Diario 5664 18.08.2019 | 11:06
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. La operadora ferroviaria española prevé iniciar operaciones desde Lyon en 2020

Renfe entrará a la alta velocidad francesa con líneas y recursos propios

2 julio, 2019
  • Renfe prevé su entrada en la alta velocidad francesa para diciembre de 2020, por lo que abrirá próximamente una oficina permanente en Lyon
  • La operadora ferroviaria española prevé operar desde Lyon sus primeras a Marsella y Montpellier
  • Dado que se trata del proceso en la UE,la entrada en Francia de la Alta Velocidad española coincide con la pérdida de su monopolio en España

Renfe prevé su entrada en la alta velocidad francesa para diciembre de 2020, por lo que abrirá próximamente una oficina permanente en Lyon, dado que desde allí operará sus primeras líneas a Marsella y Montpellier. Este lunes, el consejo de administración de la operadora ferroviaria española aprobó la entrada de la compañía en el mercado francés para competir con líneas y recursos propios. Al ser en el marco del proceso de liberalización del transporte ferroviario de pasajeros en la Unión Europea, su entrada en Francia coincide con la pérdida de su monopolio en España.

En España, el calendario de la liberalización del transporte ferroviario de pasajeros prevé que los nuevos operadores que compitan con Renfe inicien sus operaciones a partir del 14 de diciembre de 2020.

Renfe ha solicitado ya los permisos necesarios a las autoridades de Francia como Arafer (la comisión de competencia para el transporte ferroviario), EPSF (autoridad de seguridad ferroviaria gala) y a SCNF Reseau (gestor de infraestructuras).

Ante este último organismo se han pedido permisos para llegar hasta las estaciones de París, pero ante las dificultades técnicas y los requisitos impuestos, la llegada de servicios a la capital francesa se desarrollará en una segunda fase, de acuerdo con la fuente.

Renfe operará estos servicios con trenes S100, fabricados por el grupo galo Alstom, que ya están homologados para operar en territorio francés, mientras que está trabajando en la homologación de trenes de la serie 106, más eficientes y con mayor capacidad.

Esta iniciativa, que previsiblemente se aprobará este lunes por el consejo de administración de la operadora, representa un nuevo paso dentro del proceso de internacionalización de Renfe y uno de los primeros en Europa.

La compañía española está presente en Arabia Saudí, donde trabaja en un proyecto de gran complejidad técnica para unir las ciudades de Meca y Medina y que hoy es ya una realidad en el transporte de viajeros en ese país.

Renfe también ha entrado en Estados Unidos, donde, el pasado año, resultó adjudicataria de un proyecto para el diseño, construcción y operación del tren de alta velocidad entre Houston y Dallas.

Se trata de un proyecto promovido por Texas Central para conectar Dallas/Fort Worth con Houston -trayecto que tiene una longitud de 386 kilómetros- en un tiempo de viaje de menos de 90 minutos.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.