Diario 5379 19.09.2018 | 13:32
Hosteltur: Noticias de turismo
Guía básica de qué hacer y no hacer

¿Vas a renombrar tu negocio en internet? Errores frecuentes

Repensar el nombre y la URL puede tener "bastante sentido" cuando las empresas abordan su transformación digital 26 junio, 2018
  • "El nombre de la compañía es una cosa y el nombre de los servicios que puedes proporcionar es otra"
  • Un error muy frecuente consiste en dejarse llevar "por una idea feliz" sobre los nombres
  • Utilizar un acrónimo raro o usar nombres demasiado cortos o demasiado largos también lleva a confusión

Numerosas empresas que abordan la transformación digital cada vez tienen más claro que en un futuro cercano una mayor proporción de clientes les podrá llegar a través de la web, redes sociales, búsquedas en dispositivos móviles, etc. Por lo que "repensar el nombre del negocio" así como la URL (la dirección de internet formada por varios caracteres) "puede tener bastante sentido", según apunta Rodrigo Miranda, director de la escuela de negocios digitales ISDI. Ahora bien, según remarca este experto, conviene analizar bien cómo vamos a renombrar nuestro negocio en internet pues hay una serie de errores que se repiten a menudo.

Rodrigo Miranda es ingeniero de Telecomunicaciones y MBA por el IESE. En la siguiente vídeo-entrevista (producida por el Observatorio Vodafone de la Empresa), proporciona "una guía básica sobre qué hacer y no hacer en los nombres de empresa".

¿De dónde partimos?

Aunque el punto de partida puede ser complicado: "Tenemos un histórico, sobre todo en España, donde el nombre de las compañías a veces está relacionado con el nombre o el apellido del fundador. Y llevar esto a un medio digital a veces puede ser un error cuando quieres expandir un negocio en internet".

Y además, "a veces el nombre de la compañía es una cosa y el nombre de los servicios que puedes proporcionar es otra. Con lo cual crear diferentes identidades digitales podría tener sentido".

elección nombre y url negocio en internet

¿Qué conversaciones queremos crear?

"Muchas veces a las compañías les recomendamos trabajar territorios de conversación de la propia marca", explica el director de ISDI.

Para visualizar este concepto, Rodrigo Miranda dibuja un esquema en círculos concéntricos donde el nombre de marca se sitúa en el centro, y a su alrededor giran la especialización de esa empresa; el uso que la gente hace, etc. "Desde el núcleo hasta el target vemos que hay una serie de territorios de conversación".

¿Y si me invento un nombre?

Dependerá de cómo lo hagamos. Para empezar, "si te inventas un nombre, ponlo en un buscador y podrás ver qué búsquedas parecidas está haciendo la gente cuando intentan buscar información sobre ti".

Y hazte una pregunta: "Si lanzas un anuncio en la radio y sueltas la URL de tu compañía, ¿estás seguro que alguien de una forma fácil con su móvil podrá teclear ese nombre a la primera?"

Protege tu marca

"Si has elegido un nombre y crees que es consistente y estás satisfecho, reserva y protege tu marca respecto a variaciones leves o no tan leves que podría tener esa marca dentro de dominios e identidades en redes sociales", explica Rodrigo Miranda.

"Otra persona podría reservar un nombre similar al tuyo y capitalizar parte del tráfico que te ha costado mucho tiempo crear", advierte.

Errores más comunes

Un error muy frecuente consiste en dejarse llevar "por una idea feliz sobre los nombres" sin haber analizado bien sus pros y contras.

"Ideas que pueden venir en una sesión de inspiración, luego tienen poca base desde el punto de vista de la ejecución", indica este experto.

Otro error muy conocido consiste en utilizar algún tipo de acrónimo raro o bien usar un nombre demasiado corto o demasiado largo, si tenemos en cuenta que cada vez más se utiliza el teléfono móvil para acceder a internet.

"Nombres intermedios que tengan entre 8 y 12 letras podrían ser razonablemente útiles".

Y sobre todo: hay que evitar poner números en el nombre de la empresa.

Ojo con el inglés

También es frecuente bautizar negocios y sus URL correspondientes usando acrónimos en inglés.

Pero dichos acrónimos "verbalizados en español tienen que tener sentido", indica Miranda. "Además no todo el mundo habla inglés".

Y por otra parte, añade, quizá la conversión de ese acrónimo a español "esté mucho más cercana" a lo que una empresa quiere transmitir, que directamente usando el nombre en inglés.

Herramientas útiles

Finalmente, a la hora de elegir un nombre para internet, se recomienda el uso de herramientas "como por ejemplo un analizador de nombres para ver si ese nombre está disponible o no".

Otra herramienta útil es Google Analytics o similares "para saber qué volumen de búsquedas tienen determinadas cadenas de palabras".

Otras herramientas de monitorización en redes sociales nos permitirán saber "sobre qué palabras clave se está conversando alrededor del espacio de productos y servicios que quieres comercializar".

En conclusión, con estas herramientas "tendrás un esquema de decisión cuantitativo y basado en datos, para decidir cuál va a ser el nombre o combinación de nombres o identidades que pudiera tener la compañía".

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.