duplica su tamaño al menos una vez cada 15 años, por lo que se espera que lo haga nuevamente para 2030. De hecho, la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) ya ha hecho la previsión de que, para 2036, el número de pasajeros será de 7.800 millones. No cabe duda que, para hacer frente al aumento estratosférico de tráfico en la aviación comercial, se requerirá de aeropuertos de vanguardia, capaces de gestionar volúmenes tan altos de pasajeros, siendo la eficiencia el aspecto clave, por lo que la biometría tendrá un papel protagónico.

Digitalización de pasajeros

La empresa británica Human Recognition Systems (HRS), especializada en biometría, fue la primera compañía de tecnología multibiométrica del Reino Unido y una de las primeras en utilizar el reconocimiento facial y la tecnología de iris a distancia en un aeropuerto.

(Foto: Masszazsinfo.com/ számmisztika).

A finales del año pasado, HRS colaboró en el Aeropuerto Internacional de Dubai, el aeropuerto con mayor número de pasajeros internacionales del mundo. La prueba del sistema se centró en la ruta desde Londres Gatwick a Dubai y los pasajeros se registraron en un sistema biométrico que estaba separado de la infraestructura principal. Neil Norman, fundador y CEO de HRS, asegura que “el ensayo de Dubai/Gatwick fue el primer tránsito en el mundo de un pasajero de aeropuerto a aeropuerto, basado solo en fichas biométricas”. Explica que, al utilizar su plataforma de identificación digital de flujo de pasajeros que han desarrollado, “pudimos transmitir una ficha biométrica confiable del pasajero para ayudar a un procesamiento sin problemas a través del control de seguridad de tránsito en Dubai”.

Identidad única mundial

Desde la empresa señalan que la plataforma es el único sistema de software de gestión de puntos de control basada en un solo principio y de extremo a extremo de la industria de la aviación y que puede inetegrarse con múltiples proveedores de puntos de control. Funcionaría para aeropuertos y aerolíneas, ya que se crea y administra un token digital compartido que representa de forma única a un pasajero en cada punto de control. “El conocer el paradero de los pasajeros, se podrá prevenir y abordar los cuellos de botella y aumentar las salidas a tiempo”.

Futuro biométrico

Si el sistema funciona, el pasajero ya no tendría que mostrar billetes, pasaportes ni tarjetas de embarque en ninguna parte del mundo, una vez que esté validado en el sistema. Cada operador dispondría de una plataforma digital independiente que puede permitir el intercambio cooperativo de tokens digitales entre plataformas de hardware biométrico de proveedores diferentes. “En resumen, hemos hecho una prueba pionera que nos lleva desde las teorías de IATA a la realidad”.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.