Diario 6038 29.10.2020 | 15:16
Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. La aerolínea alemana del grupo TUI quiere operar destinos vacacionales de larga distancia

TUIfly entrará en el mercado de largo radio, ahora sin Thomas Cook

8 octubre, 2019

El consejo de supervisión de TUI Group ha aprobado un nuevo plan de negocios para TUIfly que contempla que opere vuelos de largo radio desde el último trimestre de 2020. La aerolínea alemana del grupo quiere entrar en ese mercado de larga distancia después de la desaparición de Thomas Cook.

Según una información del portal alemán touristik-actuell.de, la filial alemana del grupo operará los vuelos con aviones Boeing 787. Actualmente, TUIfly Deutschland vuela exclusivamente con aviones Boeing 737-800, su flota está integrada por 34 aparatos, de acuerdo con la base de datos de flotas CAPA.

La entrada en ese mercado está directamente relacionada con la bancarrota de Thomas Cook, a pesar del hecho de que la aerolínea alemana Thomas Cook, Condor, sigue volando.

El portal destaca que TUI Fly está respondiendo con esta expansión a la quiebra de Thomas Cook. "Tras la insolvencia de Thomas Cook, el Consejo de Supervisión discutió a fondo la situación del mercado y las opciones para TUI Fly", afirma un comunicado de la compañía. "LLegamos al convencimiento común de que ahora es el momento de evaluar económica y estratégicamente todos los escenarios de crecimiento en el mercado de vuelos vacacionales y en TUI Fly. Esto incluye la posibilidad del largo radio para TUI Fly desde Alemania".

Las aerolíneas británicas, escandinavas, holandesas y belgas del Grupo TUI ya operan vuelos de larga distancia desde hace años.

Con esta nueva estrategia, la aerolínea de vuelos de vacaciones espera ventajas en la financiación de aeronaves y reducciones de costes, de forma de llevar a la aerolínea TUI de forma permanente a la rentabilidad, señala una fuente de la compañía. Al mismo tiempo, el nuevo impulso puede verse como un rechazo final a la posible fusión con la filial de Cook, Condor.

Aún no se conocen las rutas que debe atender la aerolínea alemana, aunque uno de los enfoques estará probablemente en destinos en los que TUI tiene sus propios hoteles y en los que se encuentran puertos importantes para el intercambio de pasajeros de cruceros. Explícitamente señalan en su declaración “evitando la compra y el fortalecimiento de operadoras de terceros".

Un problema que aún confronta TUI Fly es la baja del Boeing B737 MAX, del que aún le quedan por recibir más unidades del fabricante estadounidense. La paralización de la flota Boeing 737 MAX 8 de la aerolínea, según los cálculos realizados en su momento, le costaba a la compañía alrededor de 3 millones de euros por semana, mientras buscaba arrendar capacidad a corto plazo para sustituir los 15 aparatos que permanecen en tierra. TUIfly Alemania planeaba recibir su primer 737 MAX el 12 de marzo y operar su primer vuelo el 13 de abril desde Hannover a Gran Canaria (ver: La paralización del Boeing 737 MAX le costará a TUIfly 3 M € a la semana).

Por otra parte, la aerolínea deberá recibir la aprobación de la plantilla para este proyecto del largo radio, de lo que está consciente el Consejo de Supervisión. "Todavía hay una tabla gruesa para perforar", dice un miembro de la Junta de Supervisión. Los sindicatos de la negociación colectiva, especialmente el Vereinigung Cockpit, Verdi, los representantes del personal y el comité de empresa, son varios de los que tienen que convencer todavía.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 0

Esta noticia no tiene comentarios.