Diario 5766 14.12.2019 | 23:12
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. XIV Jornada en Palma de Willis Towers Watson

Reino Unido: España será por décadas el destino favorito de los británicos

21 septiembre, 2019

El Gobierno británico, a través del Agregado para Asuntos Económicos y Laborales de la Embajada Británica en España, Paul Clark, ha asegurado que hace "todo lo que puede para llegar a un acuerdo" que evite un Brexit duro y la abrupta salida del país de la Unión Europea el próximo 1 de noviembre. También ha afirmado que el sol, la cultura y la gastronomía española han mantenido a los británicos fieles al país, desde mucho antes incluso de que se integrara la Unión Europea. "Por décadas, España seguirá siendo el destino favorito de los británicos".

Clark ha hecho estas afirmaciones durante su intervención ante ejecutivos del sector turístico de Baleares, reunidos en la la XIV Jornada sobre la Gestión de Riesgos en el Sector Turístico de la consultora internacional Willis Towers Watson.

Brexit: un reto

El diplomático ha expresado optimismo en torno a la salida del Reino Unido con un pacto, pero admitó que se precisa "flexibilidad por ambas partes", asegurando que ello haría posible alcanzar un acuerdo antes del Consejo Europeo del 17 de octubre".

Turistas británicas en España (Foto: La Sexta).

Consideró que el Brexit es un reto a medio y largo plazo.A corto plazo, porque es un reto inmediato, para el que solo faltan seis semanas hasta el 31 de octubre, fecha establecida. Afirmó que "el Gobierno no puede ignorar el Brexit porque fue votado en un referendum por más de 17 millones de ciudadanos británicos, el mayor número de votos alcanzado en cualquier otro proceso y por cualquier otra causa en toda la historia del Reino Unido".

Agregó que en su implementación el Gobierno está invirtiendo 6.000 millones de libras esterlinas y el trabajo de más de 10.000 personas.

"El objetivo del Gobierno es salir ordenadamente, con un acuerdo de retirada... no son ciertas las noticias en la prensa de que el Gobierno británico quiera salir sin acuerdo".

No obstante, h aorecisado que la solución pasaría por sacar fuera del acuerdo el tema del backstop, el estatuto especial sobre la frontera física entre Irlanda e Irlanda del Norte porque es un tema desoberanía británica y que el Parlamento finalmente apruebe el acuerdo -que ya ha rechazado en tres ocasiones-. Explicó que el acuerdo abriría un periodo de transición entre el 1 de noviembre de este año y finales de 2020. En ese período, "en el que ni las personas ni las empresas se verían afectadas", la Unión Europea y el Reino Unido negociarían el acuerdo definitivo y la nueva forma de relación entre ambas partes vigente a partir de 2021.

Escenario de Brexit duro

Clark destacó entonces que "sin acuerdo, el Reino Unido pasa a ser de inmediato un tercer país". Dijo que este viernes, Boris Johnson se estaba reuniendo con las máximas autoridada de la UE, mientras el ministro británico para el Brexit, Stephen Barclay, lo hacía conlas de España. Tanto el Reino Unido como la UE quiere un acuerdo, "pero se requiere de flexibilidad de ambas partes".

Inidcó que, a pesar del optimismo, hay que prepararse para todos los escenarios. En este sentido, el Gobierno británico está llevando a cabo un trabajo paralelo de información y asesoría para ayudar a empresas y empresarios a prepararse, a través de avisos técnicos en su portal, especialmenbte, en le caso de los exportadores/importadores para que no se rompa la cadena de suministro.

También, en el sector de la aviación comercial, ambas partes acordaron hace dos semanas extender los derechos de tráfico aéreo hasta octubre de 2020, lo que permitirá a las aerolíneas de ambs parte seguir operando sus rutas como hasta ahora, asegurando la conectividad básica, una medida que está pendiente de la ratificación del Parlamento Europeo, "pero son medidas de cintingencia para el caso de que no haya acuerdo", precisó.

No obstante, habría "costes muy significativos", como el que supondría para el sector turístico la ralentización de los controles de pasaportes para viajeros británicos a su llegada a los aeropuertos españoles, sellarles el pasaporte, que son los controles de rutina para los ciudadanos de terceros países", ha resaltado.

Recordó que el Gobierno británico ha asegurado que a los pasajeros españoles, así como a los del resto de los 26 países miembros de la UE, "aún con Brexit duro, les permitirá pasar por las puertas electrónicas y entrar con su DNI respectivo como hasta ahora, a su llegada a cualquier aeropuerto británico".

Puntualizó que es necesario llegar a un acuerdo antes del 17 de octubre, cuando se celebrará la reunión del Consejo Europeo, pero reiteró que "requiere de flexibilidad de las dos partes".

Concluyó que para el Reino Unido, "la Unión Europea es nuestro primer aliado, queremos unas relaciones muy fluidas, cercanas y estrechas. Sabemos lo que significará, por ejemplo, salir del mercado único europeo, y o aceptamos,pero podemos llegar aun acuerdo de libre comercio qeu puede ser un referente". Agregó que en este acuerdo de podían incluir aspectos para proteger a las empresas de ambas partes y apoyar especialmente a los proveedores en los sectores de transportes y principalmente de aviación.

Fieles a España

Clark, según afirmó, uno de los 300.000 británicos residentes en España, o al menos registrados oficialmente como tales en el consulado británico, hay muchos otros sin registrar. Recordó sus veranos en España y en Mallorca cuando era niño, al mencionar los más de 18 millones de turistas británicos en España en 2018 cuando se registró un fuerte descenso en comparación con el año récord que fue 2017. Sin embargo, destacó que “el año pasado se registró un récord de gasto medio diario del mercado británico de 50 millones de euros, a pesar de la incertidumbre en torno al Brexit y la caída de la libra esterlina, lo que indica que los británicos somos unos clientes fieles al destino España, a su sol, cultura, gastronomía y su gente…”.

Clark ha incidido en la fortaleza de España como destino turístico para los ciudadanos británicos, 3 millones de los cuales visitaron Baleares el año pasado, por lo que ha sostenido que el sectro no debe temer una bajada drástica de viajeros procedentes del Reino Unido cuando el país abandone la UE.

Respecto a Baleares, ha puesto de relieve que el Reino Unido ha sido en los últimos tres años "el mayor inversor" extranjero en las islas. "Tenemos que proteger esta relación", ha recalcado.



Política de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies.