Hosteltur: Noticias de turismo
Edición España. Afirman que la laxitud en las normas ha tenido un impacto negativo en el destino

Hoteles de Barcelona piden mayor firmeza ante los alquileres turísticos  

19 noviembre, 2019 Premium

La semana pasada el gobierno municipal de Barcelona prohibió por un año la apertura y ampliación de pisos turísticos, como publicaba HOSTELTUR, pero de todas formas el Gremi d’Hotels de Barcelona ha pedido al Ayuntamiento que actúe “con exigencia pertinente”, para que no siga creciendo esta modalidad de alojamiento.

La laxitud en las normativas de la Generalitat ha hecho que Barcelona sufra consecuencias negativas en el ámbito de la calidad y la excelencia turística y, también con afectaciones sobre la convivencia vecinal y del parque de vivienda de la ciudad”, señala la entidad en un comunicado

Ante esta realidad, los hoteleros pidieron al Ayuntamiento de Barcelona actuar con “propiedad y firmeza” a fin de “evitar el crecimiento descontrolado de esta nueva modalidad en la ciudad” y de esa forma “prevenir de sus efectos a la sociedad, mediante los parámetros de exigencia pertinentes”.

El Gremio envió el mismo mensaje al Gover de la Generalitat de Cataluña, planteando que “la liberación excesiva” del alquiler de habitaciones turísticas ha sido “especialmente perjudicial para algunos destinos”.

Y advirtió que la actual propuesta de la Generalitat “no contempla unos parámetros suficientemente exigentes para garantizar la gestión y el control de esta nueva modalidad”, en aspectos vinculados a la fiscalidad, parámetros de seguridad, condiciones laborales y capacidad inspectora.

Para comentar, así como para ver ciertos contenidos de Hosteltur, inicia sesión o crea tu cuenta

Inicia sesión
Comentarios 1
El alojamiento turístico no es necesariamente sinónimo de turista de "baja calidad". Elegir el tipo de alojamiento adecuado al estilo de viajar forma parte del conjunto de decisiones que se toman al planificar. Para una familia con bebés puede ser más interesante esta opción que la de un hotel por razones obvias. Limitar la libre competencia en lugar de trabajar en entender qué es lo que busca el cliente e intentar mejorar es como sembrar brasas encendidas en un pajar e intentar mantener controlado el fuego. Mejor regulación sí, limitaciones arbitrarías y absurdas, no.