Diario 5721 23.10.2019 | 22:30
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Conectividad aérea

El cierre de bases de Ryanair pone en alerta a los hoteles de Canarias

La aerolínea low cost anuncia que cerrará sus bases situadas en Tenerife, Gran Canaria, Girona y Faro 9 agosto, 2019
  • Las bases de Ryanair en Tenerife y Gran Canaria se cerrarán el próximo 8 de enero
  • Un Brexit sin acuerdo, el precio del combustible y el retraso de los Boeing 737 Max lastran a la aerolínea
  • Las intensas guerras de precios en Europa también están pasando factura a las compañías low cost

El anuncio por parte de Ryanair de que cerrará tres bases en España (Girona, Tenerife Sur y Gran Canaria) así como su base en Faro (sur de Portugal) en 2020 forma parte de un plan general de draconianos recortes emprendido por la aerolínea low cost. Los cierres han puesto en alerta tanto a responsables turísticos de los respectivos destinos como a los sindicatos.

Preocupación en Canarias

El cierre de las bases de Ryanair en los aeropuertos de Tenerife Sur y Gran Canaría se llevaría a cabo el próximo 8 de enero.

“La noticia es motivo de preocupación, teniendo en cuenta que Ryanair es el primer transportista de España, con 47 millones de pasajeros”, apunta Juan Pablo González, gerente de la patronal hotelera de Tenerife, Ashotel.

De momento, y según añade González, “desde Turismo de Tenerife se ha solicitado una reunión con los responsables de la aerolínea para valorar alternativas y buscar una solución de consenso”.

“Dado que estamos en agosto y el cierre de bases no está previsto hasta enero, aún disponemos de margen”, opina.

"Como destino periférico, estamos muy sujetos a la conectividad aérea y Ryanair es una compañía de vital importancia", dicen los hoteleros canarios

Desde la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FEHT) también se siguen con "máxima atención" los planes de Ryanair, según explica el vicepresidente de esta patronal, Tom Smulders.

"En primer lugar, están los trabajadores de Ryanair que luchan por sus condiciones laborales y con Ryanair siempre es duro negociar. Por otra parte, como destino periférico que somos, estamos muy sujetos a la conectividad aérea y hemos dejado atrás la época de bonanza en la que todos los operadores querían venir a las Canarias, incluso con vuelos directos", indica.

Además, explica Tom Smulders, Ryanair aporta a las Canarias un perfil de viajero europeo que, gracias a las ventajosas tarifas que ofrece la aerolínea, está dispuesto a tomar vuelos en horarios atípicos y a realizar escalas por su cuenta por diferentes aeropuertos de Europa con tal de llegar a las islas. "Ryanair es una compañía de vital importancia para nosotros por la red de vuelos que tiene", dice.

Las Canarias también se ven afectadas por la crisis del Boeing 737 Max porque los turoperadores tienen que acudir a aviones de terceros "y no tienen tanto afán por llenarlos"

Según el análisis que hace Tom Smulders, los recortes que pueda aplicar Ryanair a partir del año que viene se sumarán a los problemas causados por la crisis del Boeing 737 Max.

"En Canarias nos afecta el cambio de actitud de los turistas y los turoperadores debido al regreso de los destinos competidores, pero creo que los problemas del Boeing 737 Max también tienen mucho que ver con la situación actual".

Y es que según indica el vicepresidente de FEHT, "el retraso en la entrega de estos aviones ha afectado muchísimo a los turoperadores, que tienen que acudir a aviones de otros, lo que limita su operativa y tiene consecuencias económicas. Además, no es lo mismo que tener tu propio avión, no hay tanto afán por llenarlo".

Huelgas

Por otra parte, los sindicatos de tripulantes de cabina Sitclpla y USO en Ryanair han convocado una huelga para septiembre tras conocer los planes de la compañía.

Los representantes sindicales se muestran "consternados ante la actitud de la empresa" y recuerdan que Ryanair "es una empresa en constante aumento de beneficios y además se encuentra en pleno proceso de reclutamiento de personal".

Algarve

Mientras tanto, el próximo cierre de la base de Ryanair situada en el aeropuerto luso de Faro ha generado una gran inquietud en el sector turístico la región de Algarve, en el sur de Portugal.

Y es que en dicha región, la aerolínea de bajo coste irlandesa opera el 30% de los vuelos, recuerdan medios locales.

"Es una muy mala noticia para el Algarve", ha dicho el presidente de la Asociación de Hoteles de la región, Elidérico Viegas.

"Esta situación es lamentable. Esperamos que no acarree la disminución de la operación, por lo menos es lo que nos han dicho, que no bajaría", comenta a Efe la vicepresidenta de la Región Turismo del Algarve, Fátima Catarina.

Recortes

El pasado 1 de agosto, la aerolínea irlandesa ya avanzó que podría recortar su plantilla en hasta 500 pilotos y 400 tripulantes de cabina.

El impacto de un "Brexit" sin acuerdo, el encarecimiento del combustible y el retraso en la entrega de aviones Boeing 737 Max fueron los motivos alegados por la compañía para llevar a cabo estos draconianos recortes.

Según explicó el consejero delegado, Michael O'Leary, la reducción de la actual plantilla de Ryanair, compuesta por 19.000 trabajadores es"simplemente, inevitable".

O'Leary también informó que el beneficio cayó el 21% en el primer trimestre de su ejercicio fiscal, hasta 243 millones de euros, como consecuencia también del abaratamiento de los billetes y el aumento de los costes de plantilla, derivados "sobre todo, por las grandes subidas salariales de pilotos y tripulantes de cabina negociadas el pasado año".

Además, recordó el directivo, "Nos preocupa que (un "brexit" salvaje) tenga un efecto muy dañino, particularmente en nuestras bases del Reino Unido y en algunas de Irlanda, que dependen sobremanera en el tránsito de pasajeros entre Irlanda y el Reino Unido", dijo.

A pesar de todo, la compañía espera transportar 157 millones de pasajeros el año que viene, un 3% más. La previsión inicial era un crecimiento del 7%.

Aviones de la compañía Ryanair.

Guerra de precios

En su último ejercicio fiscal, cerrado el pasado 31 de marzo, Ryanair reportó unos beneficios de 885 millones de euros, un 38% menos.

Se trata del beneficio más bajo en cuatro años y Ryanair lo achacó a la fuerte competencia que libran las compañías low cost en Europa por ofrecer los precios más bajos.

Según explica Pablo Díaz, profesor de los Estudios de Economía y Empresa de la UOC, "estamos en un momento álgido de competitividad entre las compañías aéreas de bajo coste”.

"Aun así, el crecimiento de las low cost parece haber llegado a su punto máximo en los últimos años y, de hecho, ha dado lugar al cierre de algunas de ellas que a veces han competido con estrategias de precios insostenibles", apunta el experto.


Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.