Diario 5328 21.07.2018 | 02:39
Hosteltur: Noticias de turismo
El regreso a operaciones con pasajeros se alarga

FAA permitiría esta semana vuelos de prueba con el Boeing 787

5 febrero, 2013

La Agencia Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos podría esta misma semana autorizar vuelos de prueba al Boeing 787 Dreamliner, a solicitud del fabricante aeronáutico estadounidense, para recabar datos en pleno vuelo sobre el funcionamiento del sistema de batería y probar una potencial solución. Sin embargo, las operaciones con pasajeros continuarán suspendidas durante semanas. Aún los investigadores estadounidensesy japoneses no han podido determinar las causas del calentamiento de las baterías, causa de los incidentes.

La FAA y Boeing han confirmado este lunes, según informa el diario Seattle Times, que el ente regulador aéreo de EEUU está evaluando la solicitud del fabricante aeronáutico para someter a nuevas pruebas su modelo Dreamliner.

Los vuelos de prueba iniciales reunirán datos sobre el funcionamiento del sistema de baterías de iones de litio que han presentado problemas, la causa de la inmovilización mundial de este nuevo prototipo que ya va por su tercera semana. También Boeing quiere poner a prueba una solución potencial, dijeron las fuentes.

Calculan que faltan varias semanas para que el Boeing 787-Dreamliner vuelva a operar un vuelo con pasajeros. Calculan que faltan varias semanas para que el Boeing 787-Dreamliner vuelva a operar un vuelo con pasajeros.

Sin embargo, los vuelos del B787 con pasajeros no serán reanudados pronto. En el servicio de transporte de pasajeros, es probable que el Dreamliner aún se quede en tierra durante semanas, si no meses, han afirmado al diario dos fuentes distintas. “Incluso, aún cuando Boeing llegue a una solución viable, sus ingenieros tendrán que diseñar, construir y probar exhaustivamnete esa solución”, apuntaron.

La FAA ordenó no operar los Boeing 787 después de registrarse dos graves incidentes con una semana de diferencia, aparte de otros cinco incidentes menores; una prohición a la que se sumaron las autoridades europeas, japonesas y, posteriormente, todas las operadoras de los 50 B 787 en el aire.

En el primero de ellos, una batería estalló en llamas en un B 787 estacionado en el Aeropueto de Boston, a principios de enero, y en el segundo incidente, la batería comenzó a humear en pleno vuelo, obligando a realizar un aterrizaje de emeregencia en Japón.

Las baterias de litio, el centro de la investigación

Los investigadores japoneses han comprobado que las ocho células de la batería de iones de litio del B 787 de la aerolínea japonesa All Nippon Airways (ANA) fueron dañadas por un calentamiento cuya causa se desconoce. "Todas las células muestran daños, particularmente importantes en las unidades 3 y 6", indicó la oficina japonesa de seguridad aérea.

La cusa del calentamiento interno de la batería de iones de litio concentra las investigaciones (Foto: AFP).La cusa del calentamiento interno de la batería de iones de litio concentra las investigaciones (Foto: AFP).

Según la fuente, la temperatura aumentó sin parar, pero el origen de esa anomalía no se conoce. "La batería fue destruida en un proceso llamado de aceleración térmica, en el que el calor sube al punto en que el conjunto se vuelve incontrolable", declaró un responsable de la agencia de seguridad de transporte aéreo (JTSB).

Potencial solución

Una solución que Boeing está considerando es fortalecer la capacidad de la batería de iones de litio de contener el sobrecalentamiento interno y mejorar el sistema de ventilación, por el que los materiales gaseosos o líquidos calientes salgan de la caja de la batería y sean dirigidos fuera del avión, según el diario, aunque aún busca la forma de hacerlo.

Sin embargo, los vuelos iniciales simplemente recopilarán datos sobre la forma en que la batería se ve afectada por los cambios de temperatura durante el ciclo de vuelo, así como por el impacto de las vibraciones durante los aterrizajes y despegues. Aún Boeing investiga las posibles causas.

Tampoco el Comité Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB), que investiga el incendio Boston, no ha dado hasta ahora indicación alguna de que se haya determinado la causa. Analistas señalan que la vuelta a las operaciones, aunque sólo sea para vuelos de prueba, sería un primer indicio de que Boeing está en camino de resolver los problemas técnicos de su modelo más avanzado y construido en un alto porcentaje de materiales compuestos, que lo hacen más ligero y eficiente en el consumo de combustible.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios

Esta noticia no tiene comentarios.