Diario 5714 16.10.2019 | 05:20
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Los recientes cambios normativos no son suficientes

Los cruceros de Pullmantur a Cuba tendrán que esperar

La compañía considera la isla un destino de gran interés 23 agosto, 2011

Los últimos movimientos del gobierno de Barack Obama para levantar la barrera de los viajes a Cuba no son suficientes todavía para permitir a las empresas norteamericanas salvar la Ley de embargo (Helms-Burton). Pullmantur, que dejó de operar en Cuba en 2006 tras ser comprada por la norteamericana Royal Caribbean, tendrá que esperar.

Tal y como ha venido informando este diario, corren nuevos vientos en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos que están facilitando los viajes entre los dos países. Los cambios llegados a cabo en enero en la normativa están permitiendo viajar a determinados colectivos a la isla grande del Caribe, e incluso algunas agencias norteamericanas han aprovechado para camuflar paquetes vacacionales.

Una novedad que da qué pensar en posibles cambios a otros niveles, como la actual situación que impide a las empresas norteamericanas establecer relaciones comerciales en Cuba, en virtud de la ley de embargo, también conocida con el nombre de sus impulsores Helms-Burton.

Una ley que, a nivel del sector turístico español, está impidiendo desde 2006 que Pullmantur pueda programar escalas de sus cruceros en los puertos cubanos. Fue hace cinco años cuando la compañía norteamericana Royal Caribbean compró al grupo Marsans la que fuera una de sus primeras compañías. La primera consecuencia fue que, a partir de entonces, Pullmantur tuvo que retirar de sus catálogos uno de sus primeros destinos.

Cuba, destino de gran interés para Pullmantur

Una situación que, al menos a corto plazo, no parece que vaya a cambiar, y así lo contemplan en el edificio Pórtico, sede de Pullmantur. Su vicepresidente, Ignacio Aguilera, señala a HOSTELTUR que “Pullmantur se rige, como es lógico, por los dictámenes de Royal Caribbean y, de momento, no tenemos ninguna noticia que varíe la posición actual de la compañía en lo referente a hacer negocios en Cuba”.

Aguilera añade que “según la ley de embargo, Royal Caribbean (incluyendo todas sus compañías) no puede operar en ese país y yo creo que hasta que no haya un cambio más sustancial en dicha ley (más allá de las excepciones existentes), no nos será posible volver de momento”.

No obstante, añade que “todo dependerá de cómo evolucione el régimen en la isla (y que provoquen que EEUU retire el embargo). Esperemos que haya apertura en el futuro ya que es un destino de sumo interés para nosotros”.

Avatar redactor Jose Manuel De la Rosa Redactor en Agencias e Intermediación

Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.