España: «Me preocupa que Aznar quiera más turistas a costa de bajar los precios», asegura el presidente del Gobierno balear, Francesc Antich

El Govern balear también participa a partir de hoy en la Feria Internacional Turística (Fitur) en Madrid con la intención de recuperar turistas para las Islas. El presidente autonómico, Francesc Antich, declaró ayer en Cope Mallorca, declaraciones de las que se hace eco en su edición del hoy el diario El Mundo-El Día de Baleares, que el objetivo primordial del certamen debe ser «promocionar nuestros productos y explicar los proyectos que estamos desarrollando para mejorar nuestra oferta». Más allá, al jefe del Ejecutivo insular espera que los empresarios hagan lo mismo.

El Govern balear también participa a partir de hoy en la Feria Internacional Turística (Fitur) en Madrid con la intención de recuperar turistas para las Islas. El presidente autonómico, Francesc Antich, declaró ayer en Cope Mallorca, declaraciones de las que se hace eco en su edición del hoy el diario El Mundo-El Día de Baleares, que el objetivo primordial del certamen debe ser «promocionar nuestros productos y explicar los proyectos que estamos desarrollando para mejorar nuestra oferta». Más allá, al jefe del Ejecutivo insular espera que los empresarios hagan lo mismo.Antich manifestó que lo lógico sería que así sucediera en el escaparate que representa la feria turística más importante de España y una de las tres más importantes del mundo. El presidente no entiende que algunos hoteleros lancen mensajes negativos. Lo considera «como tirar piedras contra su propio tejado». En su opinión, «todas las energías del sector tendrían que ir dirigidas a dar mayor valor al producto turístico de las Islas Baleares». El líder del Pacte de Progrés tiene la impresión de que llevamos quince días en que Fitur «es como un partido de fútbol y hay toda una serie de gente que se dedica a calentar el partido, cuando no se puede ir a una feria a discutir cuestiones entre Gobierno y hoteleros o trasladar conflictos internos». «Es un error importantísimo», sentenció Antich, quien además ve la mano del Partido Popular detrás de estas maniobras. «Alguien está actuando a golpe y trompeta de un determinado partido de la oposición lo que me preocupa muchísimo», señaló el presidente, quien aboga por el diálogo: «Los problemas se tienen que encarar y tiene que existir capacidad para sentarse y hablar e intentar sumar el máximo de energía». El presidente reconoció que la situación actual del turismo en Baleares «no es precisamente la mejor» e insistió en reiteradas ocasiones a lo largo de su entrevista radiofónica en que «cualquier mensaje negativo en estos momentos es especialmente inconveniente». Sin embargo, el jefe del Ejecutivo autonómico situó la crisis del turismo balear dentro de un contexto general malo en el conjunto de España; eso sí, sufrido especialmente por los archipiélagos balear y canario, siendo las causas principales la crisis económica alemana y los efectos del 11 de septiembre. Aún así, el presidente opina que las cifras que maneja en este momento el Ejecutivo autonómico no son malas: «la realidad dice que estamos a la altura de muchos otros destinos, e incluso por encima de algunos en cuanto a ocupación y pernoctaciones».«Si en algunos baremos hemos bajado un poquito», argumentó, «es porque en otros momentos habíamos subido muchísimo y esto todo el mundo lo entiende». El presidente no pudo aportar cifras concretas acerca de las expectativas para la próxima temporada. Se limitó a señalar que las reservas del mercado británico son buenas: «Comparándolas con el mismo momento del año pasado hay una subida apreciable y hay que tener en cuenta que tenemos casi la mitad de las reservas de toda España». De la llegada de turistas desde Alemania el Govern aún no dispone de datos, «si bien todo el mundo sabe que este mercado —hasta hace poco el más importante para Baleares— está a la baja en relación a toda España; lo que no quiere decir que nuestras Islas no vayan a aguantar». Por otra parte, Antich propuso a los empresarios que empleen dinero en la promoción turística, en lugar de dedicarlo a campañas tan agresivas como la puesta en marcha estos días por la Asociación Sociedad y Turismo del Nuevo Milenio, con inserciones publicitarias tanto en radio como en prensa escrita donde se pregunta si el nuevo modelo turístico del Govern consiste «en disminuir de forma considerable el número de turistas, renunciar a sustanciosos ingresos» y, en definitiva frenar la economía del archipiélago. Según el presidente, «lo lógico y normal sería que ese dinero lo empleasen en promocionar el destino Islas Baleares, igual que hace el Govern, que ha aumentado considerablemente los fondos de campañas de promoción». En relación con la deseable cooperación del Gobierno central con el Govern para reflotar la industria turística en las Islas, Francesc Antich reprochó a José María Aznar que no realice «ningún tipo de inversión» en el archipiélago. En este sentido, el jefe del Ejecutivo autonómico también señaló que «ya nos gustaría contar con el Gobierno del Estado para dar más soluciones a la situación de desaceleración que en estos momentos tenemos». El presidente del Govern comparte con José María Aznar su deseo de que vengan los «amigos alemanes» a hacer turismo en Baleares. Sin embargo, Francesc Antich le reprocha a su homólogo del Ejecutivo central «la idea que tiene del turismo». El líder del Pacte de Progrés interpretó ayer de forma negativa las palabras del presidente del Gobierno tras el encuentro de Exceltur en Madrid celebrado anteayer. Según Antich, para Aznar lo importante es que vengan «más turistas a más bajo precio». A partir de esta afirmación el también secretario general de los socialistas de Baleares aprovechó para recordar que «nuestros amigos alemanes también están en contra de la guerra y ésta es una de las cuestiones importantes en estos momentos». Para Antich, una ataque estadounidense contra Irak sería «muy perjudicial para el tema económico y, como es de suponer, para el turístico». «El fantasma de la guerra ahuyenta al turismo y va contra la prosperidad en todos los sentidos», abundó sin perjuicio de recordar que lo más importante, por encima de las cuestiones económicas, «es que en las guerras se mata a las personas y todos tendríamos que estar en contra de que se produjeran conflictos armados». (Diario El Mundo-El Día de Baleares, 29/01/03) 

Comentarios 0

Escribe un nuevo comentario ( Comentarios )

Escribe un nuevo comentario

Para comentar, así como para acceder a ciertos contenidos de Hosteltur, Accede o Crea tu cuenta.