España: Italia desbanca a las Islas Baleares como primer destino turístico alemán

Los alemanes le dan la espalda a España. Y ya no se salva ni Baleares, que recibe (aún) a la mitad de los germanos que viajan al territorio nacional.

Los alemanes le dan la espalda a España. Y ya no se salva ni Baleares, que recibe (aún) a la mitad de los germanos que viajan al territorio nacional. España ha cedido a Italia el primer puesto como destino favorito de los alemanes. Esta es la principal conclusión de un informe que acaba de publicar el banco alemán Dresdner Bank, la tercera entidad financiera alemana, con 50.000 empleados y 1.120 oficinas presentes en 70 países del mundo. Según Dresdner Bank, el turismo alemán que no viaja a España ni a Italia se desplaza a Austria o Suiza. Durante 2002 ha crecido el número de viajes a Bulgaria, Croacia, Polonia, República Checa, Hungría y China. Los datos vienen a confirmar lo que ya era un secreto a voces en todo el sector: la caída en las reservas del mercado alemán, que, como adelantó en EL MUNDO / El Día de Baleares el presidente de Sol Meliá, Gabriel Escarrer, en su carta dirigida al president del Govern balear, Francesc Antich, están cayendo un 30% en esta temporada turística balear. Además, según el informe del banco, la industria turística alemana sufre la primera auténtica crisis de su historia, con una bajada que ronda el 6 y el 9% en la facturación de los operadores turísticos. Y es que, tras 20 años de subidas sin parar en los gastos para vacaciones, los alemanes dedicaron el año pasado menos presupuesto a viajes al extranjero, un total de 50.500 millones de euros. El estudio de Dresdner Bank señala como causas del retroceso en el sector turístico la inseguridad económica general, el elevado nivel de desempleo y las fuertes cargas financieras domésticas que impone el Gobierno alemán. Dresdner Bank considera que la demanda turística hubiera descendido también aunque no se hubieran producido los atentados terroristas del 11 de Septiembre. El informe llega en el momento más delicado para los intereses turísticos de Baleares. El miércoles se inaugura Fitur. Y las condiciones no son precisamente las más idóneas: a la probable invasión estadounidense de Irak se añade la confirmación de los peores augurios: la bajada de turistas germanos. Hasta el propio Govern no ha tenido más remedio que reconocer la caída de las reservas procedentes de Alemania. El conseller de Turismo, Celestí Alomar, ha culpado a la incertidumbre de la guerra con Irak el descenso en el número de turistas que se llegarán la próxima temporada. (A.R., diario El Mundo-El Día de Baleares, 27/01/03) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.