Diario 5612 19.06.2019 | 02:44
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. De un propietario de terrenos donde se encuentran hoteles bajo su gestión

Un juzgado de Palma admite a trámite una demanda contra Meliá por Cuba

15 junio, 2019
  • Un juzgado de Palma de Mallorca se encuentra tramitando una demanda presentada por antiguos propietarios de terrenos en Cuba
  • Argumentan los demandantes que Meliá explota hoteles sobre los terrenos expropiados, aunque no pide una indeminzación concreta
  • La cadena española reitera su postura respecto a Cuba defendiendo la legalidad de su actividad en el país, donde no posee propiedades

El juzgado de primera instancia 24 de Palma de Mallorca tramita una demanda civil contra Meliá Hotels International planteada por los antiguos propietarios de unos terrenos expropiados en Cuba, donde la compañía española explota dos hoteles de titularidad estatal. Fuentes de Meliá consultadas por HOSTELTUR señalan que la cadena no tiene nada que añadir aparte del comunicado oficial emitido el pasado 17 de abril en el que aseguraba "opera legítimamente en Cuba" y no tiene propiedades en el país sino que juega un papel de mero gestor con implicaciones similares a cualquier otro actor de la cadena, segun informó este diario en Hoteleros ante la activación del Título III de la Ley Helms-Burton.

La demanda la han presentado los herederos de Rafael Lucas Sánchez Hill, que fue dueño de la finca azucarera Santa Lucía, expropiada por el gobierno revolucionario cubano, según ha confirmado a Efe el abogado Alejandro Gimeno-Bayón, del despacho de Rafael Gimeno-Bayón.

En esos terrenos, de la provincia de Holguín, se levantan los complejos hoteleros Paradisus Río de Oro y Sol Río de Luna y Mares, de los que es propietaria la empresa estatal Gaviota y que gestiona Meliá Hotels International.

Los demandantes aseguran que, la denuncia, presentada tras una demanda de conciliación planteada en Palma por los Sánchez Hill y desestimada por la compañía hotelera, no tiene relación con la reciente activación del precepto de la ley estadounidense Helms-Burton que permite a los nacionales de ese país demandar a compañías que se beneficien de terrenos o inmuebles que les fueron expropiados en Cuba, tras la Revolución de 1959. No obstante, el hecho de que se haya presentado en este momento no parece casual.

Los hoteles objeto de la demanda están situados en Holguin.

Según ha explicado el portavoz de la representación legal de los Giménez Hill, la demanda se plantea en Palma porque es donde tiene su sede Meliá y se basa en el Código Civil español, que permite al legítimo dueño de una finca reclamar los frutos y rentas a quien explote esa propiedad de mala fe sin su consentimiento.

Fuentes judiciales han indicado a EFE que la acción legal se planteó ante los juzgados de lo civil y ha correspondido por reparto al de primera instancia 24, que aún no la ha admitido a trámite.

Operativa normal

El pasado 17 de abril, tras la activación por parte de Estados Unidos del Título II de la Ley Helms-Burton, la cadena española señaló su voluntad de seguir trabajando por el desarrollo de la industria turística más sostenible en Cuba, y en tal sentido quiere declarar que: Meliá opera legítimamente en Cuba y en otros 44 países, habiendo realizado una gestión impecable, profesional y responsable desde hace 30 años en el país, un destino excepcional que debe seguir abierto al turismo internacional; aunque lamentamos la incertidumbre e inseguridad jurídica creadas por el anuncio de levantamiento de la suspensión, Meliá continúa operando con plena normalidad en Cuba, no representando el anuncio realizado en el día de hoy ninguna alteración sustancial de nuestra actividad".

Y añade que: "Confirmamos la no-propiedad de Meliá de bienes o participaciones de bienes que pudieran ser objeto de potencial reclamación tras su expropiación en la década de 1960, y afirmamos que, de dirigirse alguna reclamación contra algún hotel, nuestro papel sería el de meros gestores hoteleros, con un rol equivalente al del resto de actores de la cadena de valor del negocio turístico: agentes de viajes, tour operadores, líneas aéreas, etc, vinculados a la explotación turística en Cuba; agradecemos el firme apoyo y la reacción promovida por el Gobierno de España y la Comisión Europea a las empresas extranjeras afectadas por una ley que se considera extraterritorial, y que nos pondría en el objetivo por el simple hecho de ser un actor económico dedicado al turismo, industria que, tal y como compartió el expresidente Obama en la reciente Cumbre Mundial del Turismo en Sevilla, siempre hemos concebido como “una herramienta para construir un mundo mejor”.

Sin cantidad concreta


Según el letrado demandante, los Sánchez Hill no reclaman a Meliá una cantidad concreta, sino que solicitan que en el procedimiento judicial se fije la cuantía de los fondos que, a su juicio, la compañía hotelera ha ingresado de forma ilegal.

Subraya que la compensación deberá determinarse en sentencia porque no existen datos objetivos que puedan extraerse de los resultados que Meliá Hotels International, sociedad cotizada, presenta periódicamente ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), puesto que no se desglosan las ganancias de cada hotel.

Desde 2004, los Sánchez Hill vienen reclamando a la empresa hotelera española una compensación por el uso de una propiedad que consideran que se les arrebató de forma ilegítima, pero nunca se ha satisfecho su aspiración.

Meliá inauguró su primer hotel en Cuba en 1990 y actualmente gestiona 34 establecimientos con unas 15.000 habitaciones disponibles.

Hosteltur Hoteles y Alojamientos

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.