Diario 5325 17.07.2018 | 17:45
Hosteltur: Noticias de turismo
Según Spa Consulting

España supera los 700 establecimientos hoteleros dotados de spa

La consultora especializada advierte de la saturación del mercado 1 septiembre, 2011
  • un elemento que está perjudicando aún más el sector es la política de descuentos generalizados

“El turismo de salud es un sector en auge, en tanto en cuanto no existe nuevo proyecto hotelero, o proyecto de reforma, que no se plantee añadir una instalación spa a su oferta general de servicios, ya sea de forma preponderante o complementaria”. Así lo asegura Javier Vázquez-Illá, responsable de Spa Consulting, la primera firma dedicada al asesoramiento y consultoría integral de instalaciones wellness, spa y balnearios.

Este experto calcula que la mitad de los hoteles vacacionales en España dispone de spa, proporción que se sitúa en el 25 % en el caso de los establecimientos urbanos. En opinión de Vázquez-Illá, los spa constituyen “una instalación incuestionable en todo desarrollo hotelero”, al mismo nivel que lo fueron en su día “las salas de reuniones de los hoteles en los 70”, según explica en declaraciones a HOSTELTUR.

Y es que el turismo de salud mueve a multitud de viajeros. Como ya publicaba este diario, los turistas europeos realizan cerca de 9,4 millones de viajes al extranjero cada año para disfrutar de unas vacaciones de reposo en un balneario o en algún spa o bien para someterse a un tratamiento médico, según el informe World Travel Monitor encargado por la feria ITB Berlin. Esta cifra equivale al 2,4% de todos los desplazamientos turísticos internacionales realizados en Europa al año.

Martin Buck, director del departamento de Turismo de Messe Berlin, explica que las vacaciones de salud se han incrementado un 38% durante los últimos cinco años, lo que "supone una gran oportunidad para hoteles y destinos que quieran expandir y mejorar sus servicios".

Base de negocio o complemento

No obstante, el responsable de Spa Consulting advierte de que la incorporación de una instalación de estas características a un hotel no debe ser una decisión a la ligera sino “estratégica” y requiere definir desde un principio si se pretende que el spa sea un apoyo a la ocupación hotelera o un negocio en sí mismo. “El planteamiento de diseño del centro es muy diferente en ambos casos y además debe analizarse previamente si es posible o no contar con mercado local”, señala. El responsable de la consultora explica que es frecuente en este ámbito “encontrar instalaciones muy desenfocadas, realizadas por la típica estrategia del ‘yo también’, que se convierten en una auténtica losa económica para sus propietarios”.

Según Vázquez-Illá, el modelo triunfante en la actualidad es el “amenity spa” en la que el establecimiento hotelero, generalmente vacacional, cuenta con la instalación como un elemento de su oferta de servicios. En este modelo, “el spa no constituye el principal ‘driver’ del establecimiento porque sus clientes no persiguen una experiencia spa ‘holistic’ o integral, corporal y mental, sino más bien relajarse, a la vez que disfrutan de otros servicios del complejo o de los distintos atractivos del entorno”.

Estos “amenity spa”, además de los spa urbano o “day spa” han experimentado un crecimiento vertiginoso en la última década de manera que si en los 90 prácticamente no existían, “en la actualidad superan los 700 en España”.

Enfoque low cost

El responsable de Spa Consulting lamenta que la intensidad de la competencia existente, “fruto del crecimiento acelerado en el número de competidores”, haya provocado que “muchos spa no sean rentables en nuestros días, sobre todo los que se diseñaron con las alegrías de la fase álgida del ciclo económico”. De ahí que, en su opinión, se imponga "un proceso de ajuste en el sector”.

En opinión del consultor, un elemento que está perjudicando aún más el sector es la política de descuentos generalizados lanzada para competir que “está dañando seriamente la rentabilidad de la industria”. “La política de descuentos ha de aplicarse de forma segmentada y vallada, de modo que no se dañen los resultados del establecimiento y se genere desconcierto en la clientela sobre el valor de los servicios”, advierte.

Para hacer frente a los problemas originados por esa eventual saturación del mercado, Vázquez-Illá aconseja aplicar medidas de “revenue management” y cita como ejemplo la web de reservas especializadas en spa y hoteles-spa que prepara Spaconsulting con la intención de dinamizar estas instalaciones. También recomienda minimizar costes: “el enfoque ‘low cost’ también llega a los spa afectados por la crisis y la saturación de la industria, con innovaciones de producto y de marketing, pero, sobre todo, en el proceso de prestación del servicio y en el ámbito organizacional”, concluye.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.